¿Su familia tiende a los ACV? Una vida saludable reduce el riesgo

¿Su familia tiende a los ACV? Una vida saludable reduce el riesgo
| Foto: GETTY IMAGES

¿El accidente cerebrovascular (ACV) ha afectado a su familia de forma particularmente dura? Un estilo de vida saludable podría ser su mejor defensa, muestra una nueva investigación.

El estudio de más de 306,000 británicos encontró que hacer ejercicio, comer bien y no fumar redujo el riesgo de ACV, incluso entre los que tenían un ADN que los predisponía a esos ataques.

Los hallazgos "resaltan el potencial de las medidas del estilo de vida para reducir el riesgo de ACV en poblaciones enteras, incluso en los que tienen un riesgo genético alto de ACV", según un equipo dirigido por Loes Rutten-Jacobs, investigadora en el Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas, en Bonn.

El estudio de 7 años de duración siguió los resultados de miles de residentes de Reino Unido. Al inicio del estudio, tenían entre 40 y 73 años de edad, y no tenían antecedentes de ACV ni de ataque cardiaco.

Los investigadores utilizaron 90 variantes genéticas que se sabe que están vinculadas con el accidente cerebrovascular para calcular la "puntuación de riesgo genético" de cada participante del estudio.

Por supuesto, los genes fueron importantes. En general, la tasa de ACV aumentó en un 35% en las personas con una puntuación de riesgo genético alta en comparación con las que tenían una puntuación baja, encontraron los autores del estudio.

Pero las personas con un estilo de vida saludable (que no fumaban, no tenían sobrepeso, hacían ejercicio con regularidad y consumían una dieta rica en frutas, verduras y pescado) tenían un riesgo de ACV un 66% más bajo que las que tenían un estilo de vida malsano. Esto se sostuvo independientemente de su nivel de riesgo genético de ACV, señalaron los investigadores.

El estilo de vida pareció ser especialmente crucial para las personas con un riesgo genético alto de ACV. Según el estudio, las personas con un riesgo genético alto y además un estilo de vida malsano aumentaban en más del doble sus probabilidades de ACV, en comparación con las personas con un riesgo genético bajo y un estilo de vida saludable.

El sexo también pareció ser importante. A lo largo de todas las categorías de riesgo genético y estilo de vida, los hombres tenían un riesgo de ACV más alto que las mujeres, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 24 de octubre de la revista BMJ.

El estudio no pudo probar causalidad, pero expertos en Estados Unidos dijeron que los hallazgos tienen sentido.

"Nos recuerdan una vez más que se debe enfatizar un estilo de vida saludable en todas las poblaciones", planteó la Dra. Eugenia Gianos, directora de salud cardiaca de las mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Fumar se asoció con las tasas más altas de ACV", anotó, "y el riesgo fue alto en los fumadores independientemente de que tuvieran un riesgo genético alto o bajo".

El Dr. Andrew Rogove, director de servicios del accidente cerebrovasculares en el Hospital de Southside de Northwell Health, en Bay Shore, Nueva York, dijo que el estudio estuvo limitado por su enfoque en los pacientes blancos, y que no separó los varios subtipos de ACV.

Sin embargo, "es de cualquier forma importante mostrar que las personas pueden elegir unas modificaciones de un estilo de vida saludable para reducir su riesgo de ACV, independientemente de su composición genética predeterminada", enfatizó Rogove.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de ACV.

Comparte tu opinión