Beber café ¿reduce el riesgo de cálculos biliares?

Beber café ¿reduce el riesgo de cálculos biliares?
Los estadounidenses beben, en promedio, entre 1 y 2 tazas de café por dí | Foto: ISTOCK

Entre los inesperados beneficios que el café parece conferir, podría encontrarse un menor riesgo de padecer los dolorosos cálculos biliares. Así lo señaló un reciente estudio tras analizar a casi 105 000 personas durante un promedio de ocho años. Los autores encontraron que aquellos que bebían más de seis tazas experimentaron una reducción del 23% en el riesgo de sufrirlos.

"Una ingesta alta de café se asocia con un riesgo más bajo de cálculos biliares", aseguró la doctora Anne Tybjaerg-Hansen, autora del estudio y jefa médica del departamento de bioquímica clínica del hospital Rigshospitalet, uno de los más grandes de Dinamarca. Según la experta, eso sería una buena noticia para los daneses, de los cuales un 6% bebe seis tazas de café o más cada día.

Pero ¿Qué pasa con el danés promedio que solo bebe dos tazas al día? ¿O con el estadounidense o británico promedio que consumen entre una y dos tazas al día? El estudio también tiene buenas noticias para ellos, ya que incluso cantidades pequeñas de café parecen ofrecer este beneficio.

En comparación con las personas que se abstenían del café, los participantes que bebían apenas una taza al día experimentaron una reducción en el riesgo en más o menos 3%. Además, los que consumían de tres a seis tazas al diarias observaron una reducción del riesgo en un 17%. Los hallazgos se publicaron en Journal of Internal Medicine.

Posible responsable

Los cálculos biliares son depósitos duros que pueden estar compuestos por bilirrubina o colesterol (este último es el tipo más común), y, como su nombre lo indica, se forman en la vesícula biliar. Esta es un pequeño órgano con forma de pera que se encuentra debajo del hígado.

El tamaño de los cálculos biliares puede variar desde el tamaño de un grano de arena hasta el de una pelota de golf. Además, mientras que en algunas personas se presenta un único cálculo, otras pueden desarrollar muchos al mismo tiempo. En algunas circunstancias, pueden bloquear los conducto biliares, y se caracterizan por causar un dolor extremo.

Los especialistas aseguran que se puede reducir el riesgo manteniendo un peso saludable, que no se modifica abruptamente, evitando saltar las comidas y fijando horarios de almuerzo y cena.

Entonces ¿Por qué el café resulta beneficioso? Tybjaerg-Hansen dijo que, por ahora, "solo podemos especular al respecto". Sin embargo, anotó que como la cafeína se excreta a través de la bilis, es posible que reduzca la cantidad de colesterol presente en la misma. Esto podría reducir el riesgo de cálculos biliares, dado que su desarrollo "depende de un equilibrio, sobre todo, entre el colesterol y los ácidos biliares", explicó la experta.

El café también estimula a las contracciones musculares que mueven el contenido a lo largo del tracto gastrointestinal. En cuanto a si lo que sirve como remedio milagroso en el café es su contenido de cafeína, Tybjaerg-Hansen apuntó que "es una posibilidad". Eso abre la posibilidad de que el también pueda resultar beneficioso, aunque para saberlo, son necesarias más investigaciones.

Sea lo que sea que otorga su poder al café, los autores creen que su próximo análisis consistirá en mostrar si este, en lugar de los factores y hábitos de quienes lo toman, tiene algo que ver.

Otras opiniones

A pesar de los prometedores hallazgos, algunos expertos no parecen estar de acuerdo. Según informa HealthDay, el doctor Anthony Bleyer, profesor de nefrología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Wake Forest, que no participó del estudio, señaló que, aunque no conocía ningún vínculo entre el café y el riesgo de cálculos biliares, "parece que cada semana hay una nueva historia sobre cómo el café podría o no asociarse con algún beneficio".

Y agregó: "Muchas bases de datos de gran tamaño recolectan información sobre el café. Es fácil realizar una comparación con casi cualquier factor: osteoporosis, aumento de peso, pérdida del sueño, úlceras, cáncer o mortalidad".

También advirtió que a pesar de que muchas personas encuentren que estudios como este son interesantes, "consumir seis tazas de café es bastante, y el alto nivel de cafeína podría causar efectos importantes en el sueño, reflujo gástrico y arritmias".

Finalmente, Bleyer apuntó que las personas que beben mucho café "también podrían tener otros cambios en la dieta". Y quizá esos cambios, en lugar del café en sí, sean los que afectan al riesgo de cálculos biliares. Por ello, su conclusión es que no se debe dar demasiada importancia al poder del café para reducir el riesgo de cálculos biliares, ya que, por ahora, "estos estudios solo muestran una asociación que no es causal".

Comparte tu opinión