Los mejores tés para quemar grasas

Foto: ISTOCK

Las infusiones son bebidas que se obtienen a partir de verter agua, sin que llegue al punto de ebullición, sobre flores, frutos, semillas, raíces y hojas. Entre las más comunes se destaca el té, que gracias a su rico contenido en antioxidantes, flavonoides y polifenoles, se asocia con beneficios para la salud. A continuación te contamos cuáles son los mejores para eliminar la grasa corporal:

Tipos de grasas

Aunque tengan una connotación negativa, las grasas son una parte esencial de las dietas. Algunas son más saludable que otras, como las mono o poliinsaturadas, en comparación a las saturadas o trans. Esto se debe a que no aumentan el nivel de colesterol, evitando el riesgo de desarrollar problemas cardíacos.

Alimentos grasos

Puedes obtener grasas saludables de alimentos como el aceite de oliva, canola, maíz, girasol, cártamo o soya. Mientras que, los helados, leche entera, quesos, cremas o ciertos tipos de carnes, son productos que debes evitar ya que incrementan las variantes saturadas o trans. Otra manera de combatir la acmulación grasa es con las siguientes infusiones:

1. Té rooibos
Foto: ISTOCK

1. Té rooibos

Rooibos es una planta sudafricana que significa arbusto rojo, aunque no hay que confundirla con el té rojo. La evidencia científica señala que su rico contenido de polifenoles y flavonides ayudaría a reducir la formación de nuevas células grasas. Además, estimula la secreción de leptina, una hormona que fomenta la sensación de saciedad.

Los tés más curativos
2. Té de espino o berberis
Foto: ISTOCK

2. Té de espino o berberis

El fruto, la corteza y la raíz del arbusto espino, berberis o uva de Oregon contienen berberina, un compuesto capaz de acelerar el gasto de energía y modificar la capacidad de absorción de las células grasas. Por ello, se cree que su consumo podría ser efectivo para combatir la diabetes, reducir el colesterol y bajar de peso.

Té contra la diabetes
3. Té oolong
Foto: ISTOCK

3. Té oolong

Por sus efectos antioxidantes y digestivos, este té chino se utiliza para activar el metabolismo y bajar el colesterol. Un estudio encontró que beber 8 g. de oolong a diario ayudaría a reducir la capa de grasa subcutánea. Esto sería posible gracias a su gran contenido de polifenoles, específicamente las catequinas. También se lo recomienda a pacientes diabéticos, para controlar el azúcar en sangre.

4. Té pu-erh

Por tener una importante cantidad de cafeína, este té fermentado de origen chino se usa para mejorar el rendimiento cognitivo y estar más alerta. Aunque aún se necesitan más investigaciones que respalden otros usos, existe evidencia que señala que sería útil para disminuir el tamaño de las células grasas.

5. Té blanco
Foto: ISTOCK

5. Té blanco

Es una infusión que se preparar con las yemas de las hojas de la planta Camellia sinensis, originaria de China. Diferentes estudios encontraron que es rico en cafeína y antioxidantes, especificamente un tipo de catequina llamado epigalocatequina galato. Este sería de ayuda para bloquear la formación de células grasas y activiar procesos corporales que eliminen la grasa acumulada.

6. Té verde
Foto: ISTOCK

6. Té verde

Muchas investigaciones coinciden en que beber té verde ayudaría a reducir el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura. Aunque se necesitan más estudios que prueben esta asociacón, se cree que sería posible gracias a sus capacidades termogénicas, es decier, que aumenta la temperatura del cuerpo eliminando el tejido graso.

Todo lo que cura el té verde

7. Té de manzanilla

La manzanilla puede ayudarte a combatir las grasas "malas" gracias a que tiene colina, un nutriente perteneciente a las vitaminas B. Este compuesto interviene en distintas reacciones metabólicas, incluyendo la protección del hígado contra la acumulación adiposa, o la eliminación de esta en la sangre.

10 beneficios de la manzanilla para la s

Precauciones

El consumo excesivo de té puede dificultar la absorción de hierro, por eso se recomienda tomarlo fuera del horario de comidas (una hora antes o después). Tampoco se recomienda para aquellas personas que tienen hipertensión, ya que todas las variedades de té son ricas en teína, la misma molécula de la cafeína.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Natural Medicines, PubMed.

Comparte tu opinión