Ser padre puede afectar el corazón de los hombres

JUEVES, 30 de mayo de 2024 (HealthDay News) -- El viejo chiste sostiene que la paternidad hace que a los hombres les salgan canas prematuramente.

Sea cierto o no, ser padre parece poner a los hombres en mayor riesgo de mala salud cardiaca más adelante en la vida, encuentra un estudio reciente.

Ser padre puede afectar el corazón de los hombres

Los padres tendían a tener una peor salud cardiaca que los hombres sin hijos, basándose en factores como la dieta, el ejercicio, el tabaquismo, el peso, la presión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre, informaron los investigadores en la revista AJPM Focus.

"Los cambios en la salud cardiaca que encontramos sugieren que la responsabilidad adicional del cuidado de los niños y el estrés de la transición a la paternidad podrían dificultar que los hombres mantengan un estilo de vida saludable, como una dieta saludable y ejercicio", señaló el investigador, el Dr. John James Parker, profesor asistente de pediatría y medicina interna general de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

En el estudio, los investigadores analizaron datos de más de 2,800 hombres de 45 a 84 años de edad.

Aunque los padres tenían una peor salud cardiaca, el estudio también encontró que en realidad tienen unas tasas de mortalidad más bajas que los hombres sin hijos.

Esto podría deberse a que los padres tienen un mejor sistema de respaldo social, y la conexión social se ha vinculado con un riesgo más bajo de muerte, dijo Parker.

"Los padres también podrían ser más propensos a tener a alguien como su futuro cuidador [es decir, sus hijos] para ayudarlos a asistir a las citas médicas y administrar los medicamentos y los tratamientos a medida que crecen", anotó Parker en un comunicado de prensa de la Northwestern.

"También encontramos que los padres tenían unas tasas más bajas de síntomas depresivos que los que no eran padres, así que la salud mental podría estar contribuyendo a unas tasas de mortalidad ajustadas por edad más bajas en los padres", añadió Parker.

El estudio encontró que los hombres negros se beneficiaron particularmente de ser padres, con una tasa de mortalidad más baja que los no padres negros.

"La paternidad puede ser protectora para los hombres negros", dijo Parker. "Tal vez convertirse en padre ayude a promover un estilo de vida saludable para los hombres negros. Estudiar más a fondo esta asociación podría tener importantes implicaciones para la salud pública".

Por otro lado, los hombres que se convirtieron en padres a una edad más temprana (a los 25 años o menos) tendían a tener una peor salud cardiaca y unas tasas de mortalidad más altas.

"Si tienes menos de 25 años, podrías ser menos estable financieramente, tu cerebro podría ser menos maduro y, especialmente en el caso de las minorías raciales y étnicas, podrías tener trabajos peor pagados con menos beneficios y políticas de licencia limitadas", dijo Parker. "Todo esto puede hacer que sea más difícil concentrarse en su salud. Hay muchas intervenciones de salud pública para las madres jóvenes, pero nadie ha mirado realmente a los padres jóvenes de esta manera".

El estudio también encontró una tasa más alta de tabaquismo entre los padres, lo que contradice otros estudios que han indicado que muchos hombres dejan de fumar cuando tienen hijos, dijo Parker.

"Este estudio observó a los padres mayores, así que es posible que los hombres dejen de fumar cuando se convierten en padres, pero más tarde, quizá se estresen más y retomen el hábito", dijo Parker. "De cualquier manera, debemos observar lo que está sucediendo con las tasas de tabaquismo, porque fumar es una de las principales causas de muerte preventiva, y si un padre fuma, también influirá en sus familias".

Más información

Johns Hopkins Medicine ofrece más información sobre los riesgos cardíacos especiales para los hombres.

FUENTE: Universidad Northwestern, comunicado de prensa, 28 de mayo de 2024

Comparte tu opinión