Según Fauci, la variable BA.2 quizá no conduzca a una oleada letal

JUEVES, 24 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- La nueva subvariante de la ómicron, la BA.2, se está propagando por Estados Unidos, y pronto se arraigará como la variante dominante de la COVID, señaló el martes el Dr. Anthony Fauci, asesor médico principal de la Casa Blanca.

"Al final será la variante predominante en este país", declaró Fauci a HealthDay. "Conforma alrededor de un 85 por ciento de las variantes del mundo, y alrededor de más de un 30 por ciento de las variantes en Estados Unidos. Tiene lo que se conoce como una ventaja de transmisión, lo que significa que se transmite de una forma un poco más eficiente que la BA.1, que es la variante ómicron original".

Según Fauci, la variable BA.2 quizá no conduzca a una oleada letal

Pero Fauci y otros expertos en enfermedades infecciosas no creen que la BA.2 vaya a provocar el tipo de estragos causado por las variantes anteriores.

Los casos de COVID podrían aumentar, quizá incluso dispararse en algunos lugares, pero los expertos sienten un optimismo cauto respecto a que la BA.2 no provocará un aumento marcado en las hospitalizaciones y las muertes, ni una necesidad inmediata de volver al uso de máscaras y al distanciamiento social.

Esto se debe en parte a que la BA.2 no es una variante de COVID del todo nueva, como fueron la delta y la ómicron, anotó el Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases.

"Casi se puede pensar en ella como en la 'hija de la ómicron'. Es ligeramente distinta, pero no muy distinta", aclaró Schaffner.

"Parece ser incluso más contagiosa que la ómicron, si se lo puede imaginar", continuó Schaffner. "Pero la BA.2 tiene dos características que son afortunadas. La primera es que parece que no produce una enfermedad más grave. Y la segunda es que parece que nuestras vacunas actuales proveen más o menos el mismo grado de protección contra la BA.2 que contra la ómicron".

La ómicron BA.2 se está propagando por Reino Unido y la Unión Europea, y esos países proveen un pronóstico de lo que los estadounidenses pueden prever, aseguró Fauci, que también es director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU.

"Están experimentando un aumento en los casos que no parece estar acompañado por un aumento en la gravedad de la enfermedad manifestada por un incremento inusual en las hospitalizaciones", apuntó Fauci. "Así que aunque parece haber más casos, no observan un aumento en la utilización de las camas de cuidados intensivos, lo que es un reflejo de que la BA.2 no parece asociarse con una enfermedad más grave".

Protección de la hospitalización, pero no de la infección

Tristemente, los científicos han averiguado que la protección de la vacuna parece menguar "con bastante facilidad", tanto entre los vacunados como entre los que han sufrido una infección natural, anotó Fauci.

"Si se observa la eficacia de la vacuna y se mide solo la infección sintomática, tras unos pocos meses de la infección o la vacunación, hay una reducción más bien significativa en la eficacia de la vacuna", dijo Fauci.

"Lo que parece sostenerse, incluso tras varios meses, es la protección contra la hospitalización", aseguró Fauci. "La conclusión es que es mucho más fácil proteger de la hospitalización que proteger de la infección".

Entonces, aunque haya más probabilidades de contraer un caso leve de BA.2, si está vacunado y ha recibido los refuerzos, las probabilidades de acabar en la sala de emergencias son bajas, dijeron los expertos.

"Las personas que están vacunadas y se han puesto los refuerzos no parecen estar experimentando un aumento significativo en la tasa de hospitalización por enfermedades graves entre la BA.1 y la BA.2", comentó el Dr. Aaron Glatt, jefe de enfermedades infecciosas de Mount Sinai South Nassau en Oceanside, Nueva York. "La BA.2 es más contagiosa que la BA.1, pero también es un hecho que la BA.2 no es más peligrosa que la BA.1. Esos son dos hechos muy sólidos".

Glatt también sospecha que los lugares muy afectados por la ómicron no sufrirán un doble golpe con la BA.2, porque ambas son casi iguales. Es muy probable que la inmunidad natural adquirida con la variante original BA.1 cubra a la BA.2 hasta cierto punto.

Debido a estos factores, los expertos en enfermedades infecciosa no prevén que se vuelvan a instaurar los requisitos de uso de máscaras y distanciamiento social de forma generalizada debido a la BA.2, incluso aunque los casos comiencen a aumentar.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. actualizaron hace poco su rastreo comunitario de la COVID para enfocarse en las hospitalizaciones, más que en los conteos de casos. Si la BA.2 no está provocando más hospitalizaciones, entonces no se presionará a las comunidades para que vuelvan al uso de las máscaras.

La época del año también tiene un rol: la BA.2 está cobrando impulso justo cuando comienzan los meses de primavera y verano en Estados Unidos, apuntó el Dr. Abinash Virk, especialista en enfermedades infecciosas de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

"Hay una mayor capacidad de estar al aire libre y hacer cosas de exteriores, y entonces la concentración de actividad bajo techo se reduce", dijo Virk. "Con algo de suerte, las tasas de infección no serán igual de altas que con la ómicron BA.1".

Las vacunas siguen siendo la mejor protección

Los expertos siguen recomendando que las personas se vacunen y se pongan los refuerzos contra la COVID, para prevenir las hospitalizaciones y para protegerse mejor de la BA.2.

"Todavía debemos hacer un mejor trabajo con la vacunación", enfatizó Fauci. "Apenas un 65 por ciento de la población total está vacunada del todo. De los vacunados, solo un 50 por ciento han recibido el refuerzo".

Y las personas con un mayor riesgo de una COVID grave (como las que no se han vacunado, las mayores o las inmunocomprometidas) deben pensar en seguir usando máscaras y manteniendo el distanciamiento social mientras la BA.2 se propaga, añadió Virk.

"A nivel individual, pienso que las personas pueden seguir tomando decisiones por sí mismas", apuntó Virk. "Algunos días, uso una máscara para ir al supermercado, y a veces no la uso. Depende de qué tan abarrotado esté y esos tipos de cosas".

Por último, siempre hay probabilidades de que surja otra variante de la COVID que plantee una amenaza incluso mayor, advirtieron los expertos. Algo así cambiaría la situación por completo.

"Incluso podría ocurrir una nueva variante que evada la protección de nuestras vacunas actuales", dijo Schaffner. "Si esto sucede, habrá que comenzar de nuevo".

"Es una posibilidad, y debemos estar preparados", señaló Fauci respecto al surgimiento de una nueva variante de la COVID. "Recuerden que han salido variantes de la nada que nos han sorprendido. La delta no se originó en Estados Unidos. Se originó en India. La ómicron se originó en el sur de África".

"Siempre que haya muchas dinámicas virales por todo el mundo, habrá un riesgo de que surja una variante que sea muy distinta a lo que hemos experimentado hasta ahora", continuó Fauci. "Aunque a todos nos complace que estamos en la dirección correcta y que seguimos teniendo una disminución en los casos y en las hospitalizaciones y en las muertes, no podemos confiarnos demasiado. Debemos prepararnos para la eventualidad de otra variante".

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la ómicron BA.2.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Comparte tu opinión