Ponerse los refuerzos contra la COVID ayuda a los anticuerpos a durar más

MIÉRCOLES, 28 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Aunque ponerse una vacuna contra la COVID-19 provee anticuerpos contra el coronavirus, recibir un refuerzo crea una respuesta de anticuerpos de mayor duración, según una investigación reciente.

"Estos resultados encajan con otros informes recientes, e indican que las dosis de refuerzo potencian la durabilidad de los anticuerpos producidos por las vacunas", señaló el investigador sénior, el Dr. Jeffrey Wilson, de la división de asma, alergias e inmunología de la Universidad de Virginia (UVA), en Charlottesville.

Ponerse los refuerzos contra la COVID ayuda a los anticuerpos a durar más

"Aunque solo alrededor de la mitad de la población de EE. UU. que es elegible para un refuerzo lo ha recibido, está cada vez más claro que los refuerzos mejoran la protección conferida por la serie primaria de vacunas de ARNm", comentó Wilson en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio de casi 350 voluntarios, recibir un refuerzo de ARNm (de las farmacéuticas Pfizer o Moderna) produjo unos anticuerpos más duraderos en todos los receptores, encontraron los investigadores. Esto fue cierto incluso entre los que se habían recuperado de una infección con la COVID-19.

Los investigadores trabajaron con 117 voluntarios que eran empleados de la UVA, que habían recibido una dosis de refuerzo, y con 228 voluntarios que solo habían recibido una serie primaria de dos dosis de la vacuna.

Los resultados del estudio revelaron unos niveles similares de anticuerpos en ambos grupos, más o menos entre una semana y 31 días tras inyectarse. Entonces, los anticuerpos reforzados duraron más.

"Nuestra idea inicial era que los refuerzos conducirían a unos niveles más altos de anticuerpos que la serie de vacunación primaria, pero eso no fue lo que encontramos", aclaró el coautor, Samuel Ailsworth. "Más bien, encontramos que el refuerzo condujo a anticuerpos más duraderos".

Ambos refuerzos de las vacunas de ARNm proveen unos mejores niveles de protección, pero los niveles de anticuerpos de Moderna superaron a los de Pfizer durante el periodo de cinco meses del estudio.

Las infecciones con la COVID-19 eran altas en la comunidad en el momento en que se administraron los refuerzos. Al estudiar también a los que tuvieron una infección con la COVID, los investigadores encontraron que "la inmunidad híbrida no explicaba la durabilidad potenciada de los anticuerpos observada tras la vacunación con los refuerzos".

El equipo de investigación de Wilson encontró que los anticuerpos de la serie de vacunación primaria producidos por Pfizer se reducían más rápido que los producidos por Moderna. También encontraron que los receptores con más edad de la vacuna de Pfizer generaban menos anticuerpos que los receptores de menos edad, pero que la diferencia desaparecía con el tiempo. La edad no fue un factor respecto a los anticuerpos de la vacuna de Moderna.

Los hallazgos del estudio se publicaron en una edición reciente de la revista Annals of Allergy, Asthma & Immunology.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los refuerzos contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Virginia School of Medicine, news release, Dec. 21, 2022

Comparte tu opinión