Poder canino: los perros de terapia ofrecen un rápido alivio en emergencias

JUEVES, 10 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Es probable que un día que incluya un viaje a la sala de emergencias sea muy estresante, pero el mejor amigo del hombre quizá pueda ayudarlo a afrontarlo, encuentra una investigación reciente.

El estudio encontró una reducción en el dolor, la ansiedad y la depresión que abarcaba de un 43 a un 48 por ciento entre los pacientes que fueron tratados con una visita de un perro de terapia entrenado mientras estaban en el departamento de emergencias.

Poder canino: los perros de terapia ofrecen un rápido alivio en emergencias

"Lo principal es que encontramos que ayudaban a reducir el dolor de una forma significativa, lo que tiene una gran importancia. Debemos estudiar esto, y su motivo, más", señaló la autora del estudio, la Dra. Coleen Anne Dell, profesora del departamento de sociología de la Universidad de Saskatchewan, en Canadá.

En este ensayo clínico, los investigadores midieron el dolor, la ansiedad, la depresión y el bienestar de los pacientes en una escala establecida de 11 puntos, y midieron la presión arterial y la frecuencia cardiaca antes, inmediatamente después y 20 minutos tras una visita de un perro de terapia en el Hospital Universitario Real.

Las visitas duraron en promedio 10 minutos, durante los cuales el adiestrador canino tal vez hablara sobre las mascotas mientras el paciente acariciaba al perro.

Dell recuerda a un paciente que le explicó que su dolor era como si su cerebro estuviera en llamas. Tenía mucha ansiedad y depresión. Tras la visita del perro, el cambio era palpable, aseguró Dell.

"Se podía sentir que toda esa energía de estrés se había simplemente disipado, y vimos a la persona acariciar al perro y tener una conversación con el adiestrador", dijo Dell. "A veces tienen conversaciones. A veces no las tienen. A veces el perro solo se acurruca con ellos y reciben el consuelo del animal".

Alrededor de un 80 por ciento de los pacientes del departamento de emergencias experimentan dolor mientras están allí, apuntó Dell. Y la ansiedad puede empeorarlo.

El dolor es una experiencia tanto emocional como sensorial compleja, que es única en cada individuo, apuntó Dell. Los perros forjan una conexión con las personas de una forma que es difícil de explicar. Parte es que se percibe que no juzgan, mientras que los humanos con frecuencia lo hacen, planteó Dell.

Los perros son una parte del equipo de atención del departamento de emergencias. No están ahí solo para el bienestar de los humanos. Es una relación recíproca, enfatizó Dell.

"Siempre cuidamos de su bienestar, para asegurar que obtengan algo de estas visitas. Y esta es la forma en que se eligen estos perros. Simplemente les encantan las personas", comentó Dell.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 9 de marzo de la revista PLOS ONE.

La Dra. Torree McGowan trabaja en el departamento de emergencias del Centro Médico St. Charles, en Oregón, y también ha observado el valor de tener perros en emergencias.

"Pienso que es de verdad divertido comenzar a obtener algunos datos sobre cosas que nos parecen obvias a la mayoría de nosotros, que es, en gran medida, que tener a un animal en una situación muy estresante puede ayudar a las personas a relajarse y a estar más calmadas", planteó McGowan.

Los niños parecen responder particularmente bien a los animales, afirmó.

En el St. Charles, el programa incluye visitas de los animales siempre que es posible. Unos hospitales más grandes quizá tengan más perros con quienes trabajar, y cuenten con ellos en un horario regular, dijo McGowan.

Los médicos de la sala de emergencias sopesan cuales podrían ser los riesgos y los beneficios de cada intervención que realizan, anotó.

"Que un perro de terapia visite e interactúe con una persona la distrae del miedo y la ansiedad de la espera", según McGowan.

Aunque los medicamentos pueden tener muchos efectos secundarios, con los perros "tener algo que sea tan seguro, como la visita en perro, es una oportunidad de verdad buena con la que contar en la sala de emergencias, porque el riesgo es muy bajo", observó McGowan.

Tanto McGowan como Dell anotaron que unos protocolos, que incluyen el adiestramiento y la limpieza, hacen que las visitas de las mascotas de terapia sean seguras e higiénicas para los pacientes.

Los programas de terapia serían una magnífica oportunidad para que los hospitales se asocien con las organizaciones comunitarias, sugirió McGowan.

"Pienso que es una oportunidad de verdad maravillosa para comenzar a considerar a los pacientes no solo como una enfermedad y cómo lo resolvemos con algo de medicina, sino para devolver algo de humanidad a la forma en que atendemos a los pacientes", señaló McGowan.

El Dr. Erik Blutinger, médico de emergencias del hospital Mount Sinai Queens, en la ciudad de Nueva York, ha visto de primera mano que los perros de terapia mejoran el estado de ánimo de los pacientes, aunque su hospital no cuenta ahora con un programa de perros de terapia.

"Pienso que sus hallazgos son potencialmente generalizables, y reflejan lo que he visto en el ambiente clínico. Sí pienso que el bienestar, la depresión y la ansiedad son áreas clave que demandan métodos novedosos para gestionarlos, porque son tan multifacéticos y profundos, y con frecuencia difíciles de tratar con una terapia obvia", señaló Blutinger.

No está claro cuáles son los mecanismos subyacentes de que pasar un rato con un perro pueda aliviar el dolor y la ansiedad de una persona. Blutinger dijo que una posibilidad es que cuando algo lleva a la satisfacción y al disfrute, desencadena un nivel creciente de dopamina en el cuerpo. Sugiere que esto podría contrarrestar el dolor, además de reducir la presión arterial y la frecuencia cardiaca de una persona.

"Pienso que este sentimiento es, plantearía, una cualidad inherente de sensación de bienestar, hablando desde el punto de vista fisiológico. Y eso es lo que se trae a la superficie cuando los pacientes entran en contacto con los perros de terapia, por una variedad de motivos", añadió Blutinger. "Pero creo que uno podría relacionarse con el concepto evolutivo de estar mejor en grupos y de sentir que si podemos establecer una conexión con otras especies, se trata de una emoción bastante potente".

Más información

El Club Americano de Perreras (American Kennel Club) ofrece más información sobre los perros de terapia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Colleen Anne Dell, PhD, Centennial Enhancement Chair in One Health and Wellness, professor, department of sociology, University of Saskatchewan, and senior research associate, Canadian Centre on Substance Abuse and Addiction, Saskatchewan; Torree McGowan, MD, emergency physician, St. Charles Medical Center, Bend, Ore.; Erik Blutinger, MD, emergency physician and assistant professor, Mount Sinai Queens, New York City; PLOS ONE, March 9, 2022, online

Comparte tu opinión