Observan conexiones cerebrales prolongadas en adultos con autismo

Observan conexiones cerebrales prolongadas en adultos con autismo
| Foto: GETTY IMAGES

Las conexiones entre las distintas áreas del cerebro se mantienen más tiempo de lo usual en las personas con autismo, lo que quizá explique algunos de sus síntomas, sugiere un estudio reciente.

Es posible que esas conexiones prolongadas dificulten que el cerebro cambie de una actividad a otra, plantearon los investigadores.

"A las personas con autismo no les gustan los estímulos inesperados, y esto podría deberse a que [sus] cerebros no son tan eficientes al cambiar rápidamente entre ideas o pensamientos", comentó el autor sénior, el Dr. Jeff Anderson, profesor de radiología en University of Utah Health.

Los investigadores utilizaron un nuevo tipo de IRM para determinar cuánto tiempo duraba la conectividad entre más de 300 áreas del cerebro. El estudio incluyó a cientos de participantes, con autismo o sin el trastorno.

El grupo con autismo tenían una conectividad prolongada (de hasta 20 segundos) entre las áreas del cerebro, mientras que los vínculos desaparecían con mucha mayor rapidez en las personas sin autismo, mostraron los hallazgos.

Los investigadores también encontraron que los síntomas de autismo aumentaban con la duración de la conectividad entre las regiones del cerebro.

"Esta es una perspectiva completamente nueva sobre cómo el autismo actúa en el cerebro, y puede ayudarnos a desarrollar estrategias de tratamiento y a encontrar fármacos que podrían ser más efectivos para aliviar los síntomas del trastorno", señaló Anderson en un comunicado de prensa de la universidad.

Uno de cada 59 niños de Estados Unidos ha sido diagnosticado con un trastorno del espectro autista, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Típicamente tienen dificultades con la comunicación, las conductas repetitivas y la socialización. Los síntomas pueden ser de leves a graves.

Según Jace King, primer autor del estudio, los hallazgos proveen a los investigadores "nuevas herramientas para averiguar los mecanismos que podrían ser subyacentes en el autismo". King es asociado postdoctoral de investigación en el Laboratorio de Redes Cerebrales de la universidad.

Pero Anderson dijo que el equipo primero debe validar los resultados de este análisis en otros grupos de personas.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista JAMA Network Open.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el autismo.

Comparte tu opinión