SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Muchos estadounidenses prescinden del dentista debido al costo

Los investigadores afirman que el hallazgo resalta la necesidad de reformar el seguro dental

Los investigadores afirman que el hallazgo resalta la necesidad de reformar el seguro dental

MARTES, 6 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- Los estadounidenses son mucho más propensos a prescindir de la atención dental necesaria debido al costo que de cualquier otro tipo de atención de la salud, informan unos investigadores.

Los adultos en edad laboral son particularmente vulnerables, según el estudio. Alrededor de un 13 por ciento reportaron prescindir de la atención dental debido al costo.

Eso es casi el doble que la proporción de personas mayores y el triple que el porcentaje de niños para quienes el costo plantea una barrera contra la atención dental, mostró el estudio.

El costo fue el impedimento principal para la atención dental incluso entre los adultos con un seguro privado.

"Parece que el seguro médico hace un mejor trabajo de proteger a los consumidores de las dificultades financieras que el seguro dental", comentó el autor del estudio, Marko Vujicic.

Por lo general, el seguro dental privado incluye unos límites en los beneficios anuales y un "coaseguro" (la parte que el paciente paga de los servicios cubiertos) significativo, explicó Vujicic.

Vujicic es economista principal y vicepresidente del Instituto de Políticas de Salud de la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA), en Chicago.

"Cualquier cosa más allá de las revisiones, como un empaste para una caries o una endodoncia y una corona, implica de inmediato un coaseguro de un 20 a un 50 por ciento", dijo Vujicic.

Las tarifas típicas para los empastes varían de 86 a 606 dólares, según una encuesta de 2013 del Instituto de Políticas de Salud de la ADA. Las endodoncias cuestan de 511 a 1,274 dólares, y una corona entre 309 y 1,450 dólares.

Evelyn Ireland, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Planes Dentales (National Association of Dental Plans) se mostró de acuerdo con el informe en que evitar la atención dental puede afectar a la salud general.

Por suerte, el porcentaje de la población que cita el costo como motivo de no obtener servicios dentales ha bajado de forma constante desde 2010, aseguró Ireland. Y en 2014 estuvo en el punto más bajo desde 2003, añadió.

Colin Bradley es vicepresidente de desarrollo de negocios de Winston Benefits Inc., una compañía que ayuda a las empresas a administrar los beneficios dentales.

Dijo que las empresas que ofrecen planes dentales privados deben enfatizar el valor de esos beneficios, incluyendo los servicios preventivos, que con frecuencia se ofrecen sin costos de desembolso.

El nuevo estudio se publicó en la edición de diciembre de la revista Health Affairs. La edición está dedicada a la salud oral en EE. UU.

Colectivamente surge un tema: "que la división entre la atención dental y la médica es grande, tiene consecuencias significativas para los pacientes, y que nosotros la creamos del todo", escribió Alan Weil, editor en jefe de la revista.

Vujicic y sus coautores, de la Facultad de Negocios de la Universidad de Michigan y de Families USA, notaron una división intrínseca en los niveles de cobertura entre los niños y los adultos.

La atención dental de los niños está cubierta por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act), y es un beneficio obligatorio en los programas estatales de Medicaid. Los adultos no cuentan con esa garantía. Medicare no cubre la atención dental, y es un beneficio opcional en Medicaid, reportaron los investigadores.

En 22 estados, Medicaid solo cubre los servicios dentales de emergencia de los adultos, anotó el equipo de investigación.

Para el análisis, Vujicic y sus colaboradores usaron datos del Estudio nacional de entrevistas de salud de 2014 y de la Encuesta de la salud y el bienestar oral de 2015 del Instituto de Políticas de Salud de la ADA.

Examinaron las barreras contra la atención dental y otros servicios de salud según el grupo de edad (niños, adultos y personas mayores) y el tipo de seguro.

En todas las edades, las personas de hogares con unos ingresos más bajos experimentaron más problemas.

Casi uno de cada cuatro adultos de 19 a 64 años con ingresos por debajo del 100 por ciento del nivel federal de pobreza no recibió la atención necesaria debido al costo. En comparación, solo un 5 por ciento de los adultos en la categoría de ingresos más alta se enfrentaron a esa barrera contra la atención.

En 2016, la pobreza se definió como unos ingresos de 11,800 dólares para un individuo y de 24,300 dólares para una familia de cuatro, según el gobierno de EE. UU.

Fue casi tres veces más probable que el costo fuera el motivo de que las personas no vieran al dentista en el año anterior que el miedo al dentista. El costo también superó a las citas concertadas para un mal momento o a los problemas para encontrar un dentista que aceptara el seguro como motivos para prescindir de la atención dental.

En 2015, un estimado de un 40 por ciento de los gastos en atención dental fueron de desembolso, frente a un 11 por ciento del gasto total en salud, según un análisis reciente de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de EE. UU.

Los datos del nuevo estudio fueron reportados por las mismas personas, y solo describen las barreras financieras que las personas encuentran, anotaron los autores. En otras palabras, los hallazgos no prueban que las barreras financieras hagan que las personas prescindan de la atención necesaria.

Aún así, los resultados sugieren que existen "defectos importantes" en el diseño del seguro dental privado y público, señalaron los autores del estudio.

"Para mí, de verdad es el momento de rehacer este modelo de seguro", planteó Vujicic.

En lugar de pagar por procedimiento, los beneficios dentales podrían diseñarse para incentivar a los dentistas a atender la salud dental general de los pacientes, argumentaron los pacientes.

El problema es que no ha habido un consenso en la atención dental sobre cuáles deberían ser esos resultados, dijo Vujicic. Pero se siente animado porque ahora hay grupos que están trabajando en el desarrollo de esas medidas.

"Es tarde, pero está comenzando", señaló.

Más información

Fair Health puede ayudarle a hacer un estimado de las tarifas dentales en su área.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad