Más estadounidenses están criando a sus nietos

Más estadounidenses están criando a sus nietos
| Foto: GETTY IMAGES

Más de tres millones de estadounidenses mayores están ahora criando a sus nietos como si fueran sus hijos, al mismo tiempo que se enfrentan a problemas de salud y a dificultades financieras, muestra una encuesta reciente.

Además, los niños a los que acogen son más propensos a tener problemas a medida que se esfuerzan por ajustarse a sus nuevas vidas, encontraron los investigadores.

Aun así, los abuelos parecen estar gestionando los problemas igual de bien que los padres biológicos.

"Nuestro estudio encontró que los abuelos que están criando a sus nietos, a pesar de tener una mayor cantidad de problemas de salud física y mental, y a pesar de que están criando a unos niños un poco más problemáticos desde el punto de vista conductual, parecen estar afrontando el estrés de la crianza tan bien como los cuidadores que son los padres biológicos o adoptivos", aseguró el autor de la encuesta, el Dr. Andrew Adesman. Adesman es jefe de pediatría del desarrollo y conductual en el Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.

Eso no quiere decir que sea fácil. Los investigadores encontraron que los abuelos que asumen el rol de la crianza a una edad avanzada tienden a tener una peor salud física y mental que los verdaderos padres. También es más probable que sean solteros y que tengan dificultades financieras.

Pero las respuestas ofrecidas en la Encuesta nacional de salud de los niños de 2016 por unos 46,000 cuidadores en hogares encabezados por abuelos y padres sugirieron que los abuelos no se ven más abrumados por las cargas de la crianza que los padres.

¿Por qué hay más abuelos que tienen que elegir esta difícil opción?

"Hay muchos motivos, y las sobredosis letales relacionadas con la epidemia de los opioides son responsables de una proporción significativa de esos casos", apuntó Adesman.

"El abuso y la negligencia infantiles son otro motivo frecuente de que los niños se asignen a los abuelos", anotó. "Otros motivos comunes incluyen los problemas de la salud mental de uno o de ambos padres, o las muertes inesperadas debidas a problemas de la salud o accidentes en vehículos motores".

Adesman presentará los hallazgos de su equipo el lunes en la reunión de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), en Orlando, Florida. Este tipo de investigación se debe considerar preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

En la encuesta participaron casi 45,000 hogares encabezados por los padres, de los cuales unos 5,000 eran padres solteros. Otros 1,250 de los encuestados fueron familias encabezadas por los abuelos.

Los investigadores encontraron que los cuidadores que eran abuelos eran más propensos a cuidar a niños negros, y a tener un nivel más bajo de logro educativo. También eran más propensos a decir que no tenían a nadie a quien recurrir para el apoyo emocional (un 31% de los abuelos, frente a un 24% de los padres).

Los niños a quienes cuidaban sus abuelos eran más propensos a perder los estribos, a discutir y/o a sentirse ansiosos o enojados cuando eran confrontados con algún cambio, según el informe.

Pero los investigadores no encontraron ninguna diferencia apreciable entre los abuelos y los padres en términos de que el niño los molestara o enojara, y ninguno de los grupos sugirió que los cuidados fueran más difíciles.

Amy Goyer, experta en familias y cuidados en la AARP, observó que los 5.7 millones de niños estadounidenses que están ahora siendo criados por sus abuelos siguen un camino bien transitado.

Anotó, por ejemplo, que el presidente George Washington y su esposa Martha criaron a dos de los nietos de Martha.

Goyer también señaló que, en promedio, los abuelos primerizos están a finales de la cuarentena, "de forma que es importante que no se suponga que estos abuelos tienen una edad mayor que la real".

Pero Goyer, ex directora del Programa de Abuelos de la AARP, también dijo que "el fenómeno de que los abuelos críen a los nietos ha aumentado en las últimas décadas, debido a unos mayores problemas de abuso de sustancia y adicción, encarcelamiento, divorcio y despliegue militar, entre otros problemas".

En ese contexto, sugirió que los hallazgos relativamente positivos son un poco sorprendentes, "si se toman en cuenta los desafíos extremos a los que se enfrentan muchos abuelos cuidadores".

Goyer apuntó que "este problema afecta a las familias de todos los niveles socioeconómicos, pero sabemos que los abuelos con unos ingresos más bajos tienen más dificultades con los costos adicionales. Con frecuencia esos niños sufren de problemas crónicos de la salud, de enfermedad mental. Han sufrido traumas. Pueden nacer con adicción, o sufrir de trastornos de apego. Tienden a tener más discapacidades del aprendizaje, y podrían presentar más problemas conductuales".

Aun así, los abuelos tienen una ventaja cuando se trata de la experiencia, añadió. "Lo hacen por amor. Lo hacen porque quieren mantener a la familia unida. Están motivados, y son supervivientes", dijo Goyer.

La moraleja es que "a los niños que son criados por parientes les va mejor que a los que son criados en cuidado de acogida", añadió. "Hay una continuidad de la familia. La identidad de un niño se vincula íntimamente con su familia, y estar con los abuelos ayuda a que esto continúe. El amor de un abuelo es algo especial".

Más información

Para más información sobre los abuelos que cumplen con el rol de cuidadores, visite la AARP.

Comparte tu opinión