Los refuerzos contra la COVID para las variantes más recientes podrían estar listos tras el Día del Trabajo

MIÉRCOLES, 24 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- La Administración de Biden planifica introducir unas dosis de refuerzo que se dirigen a las variantes ómicron poco después del Día del Trabajo, en un esfuerzo por proteger a los estadounidenses de un posible aumento de los casos de COVID-19 en invierno.

El Dr. Peter Marks, el principal regulador de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., informó al New York Times el martes que su equipo estaba cerca de aprobar las dosis actualizadas para su uso de emergencia.

Los refuerzos contra la COVID para las variantes más recientes podrían estar listos tras el Día del Trabajo

Aunque estos refuerzos más recientes solo se han evaluado en ratones, hasta ahora, Marks dijo que la agencia tiene unos datos "extremadamente buenos" que muestran que son seguros y que serán efectivos. "¿Qué tanta confianza siento?", preguntó. "Siento una confianza extrema".

El Dr. Anthony Fauci, asesor médico principal del Presidente Biden, declaró al Times el martes que usar datos de animales "no es nada distinto de lo que siempre hacemos" al actualizar la vacuna contra la gripe cada año.

Marks añadió que otras evidencias incluían el amplio historial de las vacunas existentes, y una serie de ensayos anteriores con humanos de formulaciones para variantes específicas.

"Me molesta mucho la gente que dice que solo lo estamos aprobando con datos de ratones", comentó. "Estamos autorizándolo con la totalidad de las evidencias que tenemos".

Tanto Moderna como Pfizer presentaron sus solicitudes para el uso de emergencia de sus refuerzos actualizados esta semana. Moderna inició ensayos humanos de su nueva vacuna, y Pfizer planifica hacer lo mismo a final de mes.

¿Cuál es el principal objetivo de los nuevos refuerzos? La variante BA.5, que ahora conforma casi un 90 por ciento de todos los casos de EE. UU.

"De verdad necesitamos proteger mejor al público estadounidense", planteó Fauci. "Estamos en medio de un brote de BA.5, y no estamos ni cerca del lugar donde queremos estar".

A pesar de esto, las autoridades de salud de EE. UU. no han logrado convencer a la mayoría de los estadounidenses de que necesitan más vacunas en este momento de la pandemia. Apenas alrededor de dos tercios de la población ha recibido la serie primaria de dos dosis de la vacuna, y muchos menos han recibido las dosis de refuerzo.

Y no todos los científicos están de acuerdo con los nuevos refuerzos: algunos mantienen que las vacunas originales proveen una protección potente contra una enfermedad grave.

"Las muertes se concentran entre las personas sin vacunar y las personas con afecciones de salud graves", aseguró al Times John Moore, virólogo de Weill Cornell Medicine, en la ciudad de Nueva York. Añadió que es probable que la protección adicional, que los nuevos refuerzos proveerían solo contra la infección, sea floja.

"Mi problema ha sido en todo momento si en realidad hay suficientes datos para justificar el esfuerzo", indicó Moore. "La desventaja potencial es que, si el público piensa que este refuerzo que contiene a la ómicron es algún tipo de panacea que les ofrecerá una protección fortísima contra la infección, ¿hay un riesgo de que cambien su conducta y aumenten su exposición?".

Jeremy Kamil, virólogo de la Universidad Estatal de Luisiana, en Shreveport, le dijo al Times que aunque respalda los nuevos refuerzos, muchas personas tienen inmunidad debido a infecciones recientes.

"Incluso si lo sacamos en los próximos 10 días, ¿cuánta gente queda que no ha tenido la ómicron?", se preguntó.

En una señal de que la FDA podría actuar pronto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. programaron una reunión de dos días de su panel de expertos asesores de vacunación el 1 y el 2 de septiembre, un paso que en general sigue a la autorización de las vacunas de la FDA. Tras la reunión, la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dará un dictamen final sobre el despliegue de los nuevos refuerzos.

El gobierno planifica ofrecer el nuevo refuerzo de Pfizer a todas las personas de a partir de 12 años, mientras que limitará el refuerzo de Moderna a los adultos, según el Times. Serían elegibles las personas que ya hayan recibido la serie inicial de dos dosis de cualquiera de las vacunas, y las que también han recibido una o dos dosis de refuerzo.

Hasta mediados de agosto, el gobierno federal había comprado más de 170 millones de dosis de la versión actualizada de las vacunas, informó el Times. Este mes, los CDC hicieron planes detallados para ofrecer los refuerzos, y advirtieron que los suministros serían "suficientes, pero finitos".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: New York Times



¿Le ha sido útil esta página?


¿Le ha sido útil esta página?

Comparte tu opinión