Los pacientes con frecuencia llevan un 'supergermen' sin detectar al hospital, según un estudio

Los pacientes con frecuencia llevan un 'supergermen' sin detectar al hospital, según un estudio

MARTES, 31 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Uno de cada 10 pacientes hospitalizados que desarrollan infecciones con la Clostridioides difficile quizá ya haya portado el peligroso germen antes de ser admitido, pero sin síntomas de diarrea, encuentra un nuevo estudio.

El nuevo estudio sugiere que esas infecciones se originan fuera de los hospitales con una mayor frecuencia de lo que se cree, y que los pacientes deberían ser sometidos a pruebas de detección para evitar la propagación de la C. difficile, según el equipo de la investigación.

Cada año, en Estados Unidos se reportan más de 400,000 casos de C. difficile que resultan en casi 30,000 fallecimientos, según un informe de 2015.

En este estudio, los investigadores evaluaron a 220 pacientes que no mostraban síntomas de infección con la C. difficile cuando fueron admitidos a un hospital de Nueva York entre julio de 2017 y marzo de 2018. Se dio seguimiento a los pacientes durante seis meses.

En el momento de la admisión, se identificó que 21 pacientes portaban la C. difficile.

En un plazo de seis meses, un 38 por ciento de los portadores desarrollaron una infección sintomática con la C. difficile, en comparación con un 2 por ciento de los que no la portaban, según el estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista Infection Control & Hospital Epidemiology.

Los hallazgos sugieren que muchas personas portan una C. difficile sin detectar y podrían transmitirla a otras y/o desarrollar una infección ellas mismas, comentó la autora principal, la Dra. Sarah Baron, profesora asistente de medicina en el Colegio de Medicina Albert Einstein, en la ciudad de Nueva York.

"En general se ha dado por sentado que los pacientes contraen la bacteria durante su estadía en el hospital", comentó en un comunicado de prensa de la revista. "Pero cuando evaluamos a los pacientes que iban a ser admitidos al hospital, encontramos que muchos de ellos ya portaban en sus cuerpos a la bacteria que provoca esa diarrea, y con frecuencia luego desarrollaron una infección".

Baron dijo que los hallazgos podrían significar que algún día los hospitales podrían ser capaces de predecir quién desarrollará la C. difficile e intentar pararla antes de su inicio.

"Se necesita más trabajo para determinar cómo podemos proteger a todo el mundo, incluso a los pacientes que ya tienen la bacteria en el colon, de desarrollar esta peligrosa forma de diarrea", añadió Baron.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la C. difficile.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión