Los hombres expuestos al humo de cigarrillo en la niñez son más propensos a tener hijos asmáticos

JUEVES, 15 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Fumar cerca de su hijo es malsano, pero también podría dañar la salud de sus futuros nietos, encuentra un estudio.

Los niños son más propensos a desarrollar asma si su papá se expuso al humo de segunda mano en la niñez, según investigadores de la Universidad de Melbourne, en Australia.

El riesgo de asma de los niños se exacerbó más si su papá luego se convirtió en fumador, según el estudio, que se publicó en la edición del 14 de septiembre de la revista European Respiratory Journal.

Los hombres expuestos al humo de cigarrillo en la niñez son más propensos a tener hijos asmáticos

"Encontramos que el riesgo de asma no alérgico de los niños aumenta en un 59 por ciento si sus papás se expusieron al humo de segunda mano en la niñez, en comparación con los niños cuyos papás no se expusieron. El riesgo fue incluso más alto, de un 72 por ciento, si los papás se expusieron al humo de segunda mano y luego comenzaron a fumar", señaló el investigador, Jiacheng Liu. Para aprender sobre los peligros del humo de segunda mano, visite la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

En el estudio, los investigadores utilizaron los datos del Estudio longitudinal de la salud de Tasmania (TAHS), uno de los estudios en curso sobre la respiración más grande y de mayor duración del mundo.

En el estudio, los investigadores incluyeron a casi 1,700 niños que se criaron en Tasmania, a sus papás y a sus abuelos paternos.

El equipo comparó los datos sobre si los niños habían desarrollado asma o no a los 7 años con datos sobre si los papás fueron criados por padres que fumaban cuando ellos tenían menos de 15 años. Los investigadores también incluyeron datos sobre si los papás se hicieron fumadores.

"No podemos estar seguros sobre cómo este daño pasa de una generación a otra, pero pensamos que tiene algo que ver con los cambios epigenéticos", añadió la investigadora Shyamali Dharmage. "Esto es cuando los factores en nuestro ambiente, como el humo del tabaco, interactúan con nuestros genes y modifican su expresión. Estos cambios se pueden heredar, pero podrían ser parcialmente reversibles en cada generación".

"Es posible que el humo de tabaco cree unos cambios epigenéticos en las células que luego producen esperma cuando los chicos crecen", planteó Dharmage en un comunicado de prensa de la revista. "Estos cambios se pueden transmitir a sus hijos".

El equipo planifica investigar más el tema, y observar si el riesgo de asma continúa en la vida adulta. También estudiarán si esta exposición al humo de segunda mano de los papás aumenta el riesgo de alergias u otras enfermedades pulmonares de sus hijos.

Más información

Smokefree.gov ofrece consejos para dejar de fumar.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Respiratory Journal, news release, Sept. 14, 2022




Comparte tu opinión