SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los gerentes comprensivos son clave cuando un trabajador está deprimido

Los empleados que tienen problemas con la depresión faltan menos tiempo al trabajo si reciben el respaldo y la ayuda de sus gerentes, sugiere un nuevo estudio.

Muchas personas sufren de depresión en algún momento durante sus vidas laborales. Pero con frecuencia no revelan su afección ni buscan ayuda porque tienen miedo de las repercusiones, según los investigadores.

Los nuevos hallazgos (basados en encuestas realizadas en 15 países) muestran el valor de las políticas activas sobre la salud mental en el lugar de trabajo, indicaron los autores del estudio.

"El modo en que el gerente reacciona ante los empleados con depresión puede reflejar unas características culturales y organizativas amplias que se vinculan directamente con la productividad del empleado", concluyeron Sara Evans-Lacko y sus colaboradores.

Evans-Lacko trabaja en la unidad de investigación sobre servicios sociales de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, en Inglaterra.

Para realizar el estudio, su equipo analizó los datos de una encuesta de más de 16,000 empleados y sus gerentes en Estados Unidos, Canadá, Brasil, China, Dinamarca, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Japón, México, España, Sudáfrica, Corea del Sur y Turquía.

Casi 3,000 de los trabajadores afirmaron que estaban o habían estado deprimidos.

En general, los gerentes de los países asiáticos tendían a evitar a los empleados con depresión y eran menos propensos a ofrecer un respaldo activo que los gerentes en otras partes del mundo.

Los gerentes en Japón y Corea del Sur eran los menos propensos a ofrecer ayuda a los empleados con depresión, mientras que los de México y Sudáfrica eran los más propensos a hacerlo, encontraron los investigadores.

Los gerentes de Corea del Sur y de China eran los más propensos a evitar hablar sobre la depresión con los trabajadores. Los gerentes de Canadá, Dinamarca y Gran Bretaña eran los menos propensos a evitar el tema, indicaron los autores del estudio.

En países en los que los gerentes tendían a evitar afrontar la depresión, los empleados con depresión faltaron más días al trabajo que en los países en que los gerentes eran más propensos a ofrecer ayuda y respaldo, mostraron los hallazgos.

El estudio también encontró que los trabajadores con unos niveles educativos más altos faltaron más días por depresión que los que tenían unos niveles educativos más bajos.

Además, los hombres de 45 a 64 años de edad con unos niveles educativos entre medianos y bajos eran más propensos que los hombres más jóvenes a ir a trabajar a pesar de la depresión, según el informe, publicado en línea el 23 de julio en la revista BMJ Open.

El estudio no puede probar una relación causal directa. Aun así, los hallazgos fortalecen "los motivos económicos para respaldar el desarrollo y la implementación de políticas efectivas y prácticas para que los gerentes sean capaces de respaldar activamente a un empleado con depresión", plantearon los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

"El argumento desde el punto de vista del negocio para una intervención a través de una mejor respuesta gerencial se ejemplifica en los costos sustanciales asociados con los problemas de salud mental y las evidencias de varios estudios de que la salud mental puede mejorar con programas laborales, con subsidios económicos para los empleadores", escribieron los autores del estudio.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre la depresión.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad