Hipoacusia

Definición

Es la incapacidad total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos.

Nombres alternativos

Pérdida auditiva; Sordera; Disminución de la audición; Hipoacusia conductiva; Hipoacusia neurosensorial; Presbiacusia

Consideraciones

Los síntomas de la hipoacusia pueden incluir:

  • Ciertos sonidos que parecen demasiado fuertes en un oído
  • Dificultad para seguir conversaciones cuando dos o más personas están hablando
  • Dificultad para oír en ambientes ruidosos
  • Dificultad para diferenciar sonidos agudos (por ejemplo, "s" o "th") entre sí
  • Menos problemas para escuchar las voces de los hombres que las voces de las mujeres
  • Voces que suenan entre dientes o mal articuladas

Otros síntomas incluyen:

  • Sensación de estar sin equilibrio o mareado (más común con la enfermedad de Ménière y el neuroma acústico)
  • Sensación de presión en el oído (en el líquido detrás del tímpano)
  • Ruido o zumbido en los oídos (tinnitus)

Causas

La hipoacusia conductiva ocurre debido a un problema mecánico en el oído externo o el oído medio. Puede darse porque:

  • Los 3 minúsculos huesos del oído (osículos) no están conduciendo el sonido apropiadamente.
  • El tímpano no está vibrando en respuesta al sonido.

Las causas de la hipoacusia a menudo se pueden tratar. Ellas incluyen:

  • Acumulación de cera en el conducto auditivo externo
  • Daño a los pequeñísimos huesos (osículos) que están justo detrás del tímpano
  • Líquido que permanece en el oído después de una infección auditiva
  • Objeto extraño alojado en el conducto auditivo externo
  • Agujero en el tímpano
  • Cicatriz en el tímpano a raíz de infecciones repetitivas

La hipoacusia neurosensorial ocurre cuando las diminutas células pilosas (terminales nerviosas) que transmiten el sonido a través del oído están lesionadas, enfermas, no trabajan apropiadamente o han muerto. Este tipo de hipoacusia a menudo no se puede revertir.

La hipoacusia neurosensorial comúnmente es causada por:

  • Neuroma acústico
  • Hipoacusia relacionada con la edad
  • Infecciones infantiles, como meningitis,paperas, fiebre escarlatina y sarampión
  • Enfermedad de Ménière
  • Exposición regular a ruidos altos (por ejemplo, por el trabajo o la recreación)
  • Uso de ciertos medicamentos

La hipoacusia puede estar presente al nacer (congénita) y puede deberse a:

  • Anomalías congénitas que provocan cambios en las estructuras del oído
  • Trastornos genéticos (se conocen más de 400)
  • Infecciones que la madre le transmite al bebé en el útero (como toxoplasmosis, rubéola o herpes)

El oído también puede lesionarse por:

  • Diferencias de presión entre la parte interna y externa del tímpano, con frecuencia a raíz del buceo
  • Fracturas de cráneo (pueden dañar las estructuras o nervios del oído)
  • Traumatismos por explosiones, fuegos artificiales, armas de fuego, conciertos de rock y auriculares

Cuidados en el hogar

Con frecuencia, la acumulación de cera en el oído se puede lavar (cuidadosamente) con jeringas de oído (disponibles en las farmacias) y agua tibia. Se pueden necesitar ablandadores de cera (como Cerumenex) si la cera está dura y atorada en el oído.

Tenga cuidado al extraer objetos extraños del oído. A menos que el objeto sea fácilmente accesible, procure que el proveedor de atención médica se lo retire. No use instrumentos puntiagudos para extraer cuerpos extraños.

Consulte con el proveedor en caso de cualquier pérdida auditiva.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor si:

  • Los problemas auditivos interfieren con su estilo de vida.
  • Los problemas auditivos no desaparecen o empeoran.
  • La audición es peor en un oído que en el otro.
  • Usted presenta una pérdida auditiva grave y súbita o zumbido en los oídos (tinnitus).
  • Usted tiene otros síntomas, como dolor de oído, junto con los problemas auditivos.
  • Usted tiene dolores de cabeza nuevos, debilidad o entumecimiento en cualquier parte del cuerpo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor elaborará la historia clínica y llevará a cabo un examen físico.

Algunos de los exámenes que se pueden realizar son:

  • Prueba auditométrica (una prueba auditiva empleada para verificar el tipo y la magnitud de la hipoacusia)
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética de la cabeza (en caso de sospecharse un tumor o una fractura)
  • Timpanometría

Las siguientes cirugías pueden ayudar a algunos tipos de hipoacusia:

  • Reparación del tímpano
  • Colocación de tubos en el tímpano para extraer líquido
  • Reparación de los pequeños huesos del el oído (osiculoplastia)

Lo siguiente puede ayudar con la hipoacusia prolongada:

  • Dispositivos para ayudar a escuchar
  • Sistemas de seguridad y alerta para su hogar
  • Ayudas para la audición
  • Implanta coclear
  • Técnicas de aprendizaje para ayudar a comunicarse
  • Lenguaje de señas (para aquellos con hipoacusia grave)

Los implantes cocleares solo se utilizan en personas que han perdido mucha capacidad auditiva como para beneficiarse de un audífono.

Referencias

Arts HA. Sensorineural hearing loss in adults. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 150.

Baloh RW, Jen JC. Hearing and equilibrium. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 428.

Bauer CA, Jenkins HA. Otologic symptoms and syndromes. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 156.

Eggermont JJ. Types of hearing loss. In: Eggermont JJ, ed. Hearing Loss. Cambridge, MA: Elsevier Academic Press; 2017:chap 5.

Lonsbury-Martin BL, Martin GK. Noise-induced hearing loss. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 152.

National Foundation for the Deaf website. Helpful resources. www.nfd.org.nz/hearing-matters. Accessed October 23, 2018.

Shibata SB, Shearer AE, Smith RJH. Genetic sensorineural hearing loss. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 148.

Comparte tu opinión