Los fumadores son más propensos a la pérdida de la memoria en la mediana edad

MARTES, 27 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Si necesita otro motivo para dejar de fumar, los investigadores tienen uno: la salud del cerebro en la mediana edad.

Fumar no solo daña a la salud de los pulmones y del corazón, sino que aumenta las probabilidades de pérdida de la memoria y confusión en la mediana edad, muestra un estudio reciente.

Los fumadores son más propensos a la pérdida de la memoria en la mediana edad

Las probabilidades de deterioro mental ("cognitivo") son más bajas entre los que dejan de fumar, aunque solo lo hayan hecho recientemente, según investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus.

Investigaciones anteriores han establecido una conexión entre fumar y la enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia.

Este nuevo estudio utilizó una autoevaluación de una sola pregunta para preguntar a los participantes si experimentaban una pérdida de la memoria o confusión que empeoraba o más frecuente, lo que también se conoce como "deterioro cognitivo subjetivo".

Los investigadores usaron la Encuesta del Sistema de Vigilancia de los Factores de Riesgo Conductuales de 2019, y compararon las medidas de deterioro cognitivo subjetivo de los fumadores actuales, los exfumadores recientes y los que habían dejado de fumar desde hacía años. Analizaron a más de 136,000 personas de a partir de 45 años. Alrededor de un 11 por ciento reportaron un deterioro cognitivo subjetivo.

"La asociación que observamos fue más significativa en el grupo de edad de 45 a 59 años, lo que sugiere que dejar de fumar en esa etapa de la vida podría ofrecer un beneficio para la salud cognitiva", comentó el autor sénior del estudio, Jeffrey Wing, profesor asistente de epidemiología de la Estatal de Ohio.

Los investigadores no encontraron una diferencia similar en el grupo de más edad del estudio, lo que podría significar que dejar de fumar antes es más beneficioso, sugirió Wing.

La prevalencia del deterioro cognitivo subjetivo entre los fumadores del estudio fue casi 1.9 veces más alta que entre los no fumadores. Entre los que habían dejado de fumar hacía menos de 10 años, fue 1.5 veces más alta que entre los no fumadores.

Haber dejado de fumar desde hacía más tiempo tenía más beneficio. Los que dejaron de fumar hacía más de una década antes de la encuesta tenían una prevalencia de deterioro cognitivo subjetivo que era solo un poco superior a la del grupo que no fumaba, encontraron los investigadores.

Según la autora principal, Jenna Rajczyk, estudiante doctoral del Colegio de Salud Pública de la Estatal de Ohio, "estos hallazgos podrían implicar que el tiempo que ha pasado desde la cesación del tabaquismo parece ser importante, y podría estar vinculado con los resultados cognitivos".

Las experiencias autorreportadas no son un diagnóstico, y no confirman de manera independiente el deterioro de una persona más allá del proceso de envejecimiento normal, aclaró Wing. Pero podría ser una sencilla herramienta de bajo costo para evaluar el deterioro cognitivo subjetivo.

"Se trata de una evaluación sencilla que podría realizarse fácilmente de manera rutinaria, y a unas edades más jóvenes de las que en general comenzamos a observar deterioro cognitivo a nivel de un diagnóstico de enfermedad de Alzheimer o demencia", planteó Rajczyk en un comunicado de prensa de la universidad. "No es una batería intensiva de preguntas. Es más bien una reflexión personal del estatus cognitivo, para determinar si la persona está sintiendo que no es tan aguda como antes".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Alzheimer’ s Disease.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el deterioro cognitivo subjetivo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Ohio State University, news release, Dec. 1, 2022

Comparte tu opinión