Los frágiles egos masculinos hacen que muchas mujeres 'finjan' en la cama

MIÉRCOLES, 2 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Tres nuevos estudios están confirmando lo que millones de mujeres ya saben: la reacción a las inseguridades de sus hombres puede hacer que pretendan una satisfacción sexual que no sienten.

Mientras más frágil piensa una mujer que es el ego de su pareja, más probable es que proteja esos sentimientos y finja el orgasmo, y que entonces esté menos satisfecha con las relaciones sexuales que sí tiene, descubrieron los investigadores.

Los frágiles egos masculinos hacen que muchas mujeres 'finjan' en la cama

"Estaba hablando con uno de los colaboradores de este proyecto, que planteó la hipótesis de que los hombres que se sentían inseguros de su masculinidad serían menos propensos a pedir retroalimentación sexual", apuntó la autora del estudio, Jessica Jordan, estudiante doctoral de la Universidad de Florida. "Y mi pensamiento inmediato fue que no importa, porque si una mujer siente que su pareja es insegura, nunca le va a decir la verdad".

En el primer estudio, los investigadores encontraron que las mujeres que ganaban más dinero que su pareja reportaron que tenían el doble de probabilidades que las que contaban con unos ingresos más bajos de fingir sus orgasmos. Este estudio encuestó a 157 mujeres de forma anónima, a quienes reclutaron en redes sociales.

En el segundo estudio, si las mujeres pensaban que su pareja tenía una "hombría precaria", esto predecía de forma indirecta que fingirían la satisfacción, lo que en realidad condujo a una satisfacción más baja, una mayor ansiedad y una comunicación menos honesta. Ese estudio incluyó a 283 mujeres.

En el tercer estudio, los investigadores pidieron a 196 mujeres que se imaginaran a una pareja que era insegura. ¿Cómo reaccionaron? Estuvieron menos dispuestas a proveer una comunicación honesta sobre el sexo, debido a la ansiedad sobre la ansiedad de su pareja.

Esta falta de comunicación no es culpa ni del hombre ni de la mujer implicados, aclaró Jordan. En la cultura estadounidense actual, la habilidad sexual se considera como una parte de la masculinidad, señaló Jordan. Entonces, la retroalimentación positiva de una mujer hace que un hombre sienta que es masculino.

"Y esto es algo que deseamos que los hombres tengan en nuestra cultura, que la sociedad dice que los hombres deben ser muy masculinos y que los hombres tienden a sentir que deben ser masculinos. Que deben demostrar su masculinidad. Entonces, las mujeres ayudan a los hombres a lograrlo", dijo Jordan.

El costo para las mujeres es que no se comunican de forma honesta, y esto significa menos satisfacción para ellas.

"Mi consejo en general sería que las parejas comiencen a hablar sobre las necesidades, tanto sexuales como no sexuales, pronto y con frecuencia en la relación", enfatizó Jordan. "Y pienso que es de verdad útil abrir la puerta a estas conversaciones antes de comenzar a tener sexo por primera vez, decir al principio, 'Oye, antes de que tengamos sexo, cuando tengamos sexo, ¿podemos hablar sobre cómo vamos a comunicarnos nuestras necesidades?'".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 31 de enero de la revista Social Psychological and Personality Science.

El problema de la comunicación se origina en el hecho de que las personas están sintonizadas con las necesidades de su pareja, y que esta masculinidad precaria se puede considerar como un tipo de ansiedad, apuntó Sarah DiMuccio, investigadora en masculinidad e investigadora sénior asociada de Catalyst, una organización sin fines de lucro que trabaja con las mujeres, los grupos minoritarios y los roles de liderazgo en las grandes compañías. DiMuccio no participó en el estudio.

"Una falta de comunicación no es buena para ninguna relación, y no es solo en la cama, sino en cualquier faceta de la relación", aseguró DiMuccio. "Pero en particular cuando se trata de la satisfacción sexual, hay mucha investigación que muestra que no comunicarse y no poder estar de acuerdo en las necesidades es muy nocivo, y puede de verdad dejar que los hombres sientan erróneamente que las cosas están yendo bien y que las mujeres sientan que las cosas no van nada bien, y que él no lo nota".

Esto puede contaminar con facilidad el resto de la relación, advirtió DiMuccio, así que es importante que las mujeres se den cuenta de que a la mayoría de los hombres que las aman en realidad les gusta satisfacer sus necesidades.

Jennifer Bosson, una profesora de psicología de la Universidad del Sur de Florida que no participó en el estudio, también sugirió que los hombres podrían tener mucha ansiedad respecto a su hombría.

"Para mí, tiene todo el sentido que las mujeres sean conscientes de esta ansiedad que los hombres tienen", dijo Bosson. "Y entonces, como se socializa a las mujeres para que sean cuidadoras y para que estén atentas a las emociones de las demás personas, tiene sentido que las mujeres, si piensan que su pareja masculina tiene alguna ansiedad subyacente sobre su masculinidad, podrían quizá cambiar su propia conducta de forma empática para evitar amenazar más la masculinidad de un hombre".

Aunque la cultura y la comunicación han evolucionado en cierto grado como resultado de los movimientos feministas y de igualdad de género, para algunas mujeres quizá todavía resulte difícil comunicarse sobre el sexo, anotó.

"En cualquier tipo de relación íntima, decir lo que uno quiere decir de forma honesta, siempre y cuando se haga con amabilidad y respeto, es siempre la mejor estrategia", añadió Bosson.

Más información

La Universidad de Minnesota ofrece más información sobre la comunicación para unas relaciones sanas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jessica Jordan, MA, doctoral student, University of South Florida, Tampa; Sarah DiMuccio, PhD, senior research associate, Catalyst, New York City; Jennifer Bosson, PhD, professor, Department of Psychology, University of South Florida; Social Psychological and Personality Science, Jan. 31, 2022

Comparte tu opinión