Los CDC muestran vínculos con virus en los casos de hepatitis aguda en niños en Alabama

VIERNES, 29 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Los orígenes de un brote en curso de una hepatitis aguda potencialmente letal en los niños de países de todo el mundo son un misterio para los expertos. Pero todos los casos de un grupo reciente en Alabama muestran vínculos con virus comunes, según un nuevo informe de investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El conteo oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de estos casos es de 169 en 11 países, aunque los informes de los medios de comunicación sugieren que el número se acerca más ahora a los 200.

Los CDC muestran vínculos con virus en los casos de hepatitis aguda en niños en Alabama

En estos casos, niños por lo demás sanos han desarrollado una enfermedad hepática tan grave que necesitan hospitalización. En el conteo de casos de la OMS, 17 de los niños requirieron un trasplante de hígado para sobrevivir, y un niño falleció.

El nuevo informe de los CDC se enfoca en un estado de EE. UU.: Alabama.

"En otoño de 2021, los profesionales clínicos de un hospital pediátrico de Alabama identificaron a cinco pacientes con una hepatitis grave y una infección con adenovirus, lo que incluía a algunos con insuficiencia hepática aguda", señalaron los CDC en un comunicado de prensa publicado el viernes.

"Una revisión de los expedientes clínicos del hospital identificó a cuatro casos adicionales, los cuales habían sufrido una lesión de hígado e infección con adenovirus", añadió la agencia. "Todos eran niños que antes habían estado sanos, que tenían de 1 a 6 años, y que no sufrían de afecciones subyacentes significativas".

Tres de los nueve pacientes estaban tan enfermos que desarrollaron insuficiencia hepática, y dos necesitaron trasplantes de hígado, según el equipo de los CDC, dirigido por Julia Baker, de la División de Enfermedades Virales de la agencia. Desde entonces, todos los niños se han recuperado.

Como se encontró en muchos de los casos investigados por la OMS, "los nueve pacientes [en Alabama] tuvieron resultados positivos de adenovirus", informaron Baker y sus colaboradores. Los adenovirus son una forma extremadamente común de virus, que pueden provocar enfermedades que abarcan desde los resfriados hasta la conjuntivitis y el crup.

"Las pruebas de laboratorio identificaron que algunos de estos niños tenían adenovirus tipo 41, que es más frecuente que provoque gastroenteritis aguda pediátrica", anotó el equipo de los CDC.

Seis de los niños tuvieron un resultado positivo el virus de Epstein-Barr, pero no tenían anticuerpos contra este virus común. Esto "implica una infección anterior, no activa", apuntaron los investigadores.

Ninguno de los niños afectados en Alabama fallecieron. Pero el Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin reportó esta semana que en ese estado habían ocurrido cuatro casos de hepatitis aguda pediátrica. Trágicamente, incluyeron a "dos niños con resultados graves, un trasplante de hígado y un fallecimiento".

¿Cuáles son las señales de hepatitis aguda en los niños? Según los CDC, "antes de la hospitalización, la mayoría de los niños [en Alabama] experimentaron vómitos y diarrea, mientras que algunos experimentaron síntomas respiratorios superiores".

Una vez hospitalizados, surgieron otros síntomas: "La mayoría tenían los ojos amarillos, la piel amarilla [ictericia] y un hígado agrandado", apuntaron los CDC.

Según la declaración de la OMS, se están investigando muchas causas potenciales de los brotes en varios países. Por ejemplo, la agencia dijo que quizá sea responsable "un aumento en la susceptibilidad [a los adenovirus] entre los niños pequeños tras un nivel más bajo de circulación del adenovirus durante la pandemia de COVID-19".

Otra alternativa es el potencial del "surgimiento de un adenovirus nuevo" que podría desencadenar una hepatitis aguda en niños, junto con la coinfección con el SARS-CoV-2, el virus que provoca a la COVID-19.

Hay algo que sin duda no tiene la culpa: la vacuna contra la COVID-19.

"Las hipótesis relacionadas con los efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19 no se sostienen actualmente, dado que la inmensa mayoría de los niños afectados no recibieron una vacuna contra la COVID-19", apuntaron los expertos de la OMS.

Los nuevos hallazgos sobre Alabama aparecen en un informe que se publicó el viernes en la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Averigüe más sobre los brotes de hepatitis aguda en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: World Health Organization statement, April 23, 2022; U.S. Centers for Disease Control and Prevention, statement, April 29, 2022; Wisconsin Department of Health Services, statement, April 27, 2022

Comparte tu opinión