Los bebés podrían desencadenar cambios en el cerebro de los nuevos papás

MARTES, 4 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Cuando los hombres se convierten en padres, hay muchos cambios en sus vidas (dormir menos y dedicar más tiempo a cuidar a sus hijos, entre otros), pero una nueva investigación sugiere ahora que también ocurren unos cambios distintivos en el cerebro del nuevo papá.

Los investigadores escanearon los cerebros de los nuevos papás para descubrir y estudiar estos cambios, tras sospechar que esto sucedería y ver evidencias en estudios con animales de que la paternidad reciente sería uno de los momentos en que el cerebro de un hombre mostraría una mayor neuroplasticidad.

Los bebés podrían desencadenar cambios en el cerebro de los nuevos papás

La paternidad reciente es un momento adaptativo, en que los papás aprenden a cuidar a sus bebés, a leer las señales y a comunicarse con ellos, explicó la autora sénior del estudio, Darby Saxbe, profesora de psicología de la Universidad del Sur de California.

"Todas estas cosas de verdad requieren que el cerebro crezca, cambie y se desarrolle, con la finalidad de adaptarse a este nuevo repertorio conductual", anotó Saxbe.

El cerebro humano pasa por cambios en varios momentos de la vida, lo que incluye a la niñez temprana y la adolescencia. Las personas también tienen plasticidad en el cerebro cuando aprende a tocar un instrumento musical, hablar un nuevo idioma, o se someten a psicoterapia, señaló.

Aunque existe más investigación sobre los cambios en los cerebros de las nuevas mamás que de los nuevos papás, es limitada en ambas áreas, dijo Saxbe.

Para estudiar el tema, investigadores de Estados Unidos y España escanearon los cerebros de 40 hombres que iban a ser papás, la mitad en cada uno de los dos países. También incluyeron a un grupo de comparación de 17 hombres sin hijos, cuyos cerebros fueron escaneados en España.

Los investigadores españoles escanearon los cerebros de los 20 papás antes de que sus parejas quedaran embarazadas, y una vez más unos dos o tres meses después de que dieran a luz. Los investigadores estadounidenses escanearon los cerebros de los futuros papás cuando sus parejas estaban en el tercer trimestre, de más o menos 30 semanas. Los escanearon de nuevo cuando sus bebés tenían 7 u 8 meses.

Los investigadores buscaban cambios en los papás similares a los de las mamás, que tienen unas reducciones sorprendentes en el volumen de la materia gris.

"Uno piensa que al pasar a esta nueva etapa vital, el cerebro crecerá. Más bien pareció que el cerebro en realidad se consolidaba y optimizaba, de ciertas formas, quizá haciéndose más eficiente, en particular en las áreas relevantes para la cognición social que se asociaban con la vinculación de la madre con sus hijos", apuntó Saxbe. "Sentíamos curiosidad de ver si se mostrarían unos patrones similares en los papás, y eso es lo que encontramos, hasta cierto grado".

"Una de las conclusiones fue que los cambios en los hombres eran menos notables, más sutiles y, en específico, solo en la capa superior de la corteza del cerebro, y no tanto en las áreas subcorticales que están más implicadas en la emoción, la detección de las amenazas y la prominencia, que son áreas en que observamos cambios en las mamás", dijo Saxbe.

En los hombres, los investigadores encontraron que los cambios más significativos ocurrían en la corteza. Los escáneres cerebrales mostraron cambios en las partes de la corteza que procesan la información visual, y que forman parte de la red neuronal por defecto del cerebro, que puede activarse cuando alguien sueña despierto, recupera un recuerdo o piensa sobre el futuro. Estas regiones también podrían estar implicadas en la empatía.

Los investigadores todavía intentan averiguar los motivos de los cambios.

"Pienso que una de las cosas emocionantes de encontrar esto en los hombres es que no se trata solo de la influencia de estar embarazada", apuntó Saxbe.

Es posible que la experiencia de interactuar con un bebé provoque esta neuroplasticidad, planteó.

"En cuanto al motivo de que los cambios parecieran menos notables o llamativos, pienso que refleja la variabilidad en la conducta de la paternidad", dijo Saxbe. "Algunos papás son los cuidadores primarios y están de verdad implicados, y otros papás quizá se impliquen menos".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Cerebral Cortex.

El Dr. Alex Leow, profesor de psiquiatría y bioingeniería de la Universidad de Illinois, en Chicago, dijo que ahora la ciencia entiende que hay muchas diferencias entre las personas, y que es importante estudiar distintos grupos.

Hay más concienciación sobre las diferencias sexuales entre los cerebros de los hombres y de las mujeres, tanto en la estructura como en la función, comentó Leow.

Leow anotó que la red neuronal por defecto es un concepto que ha sido popular entre los científicos del cerebro desde hace unos 10 a 15 años. La idea es que el cerebro está activo aunque solo piense en las tareas del día.

"Muchas cosas sobre las que el cerebro piensa cuando no está haciendo una tarea en realidad son una contemplación de nosotros mismos. Resulta que esta es precisamente una función fundamental de esta red neuronal por efecto", explicó Leow.

El momento vital de la persona también puede hacer una diferencia. El foco de una persona podría ser distinto en la veintena que cuando tiene hijos, cuando sus hijos están en la adolescencia o cuando se acercan a la jubilación, aclaró Leow.

"Y puedo ver que, cuando los padres esperan a un bebé recién nacido, ese reflejo sea del todo distinto. Es un tipo de reflejo muy distinto", aseguró Leow. "Y pienso que, en ese aspecto, tiene mucho sentido que la parte primaria del cerebro que se vea afectada sea la red neuronal por defecto".

Otros estudios han dado seguimiento a las mamás durante periodos más largos, para ver si los cambios tras el embarazo volvían al punto de referencia o eran permanentes. Sería una pregunta interesante como seguimiento tras este estudio, planteó Leow.

Ahora, a Saxbe le gustaría saber si las diferencias individuales en la conducta de paternidad podrían vincularse con algunos de los cambios en el cerebro, y muchas cosas más.

"Creo que apenas tocamos la superficie de nuestra comprensión sobre el cerebro de los padres", añadió Saxbe.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre sobre lo que sucede después de la llegada del bebé.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Darby Saxbe, PhD, professor, psychology, University of Southern California Dornsife College of Letters, Arts and Sciences, Los Angeles; Alex Leow, MD, PhD, professor, psychiatry and bioengineering, University of Illinois, Chicago; Cerebral Cortex, Sept. 7, 2022

Comparte tu opinión