Los bebés muy curiosos siguen siéndolo en la niñez temprana

MARTES, 29 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Usando algunos trucos, unos investigadores pudieron demostrar que los bebés a quienes más les intrigaban los trucos de magia se convirtieron en los niños pequeños más curiosos.

Cuando los niños se maravillan desde temprano ante lo inesperado, podría ser una señal de sus habilidades de pensamiento futuras, aseguraron los investigadores.

Los bebés muy curiosos siguen siéndolo en la niñez temprana

"Algo respecto a la curiosidad de los bebés sobre los trucos de magia predice qué tan curiosos serán en la edad preescolar", señaló Lisa Feigenson, codirectora del Laboratorio de Desarrollo de los Niños de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore. "Lo que los datos sugieren es que algunos niños de 3 años parecen tener una ventaja o una actitud particularmente buena para aprender mucho sobre el mundo".

En el estudio, los investigadores utilizaron un poco de magia para evaluar esta teoría en 65 niños, a partir de cuando tenían una edad de 11 meses. A algunos bebés se les mostró un juguete que funcionaba con normalidad, mientras que otros vieron que el juguete, aparentemente, atravesaba una pared.

Seis meses más tarde, mostraron a los bebés un juguete que se comportaba de forma normal o uno que parecía flotar en el aire.

Los bebés más curiosos en la primera prueba siguieron mostrando curiosidad en la segunda, y los que mostraron el interés más bajo también permanecieron igual, apuntaron los investigadores.

"Encontramos que los bebés que observaron los objetos mágicos durante mucho tiempo a los 11 meses fueron los mismos bebés que observaron a los objetos mágicos durante mucho tiempo a los 17 meses", comentó la autora principal, Jasmín Pérez, estudiante de postgrado de la Hopkins. "Los bebés son afectados por estos eventos mágicos de formas distintas, y estas formas parecen ser estables a lo largo de un periodo de seis meses durante la infancia".

Hasta este estudio, se sabía poco sobre la curiosidad en la mente preverbal, anotaron los investigadores. En general, la curiosidad se ha estudiado en niños de mucha más edad y en adultos.

El equipo deseaba llevar a los niños al laboratorio de nuevo a los 3 años, pero la pandemia obligó a los investigadores a utilizar cuestionarios sobre la curiosidad que completaron los padres.

Aquellos cuyos bebés habían observado los eventos mágicos durante el periodo más largo calificaron a sus hijos como los más curiosos, en cuanto a la búsqueda de información y la resolución de problemas. Este es el tipo de curiosidad que más probablemente ayude a los niños a aprender sobre el mundo, sugirieron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la universidad.

El laboratorio de Feigenson ya había encontrado que estos eventos que desafían las expectativas son oportunidades de aprendizaje para los bebés.

Los nuevos hallazgos plantean la posibilidad de que algunos niños están en una mejor posición para el aprendizaje, y que utilizan las expectativas desafiadas como palanca para pensar con una mayor profundidad sobre el mundo.

Los investigadores planifican continuar dando seguimiento a estos niños para ver qué tan duraderas y amplias son estas diferencias.

"Un motivo de que estos resultados sean emocionantes es que abren la puerta a muchas otras preguntas importantes", planteó Feigenson. "¿Qué significa esto para el futuro de los niños? ¿Son estos niños calificados como los más curiosos en la escuela intermedia? ¿Tendrán estos niños las mejores calificaciones en las pruebas de logro escolar y de CI? Estos resultados demandan un seguimiento longitudinal".

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 28 de junio de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los indicadores del desarrollo del bebé.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Johns Hopkins University, news release, June 28, 2021

Comparte tu opinión