Lo que usted debe saber sobre las vacunas contra la COVID

MIÉRCOLES, 16 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Mientras EE. UU. lanza una campaña nacional de vacunación contra el coronavirus esta semana, los expertos ayudan a responder a sus preguntas sobre las nuevas vacunas contra la COVID-19.

Tanto la vacuna de Pfizer (que ya recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA] de EE. UU.) como la vacuna de Moderna (que todavía está en proceso de aprobación) se desarrollaron utilizando una tecnología conocida como ARN mensajero, o ARNm, explicó el Dr. Thomas Ma, presidente del departamento de medicina del Centro Médico Milton S. Hershey de Penn State Health.

Lo que usted debe saber sobre las vacunas contra la COVID

Esas vacunas de ARNm introducen material genético que hace que las células creen un trozo inocuo de la proteína de pico de la COVID-19.

"Este tipo de vacuna, de ARNm, se ha estudiado antes", dijo la Dra. Catherine Paules, médica de enfermedades infecciosas del centro médico. "Pero esta será la primera vez que se autorizan para su uso amplio en Estados Unidos".

Son distintas que las vacunas tradicionales, como la vacuna contra la gripe estacional, que han incluido a un virus debilitado o inactivo para desencadenar una respuesta inmunitaria.

La vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 95 por ciento, y la de Moderna de un 94 por ciento, mucho más alta que el estándar de un 50 por ciento fijado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Una tasa de un 50 por ciento significaría que la mitad de las personas que recibieran la vacuna contarían con una protección adecuada, anotó Ma.

"Estos resultados muestran que la vacuna de verdad puede ayudar, sobre todo a los pacientes con un riesgo alto", aseguró Ma en un comunicado de prensa de la Penn State. "Protegerá de forma significativa a los individuos de contraer el virus, y si lo contraen, los protegerá de una enfermedad grave".

Contestar a ciertas preguntas sobre las vacunas requerirán más tiempo, según los médicos de la Penn State. Una es si pueden mantenerse al día si el virus muta.

Otro factor desconocido es si hay algún efecto secundario a largo plazo tras varios meses o un año. Las vacunas han pasado por ensayos clínicos en fase 3, y han sido evaluadas en 30,000 a 40,000 personas.

Pero Paules explicó que "a veces no se observan unos efectos secundarios raros hasta que esas cifras llegan a los millones. Es importante que se sigan recolectando datos sobre la seguridad a medida que la vacuna se distribuye en EE. UU.".

Como las vacunas contra la gripe, estas vacunas se administrarán en la parte superior del brazo, pero requieren dos dosis en lugar de una, administradas con entre tres y cuatro semanas de separación.

"Ahora mismo, la vacuna es un recurso escaso", dijo Paules. "Las personas deben asegurarse de que cuando soliciten la primera dosis, podrán también recibir la segunda".

Aunque es probable que dos dosis provean una protección muy buena contra el virus para las personas que las hayan recibido, esto no significa que no puedan transmitir el virus a otros. Ma recomendó seguir con el distanciamiento social y el uso de las máscaras hasta que las autoridades de salud pública provean más datos y directrices.

"Ahora mismo, simplemente no lo sabemos", apuntó Paules. "Es concebible que uno de cualquier forma pueda infectarse. Uno se protege contra el desarrollo de la enfermedad, pero no necesariamente de la excreción del virus ni de propagarlo a los demás".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Penn State Health, news release, Dec. 10, 2020

Comparte tu opinión