Las olas de calor provocadas por el cambio climático podrían resultar letales para los pacientes renales

Las olas de calor provocadas por el cambio climático podrían resultar letales para los pacientes renales

VIERNES, 9 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Una nueva investigación descubre a otra población que será vulnerable a las olas de calor que el cambio climático provoca con una frecuencia cada vez mayor: las personas con enfermedad renal.

Los días extremadamente calientes pueden aumentar el riesgo de hospitalización y muerte de las personas con enfermedad renal, y el cambio climático significa que se enfrentarán a más días de ese tipo, señalaron los autores del estudio.

"El cambio climático no se trata solo de situaciones futuras y comunidades distantes. Está aquí, y ahora, y está impactando adversamente a la salud de nuestra comunidad de más formas de las que imaginamos", señaló el coautor del estudio, Amir Sapkota. Sapkota es profesor de salud ambiental aplicada en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Maryland.

En el estudio, los investigadores compararon los expedientes de más de 7,000 pacientes en clínicas renales de Boston, la ciudad de Nueva York y Filadelfia, con los eventos de calor extremo en esas ciudades de 2001 a 2012.

Las tasas de hospitalizaciones y muertes durante los días con el calor más extremo fueron consistentemente más altas entre los pacientes negros y blancos, pero los hallazgos fueron menos claros respecto a los pacientes hispanos y asiáticos.

Los pacientes con otras afecciones de la salud (como la insuficiencia cardiaca congestiva, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la diabetes) también tenían un riesgo más alto en los días más calientes, encontraron los investigadores.

Los motivos de este aumento en el riesgo no están claros, pero los investigadores anotaron que una de las respuestas del cuerpo al calor (una reducción de la presión arterial) puede ser un problema para los pacientes con enfermedad renal avanzada.

"El tiempo caluroso también puede plantear otras dificultades para los pacientes que tienen que gestionar estrictamente el consumo de líquidos", señaló el primer autor del estudio, Richard Remigio, estudiante doctoral de tercer año en la Maryland. "Si es un día caliente, podemos calmar la sed, pero lamentablemente ellos no tienen ese lujo", anotó.

"Debemos incrementar nuestra capacidad de gestionar estos aumentos en los eventos de calor extremo. Es nuestro canario en la mina de carbón", advirtió Remigio en un comunicado de prensa de la universidad.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 9 de agosto de la revista JAMA Network Open.

Según Sapkota, "el cambio climático que está ocurriendo aumenta la frecuencia de los eventos de calor extremo. Nuestros resultados muestran que esos eventos son particularmente nocivos para los individuos más vulnerables de nuestras comunidades".

Se necesitan estrategias de adaptación específicas para cada comunidad con el objetivo de proteger la salud pública, concluyeron los investigadores.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad renal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión