Las máscaras N-95 son indispensables para la ómicron, pero hay muchas falsificaciones

JUEVES, 30 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Mientras ve cómo la variante ómicron se propaga por todo el mundo, quizá piense que haya llegado el momento de subir de categoría a sus máscaras y utilizar el estándar de excelencia, un modelo N95 o K-N95. Con una rápida búsqueda en Google debería encontrar una, ¿no?

No tan rápido, advierten los expertos.

Las máscaras N-95 son indispensables para la ómicron, pero hay muchas falsificaciones

Según Anne Miller, directora ejecutiva de Project N95, una organización sin fines de lucro, las máscaras que ofrecen la mayor protección son sin duda las N95 y las K-N95, ambas aprobadas por el gobierno de EE. UU. para bloquear un 95 por ciento del nuevo coronavirus.

Pero advirtió que en el mercado hay muchas falsificaciones.

El Instituto Nacional para la Seguridad y la Salud Ocupacional (NIOSH) de EE. UU. evalúa las máscaras para asegurarse de que cumplan los estándares de lo que se conoce como "tasa de filtración", explicó. Cuando la pandemia comenzó, se solicitó la aprobación del NIOSH para muchas máscaras, mientras las compañías intentaban sacar provecho de la creciente demanda.

Solo unas pocas lo lograron.

"Algunas de esas máscaras tenían una filtración de un 20 por ciento", anotó Miller. De hecho, "más de un 60 por ciento de las máscaras que se presentaron no pasaron las pruebas del NIOSH, no funcionaban", aseguró.

"Desde mi perspectiva como consumidora, no quiero gastar dinero y obtener algo que pienso que me está protegiendo pero que no me protege, y tener entonces una falsa sensación de seguridad... y luego enfermar", añadió Miller.

Esto no significa que todas las máscaras N95 y K-N95 importadas no sirvan. Pero todas deben cumplir los estándares del NIOSH, enfatizó Miller.

Compruebe los números

Para asegurarse de que cualquier máscara sea auténtica, Miller aconseja a los consumidores que busquen el número de TC de las máscaras N95. "Dice TC, y luego tres dígitos más y entonces dos dígitos y también un número de lote", aclaró. Las máscaras N95 reales también llevan una banda de cabeza.

En cuanto a las máscaras K-N95, Miller señaló que deben decir "GB 2626 - 2019, entonces un espacio, y luego K-N95. Si esto no está impreso en la superficie de la máscara, no se ha fabricado según el estándar".

Además, la máscara debe tener una marca, apuntó Miller. "Cuando vea una máscara que diga K-N95 sin marca, no tiene forma de saber quién la fabricó en realidad, y esto no es bueno".

¿Hay otras señales de advertencia de que la máscara podría ser una falsificación?

Miller afirmó que una pista infalible es si en la etiqueta se afirma que la máscara está aprobada por la FDA, o que está registrada en la FDA (la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.).

"Si ve un logo de la FDA en la caja, si ve que alguien mercadea que su producto está aprobado por la FDA, es casi una garantía de que se trata de un producto subestándar o falsificado", enfatizó Miller en una declaración. "Si está registrado, ha pagado 5,400 dólares para registrarse... y esto es todo... el sitio web de la FDA aclara que el registro no implica ningún tipo de aprobación".

Además, esté atento a una máscara que no tenga ningún marcado, ni marcados del NIOSH o que NIOSH esté deletreado de forma incorrecta, que tenga decoraciones de tela o cualquier afirmación de que está aprobada por el NIOSH para los niños (el NIOSH no aprueba los productos respiratorios para los niños).

El costo no es un factor

Miller enfatizó que el precio no es un indicador de si la máscara es auténtica o no. Las máscaras de alto grado no tienen por qué ser caras.

"Puede comprar un respirador N95 fabricado en EE. UU. y calificado por el NIOSH por 60 o 75 centavos, así que no hay que gastar mucho dinero", afirmó.

es importante cambiar las máscaras con frecuencia, ya que se desgastan y se vuelven menos efectivas, apuntó Miller. Para la mayoría de las personas, es bueno tener varias máscaras que puedan rotar. Cada máscara sirve para unas 40 horas de uso, dijo Miller.

El truco con las máscaras N-95 y K-N95 es mantener un buen sellado. Para muchas personas, una N95 resulta incómoda, y quizá les vaya mejor con una K-N95, que tiene tiras para las orejas y quizá sea más fácil de tolerar.

"No están diseñadas para ser cómodas", dijo Miller. "Están diseñadas para el rendimiento".

El ajuste es clave

En cuanto a otros tipos de máscaras, como las de tela, Miller afirma que se pueden usar encima de una máscara de alto grado por un tema de estilo personal o para mantener una máscara limpia, pero que en realidad no ofrecen suficiente protección cuando se usan solas.

La mejor forma de asegurarse de que está comprando una buena máscara es comprarla de una fuente fiable, sugirió Miller.

El Dr. Marc Siegel, un experto en enfermedades infecciosas y profesor clínico de medicina del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York, enfatizó que "las máscaras no son una protección total ni definitiva".

Pueden ayudar a proteger de una infección, pero se deben utilizar de forma adecuada y cambiarse con frecuencia. "Un uso adecuado implica un ajuste apretado sobre la nariz", apuntó Siegel.

Reconoció que las máscaras N95 pueden ser incómodas y difíciles de usar, pero las máscaras K-N95 o N95 sí ofrecen la mejor protección.

"Mejorar el nivel de las máscaras que utiliza significa recurrir a las K-N95 o las N95", añadió Siegel.

Más información

Aprenda más sobre el uso de las máscaras en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Anne Miller, executive director, Project N95; Marc Siegel, MD, clinical professor, medicine, NYU Langone Medical Center, New York City

Comparte tu opinión