Las máscaras bien ajustadas pueden reducir la transmisión de la COVID en un 95 por ciento, según los CDC

MIÉRCOLES, 10 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Se sabe que las máscaras faciales ayudan a proteger de la infección con la COVID-19, pero las autoridades de salud de EE. UU. señalaron el miércoles que mientras más hermético sea el ajuste, mejor.

En un experimento, usar máscaras de tela o médicas ajustadas en la cara redujo la transmisión de la COVID en un 95 por ciento, según un informe reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las máscaras bien ajustadas pueden reducir la transmisión de la COVID en un 95 por ciento, según los CDC

"Estos experimentos de laboratorio resaltan la importancia de que haya un buen ajuste para maximizar el rendimiento general de las máscaras", escribieron los investigadores, dirigidos por el Dr. John Brooks, del Equipo de Respuesta de Emergencia a la COVID-19 de los CDC.

"Hay varias formas sencillas de lograr que las máscaras se ajusten mejor, para ralentizar la propagación de la COVID-19 de forma más efectiva", anotaron los investigadores.

El equipo de los CDC utilizó maniquíes para evaluar dos métodos para prevenir los escapes de aire de los bordes de las máscaras: el uso de dos máscaras (usar una máscara de tela encima de una máscara médica) y hacer nudos y pliegues en las máscaras. Para lograrlo, hicieron nudos en los cordones para las orejas de una máscara médica en los bordes de la máscara, y plegaron y allanaron cualquier material sobrante cerca del rostro.

Cuando las personas usan máscaras que se ajustan bien, la infección se podría reducir, mostraron los experimentos.

A algunos expertos les preocupa que el uso de dos máscaras pudiera desalentar a las personas de usar las máscaras en lo absoluto.

"Preferiría que las personas se enfocaran en encontrar una máscara de calidad que cumpla con los requisitos, en lugar de intentar hacer capas de máscaras y crear incomodidad y dificultades para respirar... o una frustración que podría conducir a que no usen ninguna máscara", declaró al Washington Post Saskia Popescu, epidemióloga de enfermedades infecciosas de la Universidad de George Mason, en Virginia.

David Rothamer, profesor de ingeniería de la Universidad de Wisconsin, en Madison, ha experimentado con máscaras en maniquís en las aulas mientras estudiaba las mejores formas de prevenir la propagación del virus en las clases universitarias. Dijo al Post que no es partidario del uso de dos máscaras, porque consume más máscaras y puede conducir a que se escape más aire.

"El único motivo [de usar dos máscaras] es si puede lograr que se ajusten mejor", dijo.

Otras dos formas de mejorar el ajuste, apuntaron los investigadores de los CDC, incluyen usar un ajustador de máscara (un marco de plástico ajustado para una máscara) o usar una cubierta de nylon encima de la máscara.

A diferencia de las máscaras respirador N95, las máscaras de tela o las máscaras quirúrgicas quedan flojas, lo que permite que las gotitas respiratorias escapen, explicaron los investigadores. No tienen el objetivo de bloquear a las partículas aéreas.

Al controlar la propagación de las gotitas en aerosol, los experimentos de las máscaras mostraron que una persona infectada tiene menos probabilidades de transmitir la COVID, mientras que una persona que no está infectada tiene menos probabilidades de infectarse.

Los autores de los CDC anotaron las limitaciones del estudio, que incluyen que usaron solo un tipo de máscara médica y un tipo de máscara de tela. Aun así, añadieron, "los esfuerzos innovadores y continuos por mejorar el ajuste de las máscaras de tela y de procedimientos médicos para mejorar su rendimiento merecen atención".

El informe se publicó en la edición del 10 de febrero de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Linsey Marr, una profesora de ingeniería de la Virginia Tech que ha estudiado la forma de maximizar la eficiencia de las máscaras, ofreció algunos consejos para lograr el mejor ajuste con las máscaras.

"No debería poder ver ni sentir ningún tipo de punto abierto alrededor de los bordes de la máscara, sobre todo cerca de la nariz, y por eso un puente de metal es tan importante para que encaje herméticamente alrededor de la nariz", dijo al Post.

"No debe tener espacios alrededor de las mejillas o el mentón, o en realidad en ningún lugar. Una forma en que puede verificarlo es si, cuando respira, siente que el aire se sale por los lados. Coloque la mano alrededor del borde para ver si siente algo. Cuando inhale, debe sentir una succión contra la cara", añadió Marr.

Otras señales de escapes incluyen que las gafas se empañen o que salga aliento frío de los lados de las máscaras cuando esté al aire libre, dijo.

Si las máscaras fallan esas pruebas, planteó Marr, pruebe algo distinto. "Las caras de las personas tienen unas formas tan distintas que usted puede intentar encontrar algo que funcione mejor con su cara", aconsejó.

El Presidente Joe Biden ha instado a todos los estadounidenses a usar máscaras, y ha firmado decretos que hacen que su uso sea obligatorio en las propiedades federales y en los aviones, trenes y autobuses. Ahora, 36 gobiernos estatales requieren que las personas utilicen cubiertas faciales, reportó el Post. El Distrito de Columbia y Puerto Rico también implementaron órdenes sobre las máscaras. Por otra parte, tres estados (Iowa, Dakota del Norte y Mississippi) han levantado esas órdenes de obligatoriedad, según el Post.

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para aprender más sobre las máscaras faciales.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Morbidity and Mortality Weekly Report, Feb. 10, 2021; Washington Post

Comparte tu opinión