Las emergencias de EE. UU. están abarrotadas, y esto afecta a los pacientes en otras salas

MIÉRCOLES, 16 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Un departamento de emergencias abarrotado y desbordado aumenta el riesgo de muerte y sufrimiento de los pacientes de todo el hospital, advierte un nuevo estudio.

"Mientras más abarrotada estaba la sala de emergencias, más personas morían en todo el hospital", señaló la investigadora principal, Charleen Hsuan, profesora asistente de políticas y administración de la salud de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Las emergencias de EE. UU. están abarrotadas, y esto afecta a los pacientes en otras salas

Los pacientes también acabaron pasando más tiempo en el hospital cuando emergencias estaba abarrotada.

Un departamento de emergencias abarrotado es una señal de que un hospital está funcionando totalmente al límite, comentó el Dr. Ryan Stanton, miembro de la junta del Colegio Americano de Médicos (American College of Emergency Physicians).

En general, los pacientes llenan un departamento de emergencias porque el hospital ya no tiene camas y no hay otro sitio para ponerlos.

"El departamento de emergencias es el barómetro del sistema", apuntó Stanton. "Si emergencias está acogiendo pacientes y los pacientes están en el pasillo, esto significa que el resto del sistema también está lleno a capacidad".

Las investigaciones anteriores han mostrado que los pacientes del departamento de emergencias sufren y mueren cuando las emergencias están abarrotadas, pero Hsuan y sus colegas sospechaban que este efecto podrá abarcar más allá de las puertas giratorias de la unidad.

En el estudio, el equipo de la investigación analizó más de 5 millones de expedientes de alta de hospitales de toda California entre octubre de 2015 y finales de 2017.

En general, un promedio de un 2.6 por ciento de los pacientes del hospital fallecieron durante las estadías como pacientes internos. Pero los investigadores descubrieron que las personas tenían más probabilidades de fallecer cuando el departamento de emergencias del hospital estaba abarrotado.

Los pacientes tenían un 5.4 por ciento más de probabilidades de morir cuando el departamento de emergencias estaba abarrotado al máximo, mostraron los hallazgos.

Los pacientes internos tendían a tener unas estadías un 8 por ciento más largas en el hospital cuando emergencias estaba lleno, apuntó Hsuan.

"Nuestra teoría es que el motivo de que el hacinamiento del departamento de emergencias esté afectando a la mortalidad es en realidad a través de la carga de trabajo", señaló.

El personal de hospital agobiado también es más propenso a cometer errores, anotó Stanton.

"Si nos desbordamos hasta el departamento de emergencias, esto significa que cada uno de los miembros del personal (los médicos, los enfermeros, los técnicos) están trabajando a la máxima velocidad posible. Independientemente de qué tan buenos sean, si están al máximo, la capacidad mental y emocional de cada humano es limitada", apuntó Stanton.

"Si alguien corre a máxima velocidad, pasarán cosas. Se pasarán algunas cosas por alto", continuó Stanton.

De hecho, Hsuan sospecha que el problema quizá sea peor de lo que informa este estudio.

Esto se debe a que California es uno de los únicos estados del país que legisla unos niveles mínimos de personal de enfermaría. Es posible que la tasa de mortalidad asociada con el hacinamiento del departamento de emergencias sea incluso más alta en los estados donde los niveles de personal de enfermaría son más bajos.

Además, los datos del estudio son de antes de la pandemia, que provocó una importante fuga del personal de los hospitales de todo el país, debido al agotamiento laboral.

"Me imaginaría, dado todas las dificultades con el personal a las que se enfrentan muchos hospitales ahora mismo, que si pudiéramos replicar el estudio ahora quizá encontráramos un efecto incluso más grande", señaló Hsuan.

Los cierres de hospitales han complicado más el asunto, añadió.

"Quizá a su hospital le esté yendo bien, pero entonces otro hospital cierra y de repente recibe todos sus pacientes además de los pacientes originales que tenía", apuntó Hsuan.

La solución más directa sería contratar más personal de hospital y crear más capacidad de pacientes internos, para aliviar la presión, plantearon Stanton y Hsuan.

"Debemos asegurar que animamos a los enfermeros que estudian enfermería a dedicarse a la enfermería de cabecera, y que no sea solo una entrada a la enfermería profesional o a trabajos que no sean de cabecera", planteó Stanton. "Necesitamos enfermeros, desesperadamente. Necesitamos enfermeros de cabecera".

Pero el problema va más allá de las paredes del hospital, añadió Stanton. Se trata de todo el sistema de atención de la salud de EE. UU.

Las personas que no pueden encontrar tratamiento en un médico de atención primaria regular tienden a dejar que sus problemas de salud continúen hasta que acaban en el departamento de emergencias, y requieren hospitalización.

"Debemos ampliar nuestros sistemas de atención primaria y ambulatoria, hasta que las personas puedan someterse a evaluaciones de forma oportuna. Las personas están recibiendo denegaciones o grandes retrasos de las compañías de seguro, o no pueden acudir a un médico de atención primaria", lamentó Stanton.

"En realidad, tener suficientes médicos de atención primaria y tener suficientes enfermeros de cabecera solucionaría muchos de los problemas a los que nos enfrentamos ahora", añadió.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista Health Services Research.

Más información

El Instituto para la Mejora de la Atención de la Salud ofrece más información sobre el hacinamiento en el departamento de emergencias.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Charleen Hsuan, JD, PhD, assistant professor, health policy and administration, Penn State, University Park, Pa.; Ryan Stanton, MD, board member, American College of Emergency Physicians; Health Services Research, Nov. 7, 2022, online

Comparte tu opinión