El uso de opioides es peligroso para los pacientes jóvenes con sarcomas

MARTES, 31 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Cuando un adolescente o un adulto joven tiene sarcoma, un tipo de cáncer en los huesos o en los tejidos blandos, con frecuencia el médico receta opioides para el dolor.

Un nuevo estudio encontró que casi una cuarta parte de esos jóvenes continúan tomando opioides después de que su tratamiento finaliza.

El uso de opioides es peligroso para los pacientes jóvenes con sarcomas

"Estos resultados resaltan la necesidad de monitorizar a los pacientes jóvenes con sarcoma respecto al uso de los opioides tras el tratamiento, dados los impactos negativos potenciales del uso de opioides a largo plazo, que incluyen el abuso y la sobredosis", señaló la autora principal del estudio, Melissa Beauchemin, profesora asistente de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

"Se necesitan con urgencia unas estrategias adecuadas para la edad y la etapa del desarrollo para gestionar el dolor de forma efectiva, al mismo tiempo que se minimiza la exposición a los opioides", planteó.

Beauchemin anotó que los adolescentes y los adultos jóvenes son una población vulnerable, porque se han beneficiado menos que los pacientes con cáncer más jóvenes y mayores de los avances recientes.

En el nuevo estudio, los investigadores usaron una gran base de datos de reclamaciones de seguro para analizar información sobre los pacientes de 10 a 26 años que no habían recibido opioides antes y a quienes les diagnosticaron un sarcoma entre 2008 y 2016.

Entre los 938 pacientes del análisis, un 64 por ciento recibieron recetas de opioides durante el tratamiento.

Después de que su tratamiento para el cáncer terminara, alrededor de un 14 por ciento de los pacientes en general y un 23 por ciento de los que usaron opioides durante el tratamiento continuaban usando opioides. Cumplían los criterios de uso persistente, que se definió como al menos dos recetas de opioides en los 12 meses tras el final del tratamiento.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 23 de mayo de Cancer, una revista de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Entre los factores asociados con un uso persistente de opioides se incluían estar cubierto por Medicaid en lugar de un seguro comercial, tener tumores óseos en lugar de tumores en los tejidos blandos, y tomar lorazepam, un medicamento que se usa con frecuencia para tratar la ansiedad y los problemas para dormir.

Los pacientes que tienen un sarcoma con frecuencia desarrollan daños y fracturas en los huesos. En general se someten a cirugías mayores.

Beauchemin comentó que los médicos deben priorizar una descontinuación segura y temprana de los opioides en estos pacientes jóvenes que los requieren para la gestión del dolor.

"Además, hay una necesidad crítica de directrices de práctica clínica que respalden la toma de decisiones clínicas para gestionar de forma segura y efectiva el dolor, específicamente para los adolescentes y adultos jóvenes con cáncer", añadió en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre los opioides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Cancer Society, news release, May 23, 2022

Comparte tu opinión