El uso de los cigarrillos electrónicos triplica las probabilidades de que los adolescentes fumen marihuana, según un estudio

El uso de los cigarrillos electrónicos triplica las probabilidades de que los adolescentes fumen marihuana, según un estudio

LUNES, 12 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Comenzar a vapear en la adolescencia o en la adultez temprana se vincula con un aumento del triple en las probabilidades de convertirse en un usuario de marihuana, informan unos investigadores.

El estudio, un análisis de los datos de 21 estudios distintos, no puede probar que el uso de los cigarrillos electrónicos en realidad haga que los jóvenes fumen marihuana. Pero la asociación fue potente. Los jóvenes con antecedentes de vapeo tenían unas probabilidades 3.5 veces más altas de uso de marihuana que los que no tenían esos antecedentes, encontró la revisión.

Y el riesgo aumentó si las personas probaron el vapeo por primera vez cuando eran relativamente jóvenes, anotó el equipo de investigación dirigido por el Dr. Nicholas Chadi, del Hospital Pediátrico de Boston.

"Las probabilidades de usar marihuana de los jóvenes que usaban cigarrillos electrónicos eran más altas en los adolescentes de 12 a 17 años [un riesgo más de cuatro veces más alto] que en los adultos jóvenes de 18 a 24 años [un riesgo un 40 por ciento más alto]", reportaron Chadi y los investigadores en la edición del 12 de agosto de la revista JAMA Pediatrics.

El vínculo entre el vapeo y fumar marihuana es alarmante, aseguran los expertos, dado que más o menos 1 de cada 3 estudiantes de secundaria de EE. UU. afirma que ha vapeado, y la creciente legalización de la marihuana hace que el acceso sea mucho más fácil para los jóvenes.

Y una experta que no participó en el estudio dijo que hay otra forma en que el vapeo podría facilitar el uso de la marihuana en los jóvenes.

"Muchos de eso dispositivos de vapeo se pueden modificar fácilmente para permitir a los usuarios experimentar con otras sustancias de abuso, incluyendo la marihuana", anotó Andrea Spatarella, del Centro de Control del Tabaco de Northwell Health, en Great Neck, Nueva York.

Estudios anteriores también han mostrado que exponer al "cerebro que sigue en desarrollo" a la nicotina, ya sea mediante cigarrillos tradicionales o el vapeo, "aumenta el riesgo [de] abuso de sustancias en el futuro", advirtió.

En el nuevo estudio, los investigadores revisaron datos de más de 128,000 personas de 10 a 24 años.

Además del hallazgo de que el vapeo se vinculaba firmemente con el uso de la marihuana, el grupo de Chadi también encontró que el uso de los cigarrillos electrónicos en general sucede antes que el uso de la marihuana en los jóvenes, lo que sugiere que el hábito de vapear es una "entrada" a la droga.

El equipo de Boston también encontró que la conexión entre el vapeo y la marihuana era más potente en los estudios realizados después de 2017, en comparación con el periodo anterior. Los motivos de esa variación no están claros, apuntaron los investigadores, pero quizá se vinculen con la adopción reciente y rápida entre los jóvenes de "tipos de [dispositivos de vapeo] pequeños y de alta tecnología con cápsulas recargables", como el cigarrillo electrónico Juul.

¿Y cómo podría el vapeo fomentar el uso de la marihuana?

Según Chadi y sus colaboradores, la nicotina de los cigarrillos electrónicos "podría sensibilizar a los centros de recompensa y placer del cerebro y aumentar las probabilidades de usar otras formas de nicotina y otras sustancias psicoactivas [como la marihuana]".

Esto podría ser particularmente verdad en los cerebros más jóvenes que aún están en desarrollo, dijeron, lo que ayuda a explicar por qué la conexión entre el vapeo y el uso de la marihuana es mucho más fuerte mientras más pronto comienza el hábito del vapeo.

Por todos esos motivos (además de los efectos de salud del vapeo en sí, que todavía no están claros), "se debe desanimar el uso de la nicotina, sobre todo durante la adolescencia", concluyeron los investigadores.

El Dr. Scott Krakower es jefe asistente de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. Al observar los nuevos hallazgos, dijo que contradicen la idea de que el vapeo "es 'inocuo', cuando de hecho con frecuencia contiene toxinas y podría conducir a un empeoramiento de los hábitos de tabaquismo".

Ahora, este nuevo análisis sugiere que el uso de los cigarrillos electrónicos podría aumentar las probabilidades de que los jóvenes también fumen marihuana, apuntó Krakower. Considera que por este y otros motivos el gobierno federal debe promulgar unas políticas más estrictas para ayudar a reducir el vapeo en los jóvenes estadounidenses.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión