El movimiento "antivacunas" cambia su enfoque a las libertades civiles

El movimiento "antivacunas" cambia su enfoque a las libertades civiles
| Foto: HEALTHDAY

El parloteo en Facebook del movimiento antivacunas ahora plantea el tema como si se tratara de las libertades civiles, encuentra un estudio reciente.

Mientras una vacuna contra la COVID-19 se acerca a convertirse en realidad, la oposición de los supuestos grupos antivacunas podría convertirse en un movimiento político, advierten los investigadores.

En el estudio, los investigadores observaron a más de 250,000 publicaciones de 204 páginas de Facebook que se oponen a las vacunas, entre octubre de 2009 y octubre de 2019.

Tradicionalmente, la oposición se ha centrado en teorías de la conspiración sobre la seguridad médica y el gobierno. Pero los detractores de las vacunas han replanteado sus objeciones, y afirman que rechazar la vacunación es un derecho civil.

El aumento más reciente en el movimiento antivacunas fue una campaña de Facebook de 2019 con publicaciones que incluían a un estado de EE. UU. en su título, por ejemplo "Michigan por el derecho a elegir en las vacunas" ("Michigan for Vaccine Choice"). Las publicaciones citaban preocupaciones sobre la seguridad de las vacunas y medicamentos alternativos, y animaban a oponerse a la obligatoriedad de las vacunas.

"A partir de 2019, observamos un gran aumento en esas páginas a nivel estatal, sobre todo en los lugares donde se estaba considerando legislación relacionada con las vacunas", comentó el coautor del estudio, Mark Dredze, profesor asociado de ciencias informáticas de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Estas páginas facilitan que los oponentes a las vacunas sepan cómo votar en sus elecciones locales para que decidir no vacunarse resulte más fácil", añadió Dredze en un comunicado de prensa de la Hopkins.

Hubo dos eventos anteriores que también cambiaron el discurso en línea, reportaron los autores del estudio.

El primero fue un brote de sarampión en Disneyland en 2015. Este evento condujo a páginas de Facebook que planteaban el rechazo a las vacunas como un derecho civil, y que hablaban sobre la movilización política y el totalitarismo.

Entonces, en 2016, las publicaciones antivacunas aumentaron tras el estreno de "Vaxxed", una película realizada por un antiguo médico desacreditado. Muchas publicaciones que promovían a la política planteaban el rechazo a las vacunas como un derecho civil.

David Broniatowski, coautor del estudio, explicó que "plantear el rechazo a las vacunas como un derecho civil permite a los oponentes dejar de lado a la ciencia, y en su lugar debatir los valores, sobre todo el valor de la libertad de elección. Pero este es un caso en que el ejercicio de esa libertad de una persona puede hacer daño a todas las demás".

Broniatowski, profesor asociado de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Washington en Washington, D.C., y sus colaboradores, advirtieron que los oponentes a las vacunas están ganando influencia política a medida que se organizan.

El informe aparece en la edición en línea del 1 de octubre de la revista American Journal of Public Health.

Comparte tu opinión