El ejercicio mejora la salud de las personas con enfermedad renal

JUEVES, 11 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- ¿Sufre usted de una enfermedad renal crónica? El ejercicio podría ser la mejor receta para su afección, sugiere una nueva investigación taiwanesa.

Los científicos encontraron que los pacientes altamente activos tenían un riesgo más bajo de progresión de la enfermedad renal, problemas cardiacos y muerte.

El ejercicio mejora la salud de las personas con enfermedad renal

El estudio observó a más de 4,500 personas con una enfermedad renal crónica entre 2004 y 2017. Ninguna recibía diálisis. Los pacientes se dividieron en tres grupos: de actividad alta, de actividad baja o inactivos.

Durante un seguimiento mediano de casi 700 días, 739 pacientes fallecieron, 1,059 desarrollaron insuficiencia renal, y 521 tuvieron un evento cardiovascular adverso mayor (un ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, hospitalización por insuficiencia cardiaca, o muerte por enfermedad cardiovascular).

En comparación con el grupo inactivo, el grupo de actividad alta tuvo un riesgo de fallecer un 38 por ciento más bajo, un riesgo de insuficiencia renal un 17 por ciento más bajo, y un riesgo de un evento cardiovascular adverso mayor un 37 por ciento más bajo, mostraron los hallazgos.

Las diferencias entre los pacientes inactivos y los que tenían una actividad baja no fueron estadísticamente significativas, según el informe, que se publicó el 11 de marzo en la revista European Journal of Preventive Cardiology.

"Nuestros resultados sugieren que la actividad física se debe integrar en la atención clínica de los pacientes con enfermedad renal", planteó el autor del estudio, el Dr. Der-Cherng Tarng, del Hospital General de Veteranos de Taipéi y de la Universidad Nacional Yang-Ming, en Taiwán.

Los investigadores también encontraron que es importante que los pacientes con enfermedad renal altamente activos mantengan sus niveles de ejercicio.

Los pacientes con una actividad alta al inicio del estudio que eran menos activos seis meses más tarde tuvieron el doble de riesgo de muerte y eventos cardiovasculares que los que siguieron teniendo una actividad alta, señaló el autor del estudio, el Dr. Wei-Cheng Tseng, también del Hospital General de Veteranos de Taipéi y de la Universidad Nacional Yang-Ming.

"Esto resalta la importancia de mantener la actividad física entre los pacientes con enfermedad renal", señaló Tseng en un comunicado de prensa de la revista. Pero "unas cantidades extremas de ejercicio pueden inducir trastornos del ritmo cardiaco (arritmias) en las personas con enfermedad renal. Por tanto, parece prudente evitar los niveles muy altos, para así maximizar los beneficios y minimizar los riesgos".

La enfermedad renal crónica afecta a unos 700 millones de personas en todo el mundo. La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en los pacientes con enfermedad renal crónica. Cuando la enfermedad renal progresa a la insuficiencia renal, el riesgo de muerte cardiovascular de un paciente es de 10 a 20 veces más alto que el de la población general.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad renal crónica.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Journal of Preventive Cardiology, news release, March 11, 2021

Comparte tu opinión