El ejercicio ayudaría a combatir el cáncer de colon

El ejercicio ayudaría a combatir el cáncer de colon
Incluso una actividad de baja intensidad, como caminar, sería de ayuda. | Foto: ISTOCK

Una batalla exitosa contra el cáncer de colon avanzado debe incluir dosis regulares de ejercicio. Así lo encontró un reciente estudio tras analizar a más de 1,200 pacientes que se sometieron a quimioterapia. Los autores explicaron que la actividad física regular se asoció a una progresión más lenta del cáncer y a una reducción de los efectos secundarios graves de sus tratamientos.

El cáncer de colon surge cuando se genera un crecimiento anormal de un tejido intestinal, lo que se conoce como pólipos. Normalmente se lo suele agrupar junto al cáncer recto, ya que tienen características similares.

No todos los pólipos se convierten en cáncer, sin embargo, los especialistas suelen extirparlos por precaución cuando realizan una colonoscopia. Debido a este aumento en la detección y control las tasas de supervivencia aumentaron en las últimas décadas.

Pero, este tipo de cáncer sigue siendo una amenaza, la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) estima que habrá más de 100,000 nuevos casos de cáncer de colon durante el 2019.

Entre los principales factores que influyen su aparición se encuentra una mala alimentación, motivo por el cual muchos expertos decidieron estudiar si una dieta saludable ayudaría a controlar este tipo de enfermedad:

  • Una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de California encontró que la capsaicina (la sustancia que otorga a los pimientos su toque picante) reduciría el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.
  • Otro trabajo publicado en JAMA Network, señaló que cuando se administra vitamina D en altas dosis, combinada con quimioterapia, dificultaría el crecimiento del cáncer colorrectal avanzado.
  • Un estudio que analizó a casi 90,000 personas encontró una asociación entre un menor riesgo de desarrollar tumores en el intestino y un consumo regular de yogurt. Según detallaron los autores, los efectos fueron significativos solamente para los hombres.

Ahora, el nuevo trabajo dirigido por el doctor Jeffrey Meyerhardt, del Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston, encontró que la actividad física sería otra útil herramienta en la lucha contra el cáncer de colon. En sus hallazgos, publicados en Journal of Clinical Oncology, señaló que incluso una actividad de baja intensidad, como caminar, sería de ayuda.

Beneficios del ejercicio

Estudios anteriores ya habían encontrado que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de recurrencia y muerte por un cáncer de colon que no se ha propagado a otras partes del cuerpo. Sin embargo, los científicos señalaron que este es el primer trabajo que examina el vínculo entre la actividad física y la supervivencia en pacientes con un cáncer de colon avanzado.

"Encontramos que las personas que hacían algún tipo de actividad física presentaban una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia libre de progresión, aproximadamente de un 20%", dijo Meyerhardt.

El autor principal, el doctor Brendan Guercio, señaló "Los pacientes físicamente activos de nuestro estudio también parecieron tolerar mejor la quimioterapia". Y agregó: "Una actividad física total equivalente a 30 o más minutos de actividad moderada al día se asoció con una reducción del 27% en las toxicidades graves relacionadas con el tratamiento".

Según los especialistas sus hallazgos justifican que se anime a los pacientes a hacer ejercicio y que se los remita a fisioterapeutas o a programas como Livestrong de la YMCA, que ofrece entrenamiento en pequeños grupos para los pacientes con cáncer.

Meyerhardt y su equipo resaltaron que todos los participantes del estudio recibían quimioterapia, y su estudio no sugiere que el ejercicio deba sustituirla ni a ninguna otra terapia estándar para el cáncer. Además, consideraron que sus resultados no fueron estadísticamente significativos, por lo que deben continuar investigando los mecanismos detrás de este prometedor vínculo.

Otra manera de prevenir

Leandro Di Paola, especialista en Gastroenterología del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (INEBA), en Argentina, explicó que la obesidad, incluso en la adolescencia, podría aumentar las probabilidades de cáncer de colon en la adultez. Por eso, además de realizar ejercicio es vital mantener una buena alimentación.

El especialista definió una serie de recomendaciones, desde el ámbito nutricional, para prevenir el cáncer de colon:

  • Hacer 4 comidas al día en horarios flexibles.
  • Desayunar y merendar lácteos descremados, cereales, o panes integrales con semillas y frutas frescas o secas.
  • Evitar los productos ultra procesados.
  • Usar endulzantes no calóricos y evitar el azúcar en todas sus formas.
  • Mantener al mínimo o evitar el consumo de sal.
  • Combinar los grupos alimentarios tanto en los almuerzos como en las cenas.
  • Hidratarse tomando de 6 a 8 vasos de agua al día.

Comparte tu opinión