El costo de los antiepilépticos continúa disparándose

VIERNES, 2 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Los costos de los antiepilépticos se disparan en Estados Unidos, superan a la inflación y presionan a las aseguradoras federales Medicare y Medicaid, según una nueva investigación.

El gasto en los anticonvulsivos se multiplicó por más de dos en ocho años para las aseguradoras del gobierno, en gran medida debido a los medicamentos de tercera generación y de marca, encontró el estudio.

El costo de los antiepilépticos continúa disparándose

"Aunque es muy importante que los pacientes con Medicare y Medicaid tengan acceso a estos medicamentos, el costo para el sistema es significativo, y sigue aumentando cada año", advirtió la Dra. Deepti Zutshi, autora principal del estudio y profesora asociada de neurología de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit.

"La respuesta no es quitar el acceso a los fármacos, sino pensar en formas de limitar o desviar los costos para que podamos seguir garantizando la longevidad de Medicare y Medicaid", planteó en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de la Epilepsia (American Epilepsy Society).

Casi 3.4 millones de estadounidenses viven con epilepsia, la mayoría de ellos adultos mayores o niños. Alrededor de 1.1 millones de personas con epilepsia tenían seguro con Medicare en 2019. Alrededor de un tercio de los pacientes de a partir de 18 años estaban cubiertos por Medicaid en 2015.

En general, los médicos recetan medicamentos de tercera generación porque son mejor tolerados que los más antiguos, tienen menos efectos secundarios y menos interacciones graves con otros medicamentos, anotó el estudio. Los fármacos pueden funcionar de distintas formas, así que pueden dar más opciones de tratamiento a los neurólogos.

Pero pueden pasar de 10 a 12 años antes de que un medicamento de tercera generación esté disponible como un genérico con un costo más bajo. Entre los antiepilépticos de tercera generación se encuentran lacosamida (marca: Vimpat), perampanel (Fycompa) y brivaracetam (Briviact).

Para estudiar el gasto, los investigadores analizaron los datos de las bases de datos de la Parte D de Medicare y del Gasto por Medicamento de Medicaid, de 2012 a 2020.

El gasto de la Parte D de Medicare en anticonvulsivos aumentó de 1.16 mil millones de dólares en 2012 a 2.68 mil millones de dólares en 2020. Por otro lado, el gasto de Medicaid en los fármacos aumentó de 973 millones a 2.05 mil millones de dólares en esos años.

Las reclamaciones aumentaron a un ritmo mucho más lento que los costos: se incrementaron en un 29 por ciento, y los costos en un 136 por ciento.

Al observar los anticonvulsivos de tercera generación, la Parte D de Medicare gastó 124 millones de dólares en 2012, en comparación con 1.08 mil millones en 2020. En cuanto a las marcas, el gasto casi se triplicó: de 546 millones a 1.62 mil millones de dólares.

Reducir los costos podría requerir más de un método, plantearon los investigadores.

"Las compañías farmacéuticas y las entidades gubernamentales deben hablar sobre formas de reducir el costo de los medicamentos sin restringir la investigación y el desarrollo", planteó Zutshi.

"Y los proveedores de atención de la salud deben sopesar el uso de los medicamentos genéricos con una mayor frecuencia y antes [en lugar] de acudir directo a los medicamentos de marca, a menos que se requieran de forma específica debido al mecanismo de las convulsiones, las preocupaciones sobre los efectos secundarios y las interacciones farmacológicas, o la falta de respuesta al fármaco", añadió.

Los hallazgos se presentaron el viernes en la reunión anual de la Sociedad Americana de la Epilepsia, en Nashville. Los hallazgos presentados en reuniones médicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la epilepsia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Epilepsy Society, news release, Dec. 2, 2022

Comparte tu opinión