El COVID-19 rondaría incluso después que los síntomas se alivian

El COVID-19 rondaría incluso después que los síntomas se alivian
Los investigadores concluyeron que las infecciones más graves podrían tener tiempos de excreción más prolongados. | Foto: GETTY IMAGES

Incluso después que las personas con casos leves de COVID-19 comienzan a sentirse mejor, aproximadamente la mitad podría seguir teniendo el virus hasta ocho días después de la desaparición de los síntomas. Así lo encontró una nueva investigación, que analizó a 16 pacientes con el nuevo coronavirus (COVID-19), en China.

Tras tomar varias muestras de sus gargantas, los investigadores concluyeron que las infecciones más graves podrían tener unos tiempos de excreción incluso más prolongados. "El hallazgo más significativo de nuestro estudio es que la mitad de los pacientes seguían desprendiendo el virus incluso tras la resolución de sus síntomas", señaló el coautor, Lokesh Sharma, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en Connecticut. Sus hallazgos se publicaron en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Los coronavirus son una familia de virus que pueden causar muchas afecciones, desde resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). Un nuevo coronavirus, como COVID-19, es una nueva cepa que no se había encontrado antes en el ser humano.

Este se caracteriza por el goteo nasal, dificultad para respirar, dolor de garganta, fiebre, tos seca, lesiones pulmonares y neumonía. Los médicos solo pueden proporcionar a los pacientes líquidos intravenosos, fármacos para bajar la fiebre u oxígeno para respirar mejor. Si bien no existen tratamientos aprobados, se están realizando ensayos clínicos para probar medicamentos antivirales.

Para no propagar la infección se aconseja lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar (con el brazo, no con la mano). También se debe evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Además, se aconseja cumplir con el "distanciamiento social" y permanecer en casa el mayor tiempo posible.

Según detallaron los investigadores, la aparición de los síntomas desde el momento en que los pacientes se infectaron tardó unos cinco días, y su desaparición ocho. Según señalaron en un comunicado de prensa de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society), las personas fueron contagiosas durante otros ocho días.

El coautor del estudio, el doctor Lixin Xie, del Hospital General Chino PLA en Beijing, aconsejó "si tuviste síntomas respiratorios leves por el COVID-19 y permaneciste en casa para no infectar a las personas, alarga tu cuarentena dos semanas más tras la recuperación para garantizar que no infectes a los demás".

Xie y Sharma advirtieron a los médicos que el COVID-19 se puede propagar incluso tras la desaparición de los síntomas, de forma que se debe tratar a los pacientes recuperados como si todavía estuvieran infectados. También explicaron que se necesita más investigación para averiguar si el virus es capaz de transmitirse en las etapas más tardías de la infección.

Comparte tu opinión