El aprendizaje durante la pandemia puede forzar a los ojos de los niños

El aprendizaje durante la pandemia puede forzar a los ojos de los niños

Si su hijo recibirá enseñanza en línea este año escolar, debe tomar medidas para protegerlo de la fatiga ocular, señala la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology).

"De verdad he observado un aumento marcado en los niños que sufren de fatiga ocular debido al aumento en el tiempo que pasan frente a pantallas. La buena noticia es que la mayoría de los síntomas se pueden evitar con unas pocas medidas sencillas", comentó en un comunicado de prensa de la academia el Dr. Stephen Lipsky, oftalmólogo pediátrico y vocero clínico de la academia.

A continuación, ofrece estas recomendaciones para el aprendizaje remoto, para proteger la vista de su hijo:

  • Programe un cronómetro para recordar a su hijo que haga un descanso cada 20 minutos. Alterne la lectura en un libro electrónico con un libro real. Anime a los niños a levantar la mirada y a ver por la ventana más o menos cada dos capítulos, o a que cierren los ojos durante 20 segundos.
  • Marque los libros con clips cada pocos capítulos. Cuando lleguen al clip, les recordará que levanten la vista. En un libro electrónico, utilice la función de separador de libros para lograr el mismo efecto.
  • Asegúrese de que los niños usen las computadoras portátiles a un brazo de distancia, a entre 18 y 24 pulgadas (de 46 a 61 centímetros) de su asiento. Lo ideal es que tengan un monitor colocado a nivel de los ojos, directamente frente al cuerpo. Las tabletas también se deben sostener a un brazo de distancia.
  • Para reducir el reflejo, coloque una fuente de luz a espaldas del niño, no detrás de la pantalla. Ajuste el brillo y el contraste de la pantalla para que los niños se sientan cómodos. No use un dispositivo al aire libre o en áreas con mucha luz. El reflejo en la pantalla puede provocar fatiga ocular.
  • Los niños no deben usar un dispositivo en una habitación oscura. Cuando la pupila se expande para ajustarse a la oscuridad, el brillo de la pantalla puede agravar las imágenes residuales y provocar incomodidad.
  • Los niños deben dejar de usar los dispositivos entre 30 y 60 minutos antes de acostarse. La luz azul puede alterar el sueño. Si los adolescentes no quieren hacerlo, haga que cambien a modo nocturno o a un modo similar para reducir la exposición a la luz azul.

Cuando acaben de estudiar, asegúrese de que los niños pasen tiempo al aire libre. Varios estudios sugieren que pasar tiempo al aire libre, sobre todo en la niñez temprana, puede ralentizar la progresión de la miopía.

Comparte tu opinión