Cuando los medicamentos suprimen el VIH, las probabilidades de transmisión se acercan a cero, según una revisión

Cuando los medicamentos suprimen el VIH, las probabilidades de transmisión se acercan a cero, según una revisión

LUNES, 19 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Cuando alguien que tiene el VIH suprime el virus con medicamentos, casi no hay probabilidades de transmitirlo a las parejas sexuales, concluye una nueva revisión.

La Agencia de Salud Pública de Canadá reunió estudios de la última década que observaban el riesgo de transmisión del VIH en parejas donde una persona era VIH positiva y la otra no.

Encontró que no hubo casos de transmisión cuando la persona VIH positiva tomaba unos "cocteles" de medicamentos que mantenían al virus suprimido. "Suprimido" significa que hay menos de 200 copias del virus por mililitro de sangre.

En esos casos, encontró la revisión, no hubo transmisiones del VIH incluso cuando las parejas no utilizaban preservativos.

Los expertos dijeron que los hallazgos son una buena noticia para las personas que viven con VIH, y que tienen implicaciones respecto a las leyes actuales en Canadá, Estados Unidos y otros lugares.

El punto en cuestión son las leyes que someten a las personas VIH positivas a posibles cargos criminales por no informar a sus parejas sexuales sobre su estatus. Existen en Canadá y en muchos estados de EE. UU.

Pero las leyes se "basan en una perspectiva de la enfermedad de la década de los 80", aseguró Perry Halkitis, decano del a Facultad de Salud Pública de la Universidad de Rutgers, en Piscataway, Nueva Jersey.

Es decir, reflejan una época en que el VIH era una sentencia de muerte, en lugar de una afección crónica manejable como hoy en día. Las terapias farmacológicas, que estuvieron disponibles por primera vez en los 90, cambiaron el panorama del tratamiento del VIH.

Y en años recientes, apuntó Halkitis, los estudios han ofrecido "muchísimas evidencias" de que cuando esos medicamentos suprimen el virus, no es transmisible a las parejas sexuales de una persona.

"Lo único que esas leyes de criminalización hacen es estigmatizar a las personas VIH positivas. Hay que revisarlas", planteó Halkitis, quien no participó en la nueva investigación.

En Canadá, los hallazgos ya han tenido un impacto. El Departamento de Justicia de Canadá, que colaboró en la revisión, publicó el diciembre pasado un informe en que decía que la ley criminal ya no debe aplicarse a las personas VIH positivas que han logrado la supresión viral mediante medicamentos.

Su informe también señalaba que las leyes no deben aplicarse a las personas que no toman medicamentos, pero que utilizan preservativos durante las relaciones sexuales. En la revisión de la investigación, el riesgo de transmisión del VIH en esos casos se consideró "bajo": apenas una transmisión por cada 100 personas por año.

La agencia de salud utilizó la palabra "insignificante" para describir el riesgo de transmisión cuando los medicamentos suprimen el virus. Eso significa que hay un riesgo teórico de transmisión porque hay un "intercambio de fluidos corporales que portan el virus", dijeron las autoridades, pero no hay casos reales confirmados.

"Esperamos que estos hallazgos ayuden a las personas que viven con VIH y a sus parejas a tomar decisiones, y que ayuden a reducir el estigma al que se enfrentan las personas que viven con VIH", apuntó la agencia.

La revisión más reciente, dirigida por la Dra. Rachel Rodin, que trabaja en la agencia, se basa en 11 estudios y una revisión de la investigación publicada anteriormente. Los estudios siguieron a parejas estables (tanto heterosexuales como homosexuales) de varios países.

Los resultados se publicaron en la edición del 19 de noviembre de la revista CMAJ: Canadian Medical Association Journal.

En Estados Unidos, 29 estados tiene leyes criminales "específicas para el VIH", según el Centro de Leyes y Política de VIH (Center for HIV Law & Policy, CHLP), una organización sin fines de lucro. Esto incluye leyes que se dirigen a las personas que no divulgan su estatus de VIH a las parejas sexuales.

Hace tiempo que muchas organizaciones médicas, como la Asociación Médica Americana (American Medical Association) y la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association), han pedido que esas leyes criminales sean reformadas. Y el CHLP y otros grupos argumentan que no es suficiente eximir a las personas VIH positivas cuyo virus ha sido suprimido por los medicamentos.

El CHLP apunta al hecho de que los estadounidenses tienen un acceso desigual a la atención de la salud, y que ciertos grupos (como los negros y los pobres) se enfrentan a más obstáculos para mantener sus niveles de VIH suprimidos.

Eso significa que las leyes criminales se enfocan en ellos de forma injusta, enfatiza el CHLP.

Halkitis se mostró de acuerdo en que el mero hecho de tener leyes específicas para el VIH es problemático. Ninguna otra enfermedad contagiosa está sujeta a ese procesamiento criminal, apuntó.

"Debemos dejar de reaccionar al VIH como su fueran los 80", dijo Halkitis. Y eso, añadió, incluye tener políticas "basadas en evidencias científicas".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre la transmisión del VIH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión