Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Con frecuencia, los padres ignoran los consejos sobre el sueño seguro cuando el bebé se despierta de noche

MARTES, 31 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- La mayoría de los padres saben que poner a sus bebés a dormir de espaldas puede reducir su riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), pero un nuevo estudio sugiere que muchos podrían olvidarse de esta norma cuando el bebé se despierta chillando en medio de la noche.

Es muy común que los bebés se despierten de madrugada, y los padres de recién nacidos con frecuencia se encuentran privados de sueño, explicaron los investigadores.

Con frecuencia, los padres ignoran los consejos sobre el sueño seguro cuando el bebé se despierta de noche

"Nuestros hallazgos reflejan que los cuidadores quizá estén tomando decisiones distintas en medio de la noche, cuando están exhaustos, que cuando ponen a su bebé a dormir por primera vez", comentó la autora del estudio, la Dra. Mersine Bryan, pediatra de la Universidad de Washington y del Hospital Pediátrico de Seattle.

"Cuando el cuidador se va a ir a dormir o se queda dormido, es importante poner al bebé en su lugar seguro, como una cuna o el moisés, y siempre de espaldas cada vez, para mantenerlo seguro", enfatizó Bryan.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que todos los bebés sanos menores de 1 año se pongan a dormir de espaldas, además de otras medidas para un sueño seguro, que incluyen utilizar un espacio y una ubicación separados. Si un recién nacido no puede respirar mientras está boca abajo, no puede hacer nada para solucionarlo, y podría ahogarse. Por esto se considera que poner al bebé a dormir de espaldas es más seguro.

La encuesta en línea de 1,500 padres de bebés de EE. UU. encontró que un 39 por ciento de los padres dijeron que cambiaban la práctica de sueño de su bebé después de que se despertaba de noche, y menos de la mitad de esos padres cumplían estas prácticas de sueño seguro después de los despertares en medio de la noche.

En el estudio, los investigadores compararon las prácticas de sueño de los bebés de hasta 1 año de edad cuando se duermen inicialmente y después de un despertar nocturno. En específico, un 42 por ciento de los padres ponían a sus bebés a dormir de espaldas en ambos momentos, mientras que un 13 por ciento de los que ponían a los bebés a dormir de espaldas inicialmente no hacían lo mismo durante los despertares en medio de la noche, encontró el estudio.

El informe se publicó en la edición en línea del 30 de mayo de la revista Pediatrics.

Tres destacados expertos en el SMSL concurrieron en que los hallazgos llaman la atención sobre una importante brecha entre el conocimiento y la acción.

"Tras despertarse en medio de la noche, los bebés con frecuencia se ponen de nuevo a dormir en una posición de sueño menos segura", señaló el Dr. Kyran Quinlan, director de la división de pediatría general del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago.

Se trata de una información importante que podría ayudar a orientar las nuevas campañas de educación, anotó.

"Necesitamos toda la información que podamos obtener para ayudar a los padres a proteger a sus bebés, dado que esta es la principal causa de muerte entre 1 mes y 1 año de edad", comentó Quinlan.

El Dr. Thomas Hegyi, director médico del Centro de SMSL de la Facultad de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Rutgers en New Brunswick, Nueva Jersey, se mostró de acuerdo. "Uno de los 10 descubrimientos más importantes en la pediatría ha sido la campaña Safe-to-Sleep ('dormir seguro'), que redujo el riesgo de SMSL en más de un 50 por ciento, pero todavía tenemos que avanzar más en la diseminación de nuestro mensaje", planteó.

Parece haber una desconexión cuando se trata de los despertares en medio de la noche. "Debemos seguir educando a los padres sobre el sueño seguro y la reducción del riesgo de SMSL antes del nacimiento, en el hospital tras el nacimiento, y en cada visita pediátrica", dijo Hegyi.

La Dra. Fern Hauck es profesora de medicina familiar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia, en Charlottesville. "Los despertares en medio de la noche son normales y frecuentes entre los recién nacidos, cuando la alimentación frecuente es esencial para el crecimiento infantil", explicó. "El bebé podría despertarse varias veces por noche en los primeros pocos meses de vida, cuando los padres están más cansados y el riesgo de SMSL también está en su punto más alto, y la vigilancia es incluso más importante en esta época".

Algunos cuidadores sienten que el bebé está más cómodo o duerme mejor boca abajo, o que dormir en la cama con el adulto hace que sea más fácil alimentarlo o vigilarlo más de cerca, pero estas prácticas son peligrosas, advirtió Hauck.

Se deben seguir las prácticas de sueño seguro cada vez que duerma, ya sea una siesta o durante la noche. "Esto se debe transmitir a todos los cuidadores que atienden al bebé, lo que incluye a los niñeros, los abuelos y el personal de la guardería", enfatizó.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece más información sobre el sueño infantil seguro para los cuidadores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Mersine Bryan MD, pediatrician, University of Washington and Seattle Children's Hospital; Kyran Quinlan, MD, professor, director, division of general pediatrics, Rush University Medical Center, Chicago; Thomas Hegyi, MD, medical director, SIDS Center of New Jersey, Rutgers Robert Wood Johnson Medical School, New Brunswick, N.J.; Fern Hauck, MD, Spencer P. Bass, MD Twenty-First Century Professor of Family Medicine, University of Virginia School of Medicine, Charlottesville, Va.; Pediatrics, June 2022

Comparte tu opinión