Aleja la tristeza realizando ejercicio

Aleja la tristeza realizando ejercicio
Realizar ejercicio reduciría el riesgo de depresión en un 17%, en comparación a quiénes no lo hacen. | Foto: ISTOCK

La evidencia sobre los beneficios del ejercicio es muy abundante. En los últimos años se lo asoció con una disminución en el riesgo de muchas enfermedades graves, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, un aumento del bienestar físico y mental, la probabilidad de un mejor sueño y conseguir músculos tonificados. Un reciente estudio suma una nueva bondad que puedes obtener de él: prevenir la depresión.

"La evidencia sobre el uso de la actividad física para la gestión de la depresión son sustanciales y aumentan con rapidez", afirmaron los autores del nuevo trabajo, Felipe Barretto Schuch, de la Universidad Federal de Santa Maria en Brasil, y Brendon Stubbs, del Colegio del Rey de Londres.

Sin embargo, advirtieron que "a pesar de que se conocen estas pruebas, la incorporación del ejercicio como componente clave en el tratamiento suele ser inconstante y se le da una prioridad baja".

Esto queda demostrado con los últimos datos compartidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se advierte que al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

En un intento por combatir esta situación, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (HHS) actualizó las pautas de actividad física. El ejercicio ya no tiene que durar al menos 10 minutos para ser beneficioso, cualquier movimiento es importante para la salud independientemente de su duración.

La nueva idea es que cada esfuerzo de la actividad cuenta, incluso si son solo dos minutos a la vez. "Las nuevas pautas demuestran que todos pueden mejorar su salud simplemente moviéndose, en cualquier momento, en cualquier lugar y por cualquier medio", dijo Brett P. Giroir, secretario asistente de salud, en un comunicado de prensa de HHS.

Ahora, el nuevo trabajo de Schuch y Stubbs encontró más motivos para realizar actividad física. Los expertos analizaron 49 estudios, que incluían información de casi de casi 267,000 personas, y concluyeron que el ejercicio reduciría el riesgo de depresión en un 17%, en comparación con aquellas personas que no lo realizan.

Además, examinaron otros 25 estudios, con información de casi 1,500 personas con depresión, y hallaron que la actividad física tenía un "efecto antidepresivo muy grande y significativo". Sus hallazgos se publicaron en Current Sports Medicine Reports.

Distintas opciones

La mayoría de los tratamientos para la depresión se enfocan en los antidepresivos y la psicoterapia. Aunque ambos pueden ser efectivos, los investigadores resaltaron que también tienen limitaciones significativas. Por ejemplo, apenas la mitad de las personas que toman antidepresivos tienen una respuesta clínicamente significativa, mientras que no todos los pacientes responden a la psicoterapia.

La Mental Health America (MHA) informa que, aunque las personas con depresión tienen una remisión completa del trastorno con un tratamiento efectivo, solo un 35% busca ayuda con profesionales de salud mental.

Schuch y Stubbs son conscientes de que el ejercicio quizá no provea un tratamiento igual de efectivo para todas las personas con depresión, debido a que un gran número de factores biológicos, clínicos y psicosociales pueden afectar la respuesta a la terapia de ejercicio. Sin embargo, afirmaron que podría ser de ayuda para emparejar "al paciente correcto con el tratamiento correcto".

Y añadieron: "Hay un creciente reconocimiento de que las conductas del estilo de vida, como la actividad física y el ejercicio, pueden ser estrategias útiles para tratar la depresión, reducir sus síntomas, mejorar la calidad de vida y los resultados de salud".

Aunque los resultados de su investigación fueron importantes, los expertos señalaron que desconocen cómo la actividad física podría ayudar a tratar a la depresión, pero, creen que sus efectos en la inflamación, el estrés oxidativo, y la regeneración de las células del cerebro (en particular del hipocampo), serían posibles explicaciones.

Comparte tu opinión