Al principio, las advertencias sobre el coronavirus ni inmutaban a muchas personas mayores, encuentra un estudio

Al principio, las advertencias sobre el coronavirus ni inmutaban a muchas personas mayores, encuentra un estudio

MIÉRCOLES, 15 de abril de 2020 (HealthDay News) -- El coronavirus afecta más a las personas mayores y a las que tienen afecciones médicas crónicas. Pero muchas de esas personas no se tomaron al virus en serio al principio del brote en Estados Unidos, encuentra un estudio reciente.

Antes de que se anunciaran las órdenes de confinamiento en casa, los investigadores llamaron a casi 700 personas del área de Chicago que participaron en cinco estudios de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. La mayoría tenían a partir de 60 años. Las llamadas se realizaron entre el 13 y el 20 de marzo.

"No pensaban que contraerían el virus, y no cambiaron su rutina diaria ni sus planes", señaló el investigador principal, Michael Wolf, profesor de medicina de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

"Si no se toman medidas al principio, puede ser demasiado tarde. El retraso en su acción respecto al distanciamiento social podría haberlos puesto en riesgo", lamentó Wolf en un comunicado de prensa de la universidad.

Dos tercios de esos pacientes tenían tres o más afecciones crónicas, incluyendo enfermedad pulmonar, trasplantes de riñones, enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2.

"Deseábamos monitorizar su concienciación sobre la COVID-19 a lo largo del periodo de la pandemia y después, para ver qué hacían de forma distinta, y cómo estaba afectando su capacidad de gestionar sus enfermedades crónicas", apuntó Wolf. "Estábamos muy preocupados, dados los mensajes contradictorios de salud pública desde el mismo principio, de que estos individuos con un riesgo alto quizá no recibieran la información que necesitaban".

La investigación también encontró disparidades según la raza y el estatus social. Los negros estaban menos preocupados y consideraban que era menos probable que contrajeran la COVID-19, pero también se sentían menos preparados que los blancos. Los que estaban por debajo del nivel de pobreza también estaban menos preocupados. Y las personas con un nivel educativo bajo también dijeron que no era probable que contrajeran la COVID-19, y fueron más propensas a reportar que no estaban preparadas para un brote.

"No hubo diferencias raciales ni socioeconómicas respecto a cómo las personas percibían la gravedad de la amenaza de la COVID-19, ni en el conocimiento sobre el virus ni en el cambio correspondiente en las rutinas y los planes", indicó Wolf. "Estas diferencias respecto al nivel de preocupación, las probabilidades de infectarse y el sentimiento de no estar preparados podrían reflejar unas disparidades sociales y económicas más duraderas".

Los investigadores planifican encuestar a esas personas varias veces más para ver si tienen problemas para obtener sus medicamentos o participar en las visitas de telesalud. También evaluarán el efecto general de la pandemia en su salud física y mental.

El estudio aparece en la edición del 9 de abril de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre el coronavirus y las precauciones que los adultos mayores deben tomar, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión