AHA News: ¿Es bueno hacer ejercicio si está enfermo?

MIÉRCOLES, 13 de enero de 2021 (American Heart Association News) -- Si está enfermo y piensa seguir haciendo ejercicio durante esta temporada de resfriados y gripe, los expertos indican que debe usar la cabeza y reconocer las señales de alerta de su cuerpo.

En particular, es muy importante tomar precauciones este invierno durante la pandemia de COVID-19. Siempre es buena idea consultar a un médico si tiene dudas relacionadas con síntomas o para determinar si debe confinarse o aislarse.

AHA News: ¿Es bueno hacer ejercicio si está enfermo?

En términos generales, se considera que no es necesario evitar la actividad física cuando se tienen enfermedades más leves como un simple resfriado.

"La regla que por lo general recomiendan muchos profesionales y fisiólogos del ejercicio es que, si los síntomas se presentan por arriba del cuello, está bien salir y hacer algo de ejercicio", dijo Amanda Paluch, profesora asistente de la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la Universidad de Massachusetts en Amherst.

Eso se refiere al goteo de la nariz o a un ligero dolor de cabeza, aunque en esos casos sigue siendo prudente no hacer su típica rutina, añadió.

"Quizás salga sólo a caminar en lugar de correr vigorosamente", dijo Paluch. "Verá resultados aun con esa menor intensidad. Salir un rato hasta podría ayudarlo a sentirse mejor".

Los síntomas que se presentan por debajo del cuello, como congestión en el pecho o malestar estomacal, se consideran señales típicas de que hay que evitar el ejercicio. Nunca se ejercite si tiene fiebre, no importa si esta se relaciona con gripe, COVID-19 u otro virus, dijo el Dr. Felipe Lobelo, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad Emory.

En las pautas recién actualizadas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingles), se recomienda que, por lo general, las personas diagnosticadas con COVID-19 (con o sin síntomas) deben aislarse al menos 10 días a partir de tener síntomas o haber obtenido un análisis positivo de la enfermedad.

Lobelo indicó que eso significa que no se debe hacer ejercicio durante ese periodo y que las personas deben esperar una semana adicional después de los 10 días para comenzar a ejercitarse nuevamente.

Asimismo, al recuperarse, es bueno comenzar sus ejercicios paulatinamente.

"Es probable sentirse descondicionado debido al reposo en cama y niveles mucho más bajos de actividad, además de los efectos persistentes de COVID si tuviste tos, fatiga o dificultad para respirar."

Lobelo añadió que es importante informar a su médico si los síntomas no mejoran gradualmente con el ejercicio, o si desarrolla síntomas nuevos como dolor de pecho, falta de aliento o fatiga extrema con la actividad física.

Durante la pandemia, sigue siendo importante encontrar formas seguras y responsables para mantenerse activo, tanto en su casa como en exteriores practicando el distanciamiento social. De acuerdo con los CDC, la actividad física reduce la presión arterial y la ansiedad, mejora el humor y los niveles de energía y ayuda a las personas a dormir mejor.

Sin embargo, lo ideal es evitar las actividades en interiores, como en gimnasios, ya que la transmisión del coronavirus es potencialmente mayor, dijo Lobelo. Si acude a esos lugares, use un cubrebocas, mantenga el distanciamiento social y limpie el equipo regularmente.

"Realmente querrá enfocarse lo más posible en actividades al aire libre", añadió Lobelo, quien también alienta a las personas a llevar un cubrebocas al salir libre para usarlo si se encuentra con otra persona en el camino.

Paluch ofreció consejos para quienes no estén acostumbrados a hacer ejercicio en el frío, como vestirse en capas para poderse quitar piezas de ropa si es necesario. Usar un cubrebocas al ejercitarse afuera también tiene la ventaja de calentarle la cara.

Los medidores de actividad física son una manera creativa de mantenerse activo y conectarse virtualmente con familiares y amigos, indicó Paluch, quien investiga los beneficios de los sensores portátiles. Por ejemplo, los integrantes de una familia podrían competir entre sí para ver quién logra la mayor cantidad de pasos durante la semana y comparar los resultados en línea.

"Esas cosas pueden ayudar a las personas a mantenerse conectadas y quizás a fomentar la motivación", dijo Paluch. "Podemos obtener ese apoyo social sin entrar en contacto directo".

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected]

Por Genaro C. Armas

Comparte tu opinión