A pesar de la prohibición federal, los cigarrillos electrónicos con sabores siguen en las tiendas

MARTES, 28 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Los cigarrillos electrónicos con sabores, que son atractivos para los niños, todavía están ampliamente disponibles en línea y en las tiendas, a pesar del dictamen de un juez federal que debería haber sacado a los productos del mercado ya a principios de septiembre, muestra un informe reciente.

El dictamen del juez sigue a una medida de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que tiene casi dos años de antigüedad.

A pesar de la prohibición federal, los cigarrillos electrónicos con sabores siguen en las tiendas

La FDA citó los riesgos para los niños vulnerables, y anunció por primera vez en enero de 2020 que "las compañías que no dejen de fabricar, distribuir y vender cigarrillos electrónicos de cápsulas con sabores sin autorización [aparte del tabaco y el mentol] en un plazo de 30 días se arriesgan a las medidas de ejecución de la FDA".

Esto fue entonces, y esto es ahora, afirman los críticos.

Actualmente, más de 100 productos de vapeo con sabores, con atractivos nombres como Gummy Bear, Funnel Cake, Fruit Punch, Berry Crunch Cereal y Blueberry Lemonade, se siguen vendiendo a través de los cinco principales detallistas de cigarrillos electrónicos en línea, encontró el informe de Campaign for Tobacco-Free Kids.

Los cigarrillos electrónicos con sabores también están ampliamente disponibles en las tiendas de abarrotes y las gasolineras localizadas en ocho ciudades del país, añadía el informe.

"Los cigarrillos electrónicos con sabores precisamente de este tipo que los jóvenes usan están muy disponibles tanto en internet como en las tiendas minoristas", lamentó Matthew Myers, presidente de Campaign for Tobacco-Free Kids.

"Los sabores los atraen. La nicotina los convierte en adictos", continuó Myers. "Sin los sabores, muchos menos niños se sentirían atraídos por estos productos. Un 85 por ciento de los niños que usan un cigarrillo electrónico usan uno con sabores".

Un tribunal federal fijó la fecha límite del 9 de septiembre para que los fabricantes de cigarrillos electrónicos obtengan la autorización de la FDA para sus productos o se enfrenten a ser eliminados del mercado.

Los productos de cigarrillos electrónicos sin autorización siguen en el mercado meses después de esa fecha límite, aunque están sujetos a las medidas de ejecución de la FDA, encontró el informe.

Las evaluaciones en las tiendas, realizadas en ocho ciudades, encontraron que:

  • El Juul se vendía en todas las ciudades, y marcas como Vuse, NJOY y blu estaban disponibles en la mayoría.
  • Se encontraron líquidos para cigarrillos electrónicos con sabores en la mayoría de las ciudades, en sabores como Green Apple, Cola, Peachy Rings, Tropical Fruit, Strawberry Macaroon y Island Orange.
  • Había cigarrillos electrónicos desechables en todas las ciudades, con sabores como Coconut Pineapple Smoothie, Strawberry Ice Cream, Gummy Bear, Mango Slushee y Blue Razz Lemonade.

Las ciudades incluidas en la encuesta fueron Denver; Detroit; Los Ángeles; Portland, Maine; Portland, Oregón; Seattle; Tempe, Arizona; y Washington, DC.

El informe ayuda a explicar por qué las ventas de los cigarrillos electrónicos siguen disparándose en Estados Unidos, lamentó Myers.

Las ventas de cigarrillos electrónicos desechables aumentaron en casi un 250 por ciento entre febrero de 2020 y septiembre de 2021, al pasar de 2.9 a 9.6 millones de unidades, según un seguimiento reciente de las ventas que reportó la CDC Foundation.

Cuatro de los cinco cigarrillos electrónicos desechables que se venden tienen sabores además del tabaco, la menta y el mentol, anotó la CDC Foundation.

Las ventas totales de cigarrillos electrónicos aumentaron en más de un 60 por ciento durante el mismo periodo (de unos 15 a 24 millones de unidades), informa la CDC Foundation. Esto incluye un aumento del 86 por ciento en las ventas de los cigarrillos electrónicos con sabores que no son el tabaco.

Más o menos 1 de cada 5 estudiantes de último año de secundaria ha utilizado un cigarrillo electrónico en el mes anterior, según unos datos federales que citó Myers.

La FDA aún no ha tomado medidas

"Cinco veces más niños usan cigarrillos electrónicos que cigarrillos", anotó Myers.

La FDA afirma que ha trabajado en más de un 98 por ciento de las solicitudes de cigarrillos electrónicos que recibió, y que ha emitido órdenes de denegación de más de 1 millón de productos de vapeo con sabores, anotó el informe.

Pero la agencia le ha dado largas a la revisión de las solicitudes de los fabricantes de cigarrillos electrónicos con la mayor participación en el mercado, como Juul, Vuse Alto, NJOY, blu, Smok y Suorin, anotó el informe.

Hasta que se tomen decisiones sobre estas solicitudes, la FDA ha indicado que se pueden seguir vendiendo los productos. Unos intentos para que la agencia hiciera comentarios fueron infructuosos.

"Está claro que la FDA debe actuar con rapidez y resolver las solicitudes pendientes", planteó Erika Sward, vicepresidenta de defensoría nacional de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). "Afirman que han procesado millones de solicitudes, pero cuando se dejan en el mercado a los productos con la mayor participación en el mercado en realidad esto es apenas una nimiedad".

Sward y Myers sospechan que la FDA está siendo cuidadosa y meticulosa en la revisión de las solicitudes de los fabricantes importantes, de forma que sus decisiones finales se sostengan en los tribunales.

La agencia ya se enfrenta a más de 45 demandas de compañías cuyos productos han sido denegados, apuntó Myers.

"Estas solicitudes quizá sean más completas y estén más fundamentadas que muchos productos de compañías más pequeñas", comentó Sward respecto a las marcas importantes de cigarrillos electrónicos. "Supondría que la FDA intenta ser meticulosa, porque aunque algunos de los fabricantes más pequeños están demandando a la FDA por las denegaciones de mercadeo, intenta evitar las grandes demandas de las grandes compañías".

La FDA también está luchando contra un tecnicismo que algunas compañías utilizan para seguir vendiendo productos con sabores.

Puff Bar y otros fabricantes han comenzado a vender cigarrillos electrónicos que contienen nicotina sintética. Las compañías afirman que esta "nicotina libre de tabaco" no cae bajo la jurisdicción del Centro de Control del Tabaco de la FDA.

La FDA envió una carta de advertencia a Puff Bar en julio de 2020, en que ordenaba a la compañía que sacara sus cigarrillos electrónicos desechables del mercado, porque no contaban con la autorización requerida.

En respuesta, Puff Bar se relanzó este febrero con una nueva fórmula de nicotina sintética que afirma que no cae bajo las normas actuales de la FDA para los productos de vapeo.

La nicotina sintética es un nuevo truco

En unas preguntas frecuentes en línea, la agencia dijo que es posible que la nicotina sintética "no sea regulada por la FDA como un producto de tabaco", y añadió que tomará una decisión basada en casa caso.

Sin embargo, Sward y Myers creen que la FDA todavía tiene la autoridad para aprobar estos productos. Aunque no se derive del tabaco, la nicotina sintética sigue siendo una droga que se debería regular, plantean.

"Está claro que aunque el Centro de Productos de Tabaco no tenga jurisdicción sobre estos productos, el Centro de Evaluación de Medicamentos puede reivindicar la jurisdicción respecto a estos productos como drogas no probadas, y no lo ha hecho", lamentó Myers.

La forma en que las compañías han estado publicitando sus productos de nicotina sintética parece justificar que la sustancia se trate como una droga o medicamento, señaló la doctora Linda Richter, vicepresidenta de investigación y análisis de la prevención de Partnership to End Addiction.

"Muchas de las compañías que venden estos productos de nicotina sintética afirman que es más pura que la nicotina que proviene del tabaco, que tiene unos ingredientes magníficos y que no hace daño. La promueven a través de unos beneficios de salud, lo que pone a la droga bajo la autoridad reguladora de la FDA", enfatizó Richter.

Sería incluso mejor que el Congreso realizara una intervención respecto a la nicotina sintética, aseguró Myers.

"La mejor solución posible sería que el Congreso clarificara la definición de producto de tabaco para que incluya a estos productos de forma específica", dijo Myers. "De otra forma, la FDA tendrá que repetir este ciclo para siempre".

En general, la FDA se ha mostrado tímida ante la posición continua de la industria del vapeo, y necesita redoblar sus esfuerzos, afirmaron Myers y Sward.

"Han tenido más de tres meses desde la fecha límite del juez federal para resolver el tema de estos productos, y es muy desalentador que hasta ahora no lo hayan hecho", apuntó Sward.

"La moraleja clara es que, siempre que haya productos con sabores a la venta, los niños los comprarán. La única forma de proteger a los niños de los productos con sabores es hacer que su venta sea ilegal", concluyó.

Pero la FDA quizá simplemente esté en desventaja y abrumada, señaló Richter.

"No sé si tiene el personal y los fondos para mantenerse al ritmo de esta industria tan bien financiada, sobre todo dado que hay muchas personas en el gobierno que no creen que las regulaciones deberían ser tan fuertes como lo son", lamentó Richter.

"Incluso con algo como los cigarrillos, que no tienen ninguna cualidad compensadora, hay unos grupos de presión del tabaco bien financiados que siguen restringiendo las regulaciones de los cigarrillos, debido a su interés económico", añadió.

"Entonces, se aborda un producto como el vapeo, que se presenta como algo más saludable, y hay muchas personas del Congreso y reguladores que dicen que hay que tener cuidado con qué tanto se restringe, ya que podría evitar que la gente deje de fumar. Es un panorama más confuso que permite que muchas de esas cosas continúen", concluyó Richter.

Más información

Partnership to End Addiction ofrece más información sobre los nuevos productos de nicotina dirigidos a los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Matthew Myers, president, Campaign for Tobacco-Free Kids; Erika Sward, assistant vice president, national advocacy, American Lung Association; Linda Richter, PhD, vice president, prevention research and analysis, Partnership to End Addiction; An E-cigarette Market Update, Campaign for Tobacco-Free Kids, Dec. 17, 2021

Comparte tu opinión