Para qué se usa la aspérula

Para qué se usa la aspérula
Se cree que la aspérula posee sustancias con propiedades antiinflamatorias. | Foto: GETTY IMAGES

Qué es la aspérula

La aspérula (Galium odoratum) es una planta nativa de Asia septentrional, Europa y norte de África, que pertenece a la familia Rubiaceae. Las partes que crecen por encima de la tierra se utilizan con fines medicinales, ya que se cree que posee sustancias capaces de disminuir la hinchazón y eliminar los gérmenes. Sin embargo, su uso medicinal ha disminuido en muchos países de todo el mundo.

En la industria gastronómica, la aspérula se utiliza como saborizante de alimentos y bebidas, mientras que, en la manufacturera, sus sus extractos se utilizan como fragancia para perfumes.

Otros nombres:

Asperula odorata, Aspérule, Aspérule Odorante, Galii Odorati Herba, Galium odoratum, Master of the Wood, Petit Muguet, Reine des Bois, Thé Suisse, Waldmeister, Woodruff, Wordward.

Para qué se usa

Según informa Natural Medicines, en su sitio sobre suplementos dietéticos y terapias alternativas y complementarias, los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se ha demostrado su seguridad y eficacia. Como algunas de estas afecciones son potencialmente serias, se aconseja consultar a un profesional de la salud.

La aspérula se usa para prevenir y tratar trastornos pulmonares, cardíacos, estomacales, del hígado, de la vesícula biliar y urinarios, para la inquietud, agitación, histeria, insomnio, neuralgia, migrañas, sudoración, congestión del pecho, y aliviar la retención líquido.

Algunas personas aplican aspérula directamente en zonas afectadas de la piel, para tratar heridas, aliviar problemas en las venas, tratar hemorroides o disminuir la hinchazón.

Dosis

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de aspérula para adultos y niños, por lo que se recomienda evitar su uso o consultar con un profesional de la salud antes de consumirla.

Preocupación sobre su uso

La aspérula se considera segura cuando se la consume en cantidades presentes en los alimentos y también cuando se usa a corto plazo en con fines medicinales. Sin embargo, se registró que su consumo puede provocar dolores de cabeza, desmayos, disminución de la coagulación sanguínea, y daños en el hígado cuando se usa a largo plazo.

No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de aspérula durante el embarazo o la lactancia, por lo que se recomienda precaución o evitar su uso.

La aspérula puede interactuar con medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre, como aspirina, clopidogrel (Plavix), dalteparina (Fragmin), dipiridamol (Persantine), enoxaparina (Lovenox), heparina, ticlopidina (Ticlid), y warfarina (Coumadin), entre otros.

Esta advertencia también se extiende para hierbas y suplementos que afectan la coagulación de la sangre, como angélica, clavo de olor, danshen, ajo, jengibre, ginkgo, ginseng Panax, trébol rojo, cúrcuma, y sauce, entre otros.

Actualmente, no se conoce ninguna interacción con alimentos.

Fuentes consultadas:

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Natural Medicine, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

ThePlantList.

Comparte tu opinión