Celidonia mayor

¿Qué es?:

La celidonia mayor es una planta. Las partes que crecen sobre el suelo, una vez secas, la raíz y el rizoma (tallo subterráneo) se usan con fines medicinales. No confunda la celidonia mayor con la celidonia menor (Familia: Ranunculus ficaria).

Las personas usan celidonia mayor para tratar condiciones como cáncer, problemas de las vías digestivas, trastornos hepáticos y vesiculares y muchas otras condiciones, pero no existe buena evidencia científica para apoyar estos usos. El uso de celidonia mayor puede no ser seguro.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Malestar estomacal (dispepsia). Cierta investigación sugiere que la ingesta de un producto específico (Iberogast, Futures Medical, Inc) contiene celidonia mayor, hojas de menta, manzanilla alemana, alcaravea, regaliz, iberis amara, bálsamo de limón, angélica y cardo mariano durante 4 semanas reduce la gravedad del reflujo, del dolor de estómago, de los cólicos, de las náuseas y de los vómitos.

¿Cómo funciona?:

Las sustancias químicas en la celidonia mayor podrían retrasar el crecimiento de las células cancerosas, pero también podrían ser perjudiciales para las células normales. Las investigaciones preliminares sugieren que la celidonia mayor puede aumentar el flujo de la bilis. La celidonia mayor también podría contener químicos que disminuyen la inflamación y alivian el dolor. Ciertos químicos podrían combatir bacterias, hongos y virus.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La celidonia mayor puede ES POSIBLMENTE SEGURA cuando se toma por vía oral. Puede causar problemas hepáticos graves. Cuando se aplica a la piel, la celidonia mayor puede causar erupciones cutáneas alérgicas.

No se tiene suficiente información acerca de la seguridad de dar los productos de celidonia mayor por vía intravenosa.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de celidonia mayor durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

“Enfermedades autoinmunitarias“ como la esclerosis múltiple (EM), lupus (lupus eritematoso diseminado, LED), artritis reumatoide (AR) u otras condiciones: La celidonia mayor podría volver el sistema inmunitario más activo. Esto podría aumentar los síntomas de las enfermedades autoinmunitarias. Si presenta alguna de estas condiciones es mejor evitar el uso del celidonia mayor.

Obstrucción del conducto: Algunos extractos de celidonia mayor parecen aumentar el flujo de la bilis. Hay cierta preocupación de que esto podría empeorar la obstrucción del conducto biliar.

Enfermedad hepática, incluyendo hepatitis: Existe cierta evidencia que indica que la celidonia mayor puede causar hepatitis. No utilice celidonia mayor si usted tiene enfermedad del hígado.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos que pueden dañar el hígado (Fármacos hepatotóxicos)

La celidonia mayor puede dañar al hígado. El tomar celidonia mayor junto con un medicamento que también podría dañar el hígado puede aumentar el riesgo de daño hepático. No tome celidonia mayor si está tomando un medicamento que puede dañar al hígado.

Algunos medicamentos que pueden dañar el hígado incluyen acetaminofeno (Tylenol y otros), amiodarona (Cordarone), carbamazepina (Tegretol), isoniazida (INH), metotrexato (Rheumatrex), metildopa (Aldomet), fluconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox), eritromicina (Erythrocin, Ilosone, otros), fenitoína (Dilantin), lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), simvastatina (Zocor) y muchos otros.

Antes de tomar celidonia mayor, hable con su profesional de la salud si está tomando algún medicamento.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían dañar el hígado

La celidonia mayor puede dañar al hígado. El tomar celidonia mayor junto con hierbas o suplementos que también podrían dañar el hígado puede aumentar el riesgo de daño hepático. Algunas de estas hierbas y suplementos incluyen androstenediona, chaparral, coenzima Q-10 (sólo en dosis altas), consuelda, DHEA, camedrio, kava, niacina, aceite de poleo, levadura roja y otros.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR BOCA:

  • Malestar estomacal: Se usó 1 ml tres veces al día de un producto específico de combinación que contiene celidonia mayor, más hojas de menta, manzanilla alemana, alcaravea, regaliz, iberis amara, bálsamo de limón

Otros nombres:

Bai Qu Cai, Celandine, Celandine Herb, Celandine Root, Celidonia Mayor, Chelidonii, Chelidonii Herba, Chelidonium majus, Grande Chélidoine, Grande Éclaire, Greater Celandine Above Ground Parts, Greater Celandine Rhizome, Greater Celandine Root, Herbe à Verrues, Herbe aux Verrues, Parties Aériennes de la Grande Chélidoine, Racine de Chélidoine, Racine de Grande Chélidoine, Rhizome de Chélidoine, Rhizome de la Grande Chélidoine, Schollkraut, Swallow Wort, Tetterwort, Verruguera.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión