¿Es bueno cocinar con aceite de aguacate?

El aguacate es una fruta muy consumida en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica.

Existen formas de incorporarla en la dieta más allá de su pulpa, por ejemplo, a partir de su aceite. Aquí repasamos las características de este aderezo y qué beneficios tiene para la salud.

¿Es bueno cocinar con aceite de aguacate?
Medio aguacate junto a un recipiente con su aceite. | Foto: GETTY IMAGES

El aceite de aguacate se obtiene del aguacate o palta, fruta del aguacatero o palto (Persea Americana) un árbol originario de México. Es muy utilizado en el ámbito gastronómico no solo por su sabor, sino también por su alto punto de humeo (271 °C o 519.8 °F, siendo el más alto entre los aceites vegetales).

El punto de humeo indica la temperatura en que aceites o grasas comestibles comienzan a ahumar y descomponerse.

Lo ideal es cocinar con aceites con puntos altos, ya que son buenos para freír o sofreír sin afectar la calidad del alimento o trasmitir un sabor desagradable.

Beneficios del aceite de aguacate

En los últimos años, la popularidad del aceite de aguacate también creció en el campo medicinal, ya que distintos estudios señalaron que su consumo regular se asocia a distintas bondades para la salud.

Esto deriva de su calidad nutricional, destacándose la presencia de vitamina A, E y D, minerales, especialmente magnesio, y ácidos grasos saludables, como ácido oleico (Omega 9), y linoleico y linolénico (Omega 6 y Omega 3, respectivamente). Estas son sus propiedades:

Ayuda a controlar el peso

Con el aceite de aguacate nuestro obtiene grasas "buenas", por lo que mejora su perfil lipídico. Esto provoca la generación de más energía y menos tejido adiposo (graso), mejorando así el proceso de control o pérdida de peso (siempre y cuando se acompañe con una dieta saludable y ejercicio regular).

¿Actúa como antiinflamatorio?

La mayor parte de las propiedades del aceite de aguacate residen en su riqueza de grasas mono y poliinsaturadas, mejor conocidas como grasas "buenas" o antiinflamatorias.

Esto se debe a que ayudan al organismo a combatir la inflamación de los tejidos en las articulaciones, arterias, músculos y vasos sanguíneos, siendo especialmente útiles para personas con enfermedades reumáticas.

Bueno para la vista

El aceite de aguacate posee compuestos llamados carotenoides, que una vez en el cuerpo se convertirán en vitamina A, un nutriente especialmente útil para reducir el impacto del estrés oxidativo sobre las estructuras celulares sanas.

También se vincula a un menor riesgo de deterioro visual, disminuyendo la probabilidad de enfermedades como degeneración macular relacionada con la edad o cataratas, y a una mejor adaptabilidad del ojo, principalmente al permitir que se ajuste a los cambios de luz y se mantenga húmedo.

Cuida la piel

En el aceite de aguacate se registran altos niveles de vitamina E, que junto con otros potentes antioxidantes, ayuda a combatir los efectos de los radicales libres, moléculas inestables que afectan las estructuras celulares sanas y aumentan el riesgo de muchas enfermedades.

El impacto del estrés oxidativo muchas veces puede apreciarse en daño cutáneo, como infecciones, marcas, o arrugas. Quienes consumen aceite de aguacate parecen tener una piel más saludable, aunque es necesario estudiar en profundidad esta asociación.

Propiedades digestivas

El aceite de aguacate es un importante apoyo para la digestión, ya que favorece la absorción de nutrientes, especialmente de los carotenoides.

Protege la salud del corazón

El consumo de aceite de aguacate puede ser de ayuda para prevenir complicaciones cardiovasculares, como aterosclerosis, hipertensión o enfermedad cardíaca.

Esto se debe a que puede afectar la respuesta hormonal en los riñones, ayudando a mantener baja la presión arterial, a la vez que proporciona grasas mono y poliinsaturadas, que estimulan la presencia de colesterol "bueno" y limitan el "malo".

Otros beneficios

Suele señalarse que el aceite de aguacate es un anticariógeno natural. Esto se debe a que posee fitoquímicos que pueden tener efectos quimiopreventivos.

También se vincula a una mejor absorción de carotenoides, que a su vez se relacionado con un riesgo reducido de cáncer. Sin embargo, al evidencia científica que respalda esta relación aún es insuficiente.

Otro beneficio potencial del aceite de aguacate es el cuidado de la salud bucal, debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Aunque su ingesta se asocia a dientes y encías sanas, los investigadores necesitan continuar estudiando estas propiedades.

Precauciones

El aceite de aguacate es seguro para la mayoría de las personas, aunque en raros casos, puede provocar efectos secundarios:

  • Calambres estomacales, diarrea, náuseas, vómitos, u otros problemas gastrointestinales, cuando se toma por vía oral.
  • Enrojecimiento, erupciones o picazón, cuando se aplica tópicamente en la piel.
  • Además, deben evitar su ingesta las personas que son alérgicas a los aguacates.

Para evitar estos problema se aconseja consumirlo en pequeñas dosis si es la primera vez que se lo toma. Si ya te encuentras familiarizado con este aceite, procura no exceder la ingesta de 300 a 600 mg diarios.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión