7 alimentos que arrugan la piel

Foto: ISTOCK

¿Cómo medirías el envejecimiento? Un opción sería mediante las capacidades físicas o mentales. Los expertos reconocen que tenemos dos edades, una biológica, para medir el deterioro celular y otra cronológica, determinada por la cantidad de años que tenemos. Sin embargo, existe un factor que puede delatar al envejecimiento rápidamente: la piel.

Un envejecimiento más rápido

Para evitar "el paso del tiempo" en tu piel, puedes humectarla y limpiarla con cremas por las noches, evitar una exposición excesiva al sol y mantener una dieta saludable. Si bien no existe una alimentación anti-edad que haya sido comprobada por los especialistas, puedes optar por eliminar o reducir el consumo de algunos alimentos que resultan dañinos para la piel. Mira de cuáles se trata:

1. Carnes rojas

Si bien son ricas en minerales y vitaminas B, también lo son en radicales libres. Estas son moléculas inestables que pueden afectar a nuestras células y reducir la capacidad de la piel para generar colágeno (una sustancia rica en proteínas). Para contrarrestar este efecto, los expertos recomiendan consumir frutas y verduras ricas en antioxidantes, como las de hoja verde, bayas y frutos secos.

Cómo nos afecta comer carnes rojas
2. Comida salada
Foto: GETTY IMAGES

2. Comida salada

Esto se debe a que los altos niveles de sodio promueven una retención del agua, causando un aspecto hinchado. Una forma de solucionar este problema es siguiendo las recomendaciones diarias sobre el consumo de sal, que limitan su ingesta a 5 gramos diarios. También puedes optar por alimentos frescos en lugar de los precocidos o en conservas.

3. Margarina
Foto: ISTOCK

3. Margarina

Este sustituto de la mantequilla tiene una importante cantidad de grasa trans o hidrogenadas, responsables de un mayor daño oxidativo y enemigas de una buena hidratación. Esto produciría resequedad en la piel, aumentaría su grosor y por lo tanto, la cantidad de arrugas.

4. Productos procesados

Como aros de cebollas, papas fritas, salchichas y snacks. No solo son un peligro para nuestra salud cardíaca, la cantidad de sal y conservantes que tienen estos productos podrían aumentar el riesgo de inflamación de la piel o la aparición de arrugas. Además, cuando estas sustancias se exponen al aceite a altas temperaturas, favorecen la aparición de radicales libres.

Peligros de los alimentos procesados
5. Cafeína
Foto: ISTOCK

5. Cafeína

Aunque suele asociarse al café también podemos encontrarla en refrescos y energizantes. La cafeína es un diurético y como tal, favorece la eliminación de líquido en nuestro cuerpo. Esto puede aumentar el riesgo de deshidratación de la piel, volviéndola opaca. Los especialistas no recomiendan eliminar la cafeína de nuestra dieta, pero si reducir su consumo a un vaso diario.

6. Alcohol

Podría afectar el funcionamiento del hígado, evitando que elimine las toxinas que afectan nuestra piel. Esto causaría una serie de problemas, como acné, arrugas y pigmentación desigual. El alcohol también absorbería del cuerpo la vitamina A, un antioxidante que es esencial para la renovación celular. Por ello, los expertos recomiendan beber con moderación y alternar cada bebida alcohólica con agua.

7. Dulces
Foto: ISTOCK

7. Dulces

No solo hablamos de chocolates, pasteles o roscas, las bebidas o tragos excesivamente dulces también pueden significar un riesgo. Cuando las personas consumen mucha azúcar (la ingesta diaria recomendada es de 5 gramos), afectan a las proteínas y por lo tanto, al colágeno y la elastina, que permiten que la piel se vea suave y flexible.

El azúcar y los pulmones
Una alimentación recomendable
Foto: ISTOCK

Una alimentación recomendable

Tanto la dieta DASH como la mediterránea cuentan con un gran apoyo y reconocimiento por parte de los especialistas de salud. Incluyen muchas verduras, frutas, grasas saludables (como el aceite de oliva), pescado graso, semillas, vino tinto y lácteos. Y aunque no poseen propiedades anti-edad, podrían mejorar la salud del corazón, del cerebro, el rendimiento físico y la longevidad.

Dieta mediterránea y rendimiento físico

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Institutos Nacionales de la Salud, Natural Medicines, Sociedad Americana de Nutrición.

Comparte tu opinión