Rodiola: beneficios contra la fatiga y el estrés

Rodiola: beneficios contra la fatiga y el estrés
Se utiliza para aumentar la resistencia al estrés físico ocasionado por el frío.

¿Qué es la Rodiola?

La rodiola (Rhodiola rosea) es una planta que crece en regiones frías y altas de Asia y Europa, donde sus raíces se utilizaron de manera tradicional para aumentar la resistencia al estrés físico ocasionado por el frío. Existen más de 200 especies, pero se prefiere la Rhodiola rosea debido a su contenido de rosavinas. Los suplementos suelen contener un mínimo de 3% de estas sustancias.

Otros nombres

Raíz ártica, Extrait de Rhodiole, raíz dorada, Hongjingtian, corona del rey, ligno rodio, Orpin Rose, Racine d’Or, Racine Dorée, Racine de Rhadiola, rhodiola rosea, Rhodiole, Rhodiole Rougeâtre, Rodia Riza, raíz de rosa, extracto de raíz de rosa, raíz de rosen, Roseroot (raíz de rosa), Rosewort, Sedum rhodiola, Sedum rosea, raíz siberiana dorada, rhodiola rosea siberiana, Snowdown Rose.

En medicina natural

La rodiola es considerada una planta con propiedades adaptógenas que opera sobre la células para normalizar el funcionamiento y generar estimulación. También podría tener beneficios farmacéuticos, debido a sus funciones equilibrantes, reguladoras y tónicas.

Los datos generados de investigaciones sugieren que el potencial antioxidante de los adaptógenos es proporcional a su contenido de polifenoles. Los suplementos que contienen polifenoles también pueden disminuir el riesgo de complicaciones inducidas por el estrés oxidativo.
La rodiola puede proporcionar beneficios que se siguen investigando para tratar el cáncer de vejiga, enfermedades pulmonares, y para aumentar el desempeño físico y mental.

Para qué se usa

Aunque las pruebas científicas son limitadas, la rodiola puede aprovecharse para tratar el ritmo cardíaco anormal (arritmia), la insuficiencia adrenal, el envejecimiento, las alergias, el mal de altura, la amenorrea (ausencia del período menstrual), el funcionamiento inmunológico, la memoria, la menopausia, el estado de ánimo, y el tabaquismo.

También como antinflamatorio, antimicrobiano, antioxidante, estimulante del sistema nervioso central, estimulante del apetito, agente quelante (metales pesados), protector hepático, sedante, y tónico.

Además, existe evidencia de su uso contra la ansiedad, autismo, cáncer (y efectos secundarios de la radioterapia), síndrome de fatiga crónica, resfriado común, demencia, afecciones dentales, depresión, diabetes, fatiga, fibromialgia, gripe, dolores de cabeza, enfermedad cardiaca, hernias, presión arterial alta, insomnio / calidad del sueño, leucorrea (descargas vaginales), infecciones pulmonares, manías, miastenia grave, trastornos nerviosos, obesidad, cáncer de ovario, neumonía, esquizofrenia, trastornos afectivos estacionales, disfunción sexual, estrés, apoplejía, y afecciones de la tiroides. En cualquiera de estos casos se necesitan más estudios para confirmar su efectividad.

Cómo se usa

Vía oral

Existen suplementos dietarios que contienen extracto de rodiola, aunque la cantidad de extracto varían según el fabricante. Se carece de información comprobable que indique cómo esta planta se consume de manera natural, pero es de suponer que algunas personas la ingieren cruda o en infusiones. En cualquier caso, siempre se debe tomar bajo la supervisión de un profesional de la salud.

En una nota de Natural Standard (2010), se afirma que se estudiaron varias dosis y no se comprobó la cantidad efectiva para el uso de la rodiola. Sin embargo, explica que comúnmente se recurre a entre 200 y 600 miligramos (mg.) de rodiola, aunque no se habla de la concentración de los extractos.

Preocupación sobre su uso

La rodiola puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, por ello, se aconseja precaución a pacientes con diabetes o hipoglucemia, y a quienes ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en sangre. Podría además causar una disminución de la presión arterial, especialmente en personas que ya tienen presión arterial baja.

Esta planta también puede aumentar el ritmo cardíaco, los latidos irregulares del corazón, el desasosiego, la irritabilidad, el insomnio, la salivación, y puede tener propiedades hormonales.

Siempre es necesario que un profesional de la salud calificado diagnostique, controle y ajuste los medicamentos y suplementos dietarios al consumir rodiola en forma de extracto o la planta de manera natural.

Fuentes consultadas:

Botanical Safety, ISBN: 978-1-4665-1695-3.

Botanicals: A phytocosmetic desk reference, ISBN: 0-8493-2118-2.

Edible Medicinal and Non-Medicinal Plants, T.K. Lim, ISBN 978-94-007-1763-3.

Natural Medicines, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

The international plant names index (IPNI).

The Plant List.

Comparte tu opinión