Lactobacilo

Lactobacilo

¿Qué es?:

El lactobacilo es un tipo de bacteria. Hay muchas especies diferentes de lactobacilos. Estos son "bacterias amistosas" que viven normalmente en nuestros sistemas digestivo, urinario y genital sin causar enfermedades. El lactobacilo también se encuentra en alimentos como el yogur y en suplementos dietéticos.

El lactobacilo se ingiere para el tratamiento y la prevención de la diarrea, incluyendo los tipos de diarrea infecciosas como son la diarrea por rotavirus en los niños y la diarrea de viajero. También se ingiere para prevenir y tratar la diarrea asociada con el uso de antibióticos.

Algunas personas ingieren el lactobacilo para problemas generales de la digestión, para el síndrome del colon irritable (SCI), para los cólicos de los bebés, para la enfermedad de inflamatoria intestinal (EII), para la inflamación del colon, demasiado crecimiento bacteriano en los intestinos, estreñimiento, para mejorar el resultado después de una cirugía de intestinos, y para prevenir para un problema intestinal grave llamado enterocolitis necrotizante (ECN) que puede ocurrir en los bebés prematuros. El lactobacilo también se ingiere para tratar la infección por el Helicobacter pylori, un tipo de bacteria que produce úlceras; también se usa para otros tipos de infecciones, incluyendo las infecciones del tracto urinario (ITU), las infecciones vaginales por levaduras, para prevenir el resfrío común y la gripe, para prevenir y tratar la diabetes durante el embarazo, para tratar las infecciones de oídos en niños y para prevenir las infecciones respiratorias en los niños sanos y adultos, en atletas y en niños con fibrosis quística. También se ingiere para perder peso, el cansancio en los ojos, la artritis reumatoide, las caries, la placa dental, la enfermedad de las encías y para las llagas en la boca. También se está probando para prevenir infecciones graves en las personas que utilizan un ventilador (máquina para respirar).

El lactobacilo se ingiere para trastornos de la piel tales como los herpes labiales o fuegos, las aftas, y acné. También se usa para tratar y prevenir el eccema (dermatitis alérgica), sensibilidad a la exposición solar (erupción polimorfa lumínica), sensibilidad a los alergenos del ambiente, y rinitis alérgica en bebés y niños.

También se ingiere para el colesterol alto, la gripe porcina, HIH/SIDA, la intolerancia a la lactosa, la enfermedad de Lyme, la urticaria; para prevenir el cáncer, y para reforzar el sistema inmunológico.

Las mujeres a veces usan supositorios de lactobacilo para el tratamiento de las infecciones vaginales y del tracto urinario (ITU).

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Rinitis alérgica. La ingesta diaria de dos mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias durante 5 semanas puede mejorar la calidad de vida en aproximadamente un 18% en personas con alergia al polen del pasto que no responden al medicamento antialérgico loratadina. En niños con alergias que persisten durante todo el año, la ingesta de 10 000 millones de unidades de lactobacilos formadoras de colonias durante 12 semanas parece mejorar los síntomas de picazón de los ojos. No obstante, la ingesta de lactobacilo durante el embarazo no parece prevenir las alergias en los bebés.
  • Prevenir la diarrea producida por el uso de antibióticos. La investigación sugiere que la ingesta de productos con probióticos que contienen solo cepas de lactobacilo disminuye el riesgo de diarrea causada por los antibióticos. La mayoría de las cepas mejor estudiadas parece reducir la probabilidad de diarrea en aproximadamente 60 al 70 % iniciando dentro de los 2 días de comenzado el tratamiento con antibióticos y continuando durante al menos 3 días después de terminar los antibióticos.
  • Eccema (dermatitis atópica). La mayoría de la investigación sugiere que la ingesta de productos de lactobacilo puede disminuir los síntomas de eccema en bebés y niños. La investigación también muestra que el lactobacilo puede ayudar a PREVENIR el desarrollo del eccema. Cuando lo ingieren las madres durante el último mes de embarazo, los probióticos de lactobacilo pueden disminuir la probabilidad de que el niño tenga eccema. No obstante, no todas las cepas parecen funcionar.
  • Una condición asociada con un mayor riesgo de desarrollar reacciones alérgicas (enfermedad atópica). La investigación muestra que la ingesta de ciertas cepas de lactobacilo puede prevenir la aparición de reacciones alérgicas, como asma, rinitis alérgica y eccema, en niños con antecedentes familiares de esta condición. No obstante, no todas las cepas parecen funcionar.
  • Tratamiento de las infecciones vaginales causadas por las bacterianas (vaginosis bacteriana). Los investigadores han descubierto que los supositorios de lactobacilo y los óvulos vaginales podrían ser eficaces para el tratamiento de la vaginosis bacteriana. Los investigadores también han descubierto que la ingesta de yogur o el uso de óvulos vaginales que contienen lactobacilo pueden prevenir la recurrencia de estas infecciones.
  • Prevenir la diarrea debido al tratamiento para el cáncer (quimioterapia). Un medicamento de quimioterapia llamado 5-fluorouracil puede producir diarrea grave y otros problemas gastrointestinales (GI). Hay evidencia que indica que los pacientes con cáncer colorrectal tienen diarrea menos severa, menos problemas estomacales, internaciones más cortas en el hospital y menos atención hospitalaria cuando consumen lactobacilo.
  • Estreñimiento. La ingesta de probióticos de lactobacilo durante 4-8 semanas puede disminuir los síntomas de estreñimiento, incluidos malestar y dolor de estómago, distensión abdominal y movimientos intestinales incompletos. Podría además elevar el número de movimientos intestinales en ciertas personas.
  • Diabetes. La ingesta de lactobacilo, comenzando el primer trimestre del embarazo, ayuda a prevenir la diabetes durante el embarazo, especialmente en madres mayores de 35 años y madres con diabetes durante el embarazo. En mujeres que tienen diabetes durante el embarazo, la ingesta de lactobacilo parece ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Diarrea. La administración de lactobacilo a bebés y niños de 1-36 meses cuando ingresan al hospital parece disminuir el riesgo de tener diarrea. Además, el lactobacilo puede disminuir el riesgo de diarrea en todos los casos de niños desnutridos. No obstante, la mayoría de la investigación muestra que la administración de lactobacilo en niños que ya tiene diarrea no ayuda a que se mejoren más rápidamente.
  • Dolor de estómago. La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de lactobacilo por tiempo breve ayuda a reducir los síntomas en niños con dolor de estómago. La investigación preliminar también muestra que la ingesta de lactobacilo y bifidobacteria por tiempo breve puede disminuir los síntomas en mujeres con dolor de estómago.
  • Infección por Helicobacter pylori (H. pylori).. La investigación muestra que la ingesta de probióticos de lactobacilo junto con la «terapia triple» que consiste en medicamentos recetados como claritromicina, amoxicilina y un inhibidor de la bomba de protones ayuda a tratar las úlceras causadas por H. pylori. Aproximadamente 7-11 pacientes con infecciones por H. pylori necesitan ser tratados con lactobacilo y «terapia triple» para que otro paciente logre la remisión, en comparación con lo que se lograría aplicando solo la «triple terapia». No obstante, la ingesta de probióticos de lactobacilo no parece ayudar a tratar la infección cuando se ingieren solos, junto a solo un antibiótico, con otras "terapias triples", o con una "terapia cuádruple" que incluye bismuto.
  • Colesterol alto. La ingesta de probióticos de lactobacilo puede reducir el colesterol total en aproximadamente 10 mg/dL y el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL o "malo") en aproximadamente un 9 mg/dL en personas con o sin colesterol alto. Pero los probióticos de lactobacilo no parecen mejorar los niveles de colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL o "buenos") o los niveles de grasas llamadas triglicéridos.
  • Cólico en los bebés. Cierta investigación muestra que la administración lactobacilo a bebés lactantes disminuye el llanto diurno. Cierta investigación sugiere que el lactobacilo es más efectivo para disminuir en llanto que usar me medicamento simeticona. No obstante, un estudio extenso muestra que el lactobacilo no reduce el llanto. Es posible que los bebés que participaron del gran estudio tuvieran episodios de cólicos más fuertes que aquellos en las primeras etapas de la investigación.
  • Llagas inflamadas en la boca por tratamiento contra el cáncer (mucositis oral). La investigación muestra que la ingesta de comprimidos que contienen lactobacilo desde el primer día del tratamiento de radioterapia/quimioterapia hasta una semana después de este disminuye el número de pacientes que desarrollan llagas en la boca graves.
  • Una complicación de la cirugía por colitis ulcerosa (pouchitis). La ingesta de lactobacilo parece ayudar a tratar la pouchitis, una complicación de la cirugía por colitis ulcerosa. La ingesta de un probiótico que contiene lactobacilo, bifidobacteria y estreptococo durante un año parece mantener la remisión en un 85% de las personas con esta condición. La ingesta de una formula diferente que contiene 2 especies de lactobacilo y bifidobacterum durante 9 meses parece disminuir la gravedad de la pouchitis.
  • Infecciones de las vías respiratorias. Cierta investigación muestra que la ingesta de probióticos de lactobacilos ayudan a prevenir las infecciones de las vías respiratorias en niños. La administración de lactobacilo en bebés y niños parece disminuir la probabilidad de infecciones de las vías respiratorias superiores. Además, los niños de entre 1-6 años que asisten a guarderías infantiles parecen tener una menor cantidad de infecciones respiratorias y menos severas si se les da leche que contiene lactobacilo. No obstante, no todas las cepas parecen funcionar. En los adultos, la ingesta de leche fermentada que contiene lactobacilo podría ayudar a prevenir las infecciones de las vías respiratorias y disminuir la duración de las infecciones.
  • Artritis reumatoidea (AR). La investigación muestra que la ingesta de lactobacilo durante 8 semanas disminuye la sensibilidad e inflamación articulares en mujeres con artritis reumatoide.
  • Diarrea del viajero. La diarrea de viajero es producida por exposición a bacterias, virus o parásitos a los cuales el viajero no ha estado expuesto antes. La ingesta de lactobacilo ayuda a prevenir la diarrea en los viajeros. La eficacia puede variar mucho dependiendo de hacia donde se viaja debido a que hay diferentes bacterias en diferentes lugares.
  • Un trastorno del intestino llamado colitis ulcerosa. Los probióticos de lactobacilo parecen elevar la remisión en personas con colitis ulcerosa. La mejor evidencia de beneficio es para un probiótico multiespecie que contiene lactobacilo, bifidobacteria y estreptococo. La investigación muestra que la ingesta de este producto puede elevar las tasas de remisión en aproximadamente 2 veces cuando se usa con un tratamiento estándar para la colitis ulcerosa. La ingesta de una única cepa de lactobacilo además parece mejorar los síntomas. Pero el lactobacilo no parece prevenir la recaída de colitis ulcerosa.

¿Cómo funciona?:

Muchas bacterias y otros organismos viven normalmente en nuestros cuerpos. Las bacterias "amistosas" como el lactobacilo nos pueden ayudar a descomponer la comida, absorber los nutrientes y eliminar los organismos "perjudiciales" que podrían producir enfermedades tal como diarrea.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El Lactobacilo es PROBABLEMENTE SEGURO cuando se ingiere de manera apropiada. Los efectos secundarios son generalmente leves y frecuentemente incluyen gas intestinal o hinchazón.

El Lactobacilo es PROBABLEMENTE SEGURO para el uso vaginal por las mujeres.

Advertencias y precauciones especiales:

Niños: El lactobacilo ES PROBABLEMENTE SEGURO cuando se ingiere en niños de manera apropiada.

Embarazo y lactancia: El uso de lactobacilo durante el embarazo y la lactancia ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se ingiere de manera apropiada.

Sistema inmunológico debilitado: Hay preocupación de que el lactobacilo proveniente de suplementos que contienen bacterias vivas podría desarrollarse demasiado bien en las personas que están debilitadas. Estas incluyen personas que tienen VIH/SIDA o personas que han tomado medicamentos para prevenir el rechazo de un órgano trasplantado. El lactobacilo ha producido enfermedades (raramente) en personas con un sistema inmune debilitado. Sea precavido y si tiene un sistema inmune debilitado consulte con su proveedor de atención médica antes de tomar lactobacilo.

El síndrome del intestino corto: Las personas con el síndrome del intestino corto podrían ser más susceptibles que otras personas a desarrollar infecciones causadas por el lactobacilo. Si tiene esta afección, consulte con su proveedor de atención médica antes de tomar lactobacilo.

Colitis ulcerosa: Las personas con colitis ulcerosa suficientemente grave como para requerir hospitalizadas podrían ser más propensas que otras personas a desarrollar infecciones por lactobacilo. Si tiene esta afección, consulte con su proveedor de atención médica antes de tomar lactobacilo.

Válvulas del corazón dañadas: El lactobacilo puede causar una infección en el recubrimiento interno de las cámaras del corazón y la válvula del corazón, pero esto es extremadamente raro. No obstante, las personas con válvulas del corazón dañadas podrían ser más propensas que otras personas a desarrollar este tipo de infección, especialmente si toman lactobacilo antes de procedimientos dentales o procedimientos estomacales e intestinales invasivos. Las personas con válvulas cardiacas dañadas deberían suspender la ingesta de probióticos antes de procedimientos dentales o procedimientos estomacales e intestinales invasivos como una endoscopia.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Antibióticos

Los antibióticos se utilizan para disminuir el número de bacterias dañinas en el cuerpo. Los antibióticos también pueden disminuir el número de bacterias amistosas en el cuerpo. El lactobacilo es un tipo de bacteria amistosa. El tomar antibióticos junto con lactobacilo podría reducir la eficacia del lactobacilo. Para evitar esta interacción tome los productos de lactobacilo por lo menos 2 horas antes o después de tomar los antibióticos.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico (Inmunosupresores)

El lactobacilo contiene bacterias y levaduras vivas. El sistema inmunológico generalmente controla las bacterias y las levaduras presentes en el cuerpo para así prevenir enfermedades. Los medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico pueden aumentar las probabilidades de producir enfermedades debido a las bacterias y levaduras. El tomar lactobacilo junto con medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico podría aumentar las probabilidades de sufrir enfermedades.

Algunos de los medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico incluyen azatioprina (Imuran), basiliximab (Simulect), ciclosporina (Neoral, Sandimmune). daclizumab (Zenapax), muromonab-CD3 (OKT3, Orthoclone OKT3), micofenalato (CellCept), tacrolimus (FK506, Prograf), sirolimus (Rapamune), prednisona (Deltasone, Orasone), corticosteroides (glucocorticoids) y otros.

Grado de interacción: Menores

Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierro

Ciertolactobacilo parece aumentar la absorción de hierro cuando se ingiere al mismo tiempo. Es posible que la ingesta de estas especies de lactobacilos junto con suplementos de hierro causen un marcado aumento de los niveles de hierro en ciertas personas. No obstante, esto no se ha observado en seres humanos.

¿Existen interacciones con alimentos?:

Ciertolactobacilo parece aumentar la absorción de hierro de las comidas cuando se ingiere al mismo tiempo. Es posible que la ingesta de estas especies de lactobacilo junto con suplementos de hierro causen un marcado aumento de los niveles de hierro en ciertas personas. No obstante, esto no se ha observado en seres humanos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La concentración de los productos de lactobacilo generalmente está indicada por el número de organismos vivos por cápsula. La dosis típica varía entre 1.000 a 10.000 millones de organismos vivos que se toman diariamente en 3 o 4 dosis divididas.

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

ADULTOS:
POR BOCA:

  • Rinitis: Se usó al menos 2 mil millones de unidades de lactobacilos formadoras de colonia durante 7 semanas junto con 10 mg de loratadina una vez por día durante 5 semanas.
  • Prevención de la diarrea causada por antibióticos: Se han estudiado diferentes especies de lactobacilos. En la mayoría de los casos, el lactobacilo se administra en dosis diarias que proveen 10 a 10 000 millones de unidades formadoras de colinas por día. Se usó también dosis de 100 millones de unidades formadoras de colonias. Usualmente el tratamiento comienza dentro de los 2 días de comenzado el tratamiento con antibióticos y se continua durante al menos 3 días después de terminar el tratamiento de antibióticos.
  • Eccema (dermatitis atópica): Para prevenir el eccema en niños, se administró lactobacilo a mujeres embarazadas durante el último mes de embarazo. Típicamente, el lactobacilo se administra solo o junto con especies de probiótico en do unidades formadoras de colonias. Las dosis varían dependiendo de la cepa de lactobacilo y si el producto es un probiótico multiespecie.
  • Una condición asociada con un mayor riesgo de desarrollar reacciones alérgicas (enfermedad atópica): Se usó 10-20 mil millones de unidades de lactobacilos formadoras de colonia todos los días durante 2-4 semanas antes del parto.
  • Tratar infecciones vaginales causadas por bacterias (vaginosis bacteriana): Se usó 150 mL de yogur que contiene lactobacilo, todos los días durante 2 meses.
  • Prevención de la diarrea por tratamiento contra el cáncer (quimioterapia): Se usó 5-10 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias 2 veces por día durante 24 semanas de quimioterapia.
  • Estreñimiento: Se usó 200-400 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días durante 4-8 semanas. Además, se usó un producto de probióticos multiespecie que contiene 5000 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias y otra especie de probióticos, 2 veces por día durante 7 días.
  • Diabetes: Se usó todos los días productos probióticos que contienen 2-6 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias durante al menos 6 semanas durante el embarazo.
  • Dolor de estómago: Se usó 20 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonia todos los días durante 30 días.
  • Infección por Helicobacter pylori (H pylori): Los productos de probióticos que contienen 200 millones a 15 000 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días junto con una terapia triple. Además, se usó un probiótico multicepa que contiene 30 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias y otra especie de probiótico durante 2 semanas antes y hasta 2 semanas después de la terapia triple. En todos los casos, la terapia triple consistió en medicamentos recetados como claritromicina, amoxilina e inhibidores de la bomba de protones.
  • Colesterol alto: Se usó productos de probióticos que contienen 39 millones a 50 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias durante 6-12 semanas.
  • Llagas inflamadas en la boca por tratamiento contra el cáncer (mucositis oral): Se disolvieron en la boca comprimidos que contienen 2 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias cada 2-3 horas hasta 6 veces por día durante la quimioterapia y continuando hasta una semana después.
  • Una complicación de la cirugía por colitis ulcerosa (pouchitis): Se usó un probiótico combinado que contiene 900-1500 mil millones de unidades de lactobacilo, bifidobacterium y streptococcus formadores de colonias, 2 veces por día durante un máximo de un año. Otros probiótico multiespecie que contiene aproximadamente 10 mil millones de unidades de lactobacilo y bifidobacterium formadores de colonias, todos los días durante 9 meses.
  • Infecciones de las vías respiratorias: Se ingirió leche fermentada que contiene 100 mil millones de unidades formadoras de lactobacilo de millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias (LCS, Yakolt) todos los días durante 12 semanas.
  • Artritis reumatoide (AR): Se usó 100 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias ¡, todos los días durante 8 semanas.
  • Diarrea del viajero: Se usó 2 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días comenzando 2 días antes de viajar y continuando hasta el final del viaje.
  • Una condición de los intestinos llamada colitis ulcerosa: Se usó un producto que contiene 25 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, dos veces por día, todos los días durante 8 semanas. Además, se usó un probiótico combinado que contiene 900-1500 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias de lactobacillus, bifidobacterium y streptococcus 1 o 2 veces por día.
APLICADA DENTRO DE LA VAGINA:
  • Tratamiento de las infecciones vaginales causadas por la bacteria: Se usó una o dos óvulos vaginales que contienen 10 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias por óvulo, todos los días junto con 0.3 mg de estradiol durante 6 días. Se usó óvulos vaginales que contienen 100 millones a mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, 2 veces por día durante 6 días.
NIÑOS:
POR BOCA:
  • Rinitis alérgica: Se usó 10 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, una vez por día durante 12 semanas junto con 5 mg de levocetirizina en niños de 7-12 años.
  • Prevención de la diarrea causada por antibióticos: Se usó 10-20 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, una vez por día; 20 mil millones de unidades formadoras de colonias, 2 veces por día.
  • Eccema (dermatitis atópica): Para el tratamiento del eccema en niños se usó 10-100 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días durante 6-12 semanas. Para la prevención del eccema, se usó 100 millones a 6 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días desde el nacimiento hasta los 1-2 años. Además, se usó un probiótico que contiene 10 mil millones de unidades de lactobacilo y bifidobacteria formadores de colonias, todos los días hasta los 6 meses.
  • Una condición asociada con un mayor riesgo de desarrollar reacciones alérgicas (enfermedad atópica): Se usó 10-20 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días durante los 3-6 meses de vida.
  • Estreñimiento: Se usó 100 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días durante 8 semanas.
  • Diarrea: Se usó 6 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonia, 2 veces por días en bebés mientras estaban hospitalizados. Además, se usó 37 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días, 6 días a la semana, durante 15 meses en niños de 6-24 meses de edad.
  • Dolor de estómago: Se usó un millón de unidades de lactobacilo formadoras de colonias 2 veces por día durante 4 semanas en niños de 6-16 años.
  • Infección por Helicobacter pylori (H pylori): Se usó un probiótico que contiene aproximadamente 100 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, durante 2 semanas junto con una terapia triple y durante 4 semanas después de completar una terapia triple. La terapia triple consistió en los medicamentos recetados claritromicina, amoxilina e inhibidores de la bomba de protones.
  • Cólicos en bebés: Se usó 100 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonia, todos los días durante un máximo de 90 días en bebés amamantados con leche materna y con leche maternizada. Además, se usó un producto multiingrediente que contiene 65 mg de bálsamo de limón, 9 mg de manzanilla alemana y 1000 millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias (ColiMil Plus by Milte Italia SPA), 2 veces por día durante 4 semanas.
  • Infecciones de las vías respiratorias: Se usó productos de leche que contienen 130 millones a 10 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días.
  • Diarrea del viajero: Se usó 2 mil millones de unidades de lactobacilo formadoras de colonias, todos los días comenzando 2 días antes de viajar y continuando hasta el final del viaje.
  • Una condición intestinal llamada colitis ulcerosa: Se usó un probiótico combinado que contiene 450-1800 mil millones de unidades de lactobacilo, bifidobacterium y streptococcus formadores de colonias, todos los días en niños con colitis ulcerosa de leve a moderada.

Otros nombres:

Acidophilus, Acidophilus Bifidus, Acidophilus Lactobacillus, L. Acidophilus, L. Amylovorus, L. Brevis, L. Bulgaricus, L. Casei, L. Casei Immunitas, L. Casei, L. Crispatus, L. Delbrueckii, L. Fermentum, L. Gallinarum, L. Helveticus, L. Johnsonii, L. Johnsonii LC-1, L. Lactis, L. Plantarum, L. Reuteri, L. Rhamnosus, L. Salivarius, L. Sporogenes, Lacto Bacillus, Lactobacille, Lactobacilli, Lactobacilli Acidophilus, Lactobacilli Bulgaricus, Lactobacilli Plantarum, Lactobacilli Rhamnosus, Lactobacilli Salivarium, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus amylovorus, Lactobacillus brevis, Lactobacillus bulgaricus, Lactobacillus casei, Lactobacillus casei sp. rhamnosus, Lactobacillus crispatus, Lactobacillus delbrueckii, Lactobacillus delbrueckii ssp. bulgaricus, Lactobacillus fermentum, Lactobacillus gallinarum, Lactobacillus Gasseri, Lactobacillus GG, Lactobacillus Helveticus, Lactobacillus johnsonii, Lactobacillus Lactis, Lactobacillus Paracasei, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus reuteri, Lactobacillus Rhamnosus GG, Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus sakei, Lactobacillus Salivarium, Lactobacillus salivarius, Lactobacillus sporogenes, Lactospores, LC-1, Probiotics, Probiotiques.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión