Cuidados personales para la vaginitis

Descripción

La vaginitis es una hinchazón o infección de la vulva y la vagina. También se le puede denominar vulvovaginitis.

La vaginitis es un problema común que puede afectar a los mujeres y a las niñas de todas las edades. Puede ser ocasionada por:

  • Candidiasis vaginal, bacterias, virus y parásitos
  • Burbujas de baño, jabones, métodos anticonceptivos vaginales, aerosoles femeninos y perfumes (químicos)
  • Menopausia
  • No lavarse bien

Nombres alternativos

Vulvovaginitis - cuidados personales; Infecciones por hongos levaduriformes - vaginitis

Cuidados personales para la vaginitis

Mantenga la zona genital limpia y seca cuando tenga vaginitis.

  • Evite el jabón y solo enjuague con agua para limpiarse.
  • Remójese en un baño tibio -- no caliente.
  • Séquese bien después de esto. Seque dando toquecitos, no restriegue.

Evite las duchas vaginales. Estas duchas pueden empeorar los síntomas de vaginitis, ya que eliminan las bacterias sanas que recubren la vagina. Estas bacterias ayudan a proteger contra la infección.

  • Evite el uso de aerosoles higiénicos, fragancias o talcos en la zona genital.
  • Utilice toallas sanitarias y no tampones mientras tenga una infección.
  • Si tiene diabetes, mantenga sus niveles de azúcar en la sangre bien controlados.

Deje que llegue más aire a la zona genital.

  • Use ropa suelta y no pantimedias.
  • Use ropa interior de algodón (en lugar de sintética) o ropa interior que tenga un forro de algodón en la entrepierna. El algodón aumenta el flujo de aire y disminuye la acumulación de humedad.
  • NO use ropa interior en la noche cuando duerma.

Las niñas y las mujeres también deben:

  • Saber cómo limpiar correctamente la zona genital al bañarse o ducharse.
  • Limpiarse bien después de usar el baño, siempre de adelante hacia atrás.
  • Lavarse muy bien antes y después de ir al baño.

Siempre practique las relaciones sexuales con precaución. Use condones para evitar contraer o contagiar infecciones.

Tratamiento de las candidiasis vaginales

Se utilizan cremas o supositorios para tratar las candidiasis vaginales. Puede comprar la mayoría sin necesidad de receta médica en farmacias, algunos supermercados y otras tiendas.

Autotratarse en la casa probablemente es seguro si:

  • Ha tenido candidiasis vaginal antes y conoce los síntomas, pero no ha tenido una gran cantidad de estas infecciones en el pasado.
  • Sus síntomas son leves y NO TIENE dolor pélvico ni fiebre.
  • No está embarazada.
  • No es posible que tenga otro tipo de infección por contacto sexual reciente.

Siga las instrucciones que vienen con el medicamento que está utilizando.

  • Use el medicamento durante 3 a 7 días, según qué tipo esté utilizando.
  • NO DEJE de usar el medicamento antes de tiempo si los síntomas desaparecen antes de haberlo terminado.

Algunos medicamentos para tratar candidiasis se utilizan solo por un día. SI NO tiene candidiasis, con frecuencia, un medicamento por un día podría funcionar.

Su proveedor de atención médica también le puede recetar un medicamento llamado fluconazol. Es una píldora que se toma una vez por la boca.

Para los síntomas más graves, es posible que necesite usar el medicamento antimicótico hasta por 14 días. Si tiene candidiasis vaginales frecuentes, el médico puede sugerirle el uso de medicamentos para estas infecciones todas las semanas para prevenirlas.

Si está tomando antibióticos por otra infección, consumir yogur con cultivos vivos o tomar suplementos de Lactobacillus acidophilus puede ayudar a prevenir una candidiasis vaginal.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si:

  • Sus síntomas no están mejorando
  • Tiene dolor pélvico o fiebre

Referencias

Gardella C, Eckert LO, Lentz GM. Genital tract infections: vulva, vagina, cervix, toxic shock syndrome, endometritis, and salpingitis. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 23.

Hoefgen HR, Merritt DF. Vulvovaginitis. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 549.

Comparte tu opinión