Ginkgo biloba: usos, beneficios y efectos secundarios

Ginkgo biloba: usos, beneficios y efectos secundarios
El ginkgo biloba es el único sobreviviente de numerosos parientes, hoy fosilizados. | Foto: GETTY IMAGES

Qué es el ginkgo

El ginkgo biloba es un árbol con características excepcionales, que lo han hecho perdurar por más de 250 millones de años (su existencia es anterior a la edad de hielo). Charles Darwin (1809-1882) se refirió a los ginkgo como "fósiles vivientes".

La especie Ginkgo biloba está clasificado dentro de su propia división, Ginkgophyta, y es el único sobreviviente de numerosos parientes, hoy fosilizados.

Se encuentra distribuido por todas las regiones templadas y húmedas del mundo, especialmente en oriente donde se encuentran árboles de más de mil años.

Otros nombres:

  • En español: Arbol sagrado, Árbol de oro, Árbol de las pagodas, Árbol de los cuarenta escudos, Árbol de los escudos, Gingo, Ginkgo.
  • En portugués: Guincos, Nogueira-do-Japão.
  • En francés: Arbre aux mille Écus, Arbre aux quarante Écus, Arbre fossile, Arbre sacré des temples D’asie, noyer du Japon, Arbre À noix, Arbre des pagodes, Noyer du Japon.

En medicina natural

El ginkgo se encuentra en el podio de los árboles más citados en artículos y libros de medicina natural y suplementos dietarios. Es muy grande la cantidad de información que se ha escrito sobre él, a menudo sin ningún rigor científico, por lo que se torna difícil esclarecer los errores en los que ha incurrido la literatura sobre plantas medicinales.

Es preciso tener el cuenta que el aspecto del uso tradicional en medicina del ginkgo, como de muchas hierbas que la fama les antecede, puede estar viciado de errores o publicidades engañosas. Debe ser leído y entendido como el aspecto histórico de uso de la planta que ha ido dando lugar a nuevos estudios científico y pruebas clínicas definitivas.

Usos tradicionales

Semilla

En la medicina tradicional China, la semilla del ginkgo biloba se ha utilizado durante siglos como antifúngica, antibacteriana, astringente, anticancerígena, digestiva, expectorante, tónica, sedante, antitusiva y vermífugo (contra algunos parásitos intestinales).

Según la tradición popular, la semilla se macera en aceite vegetal durante cien días y luego la pulpa se usa en el tratamiento de afecciones pulmonares, urinarias, y para tratar la infección por levaduras en el flujo vaginal.

Hoja

El uso medicinal de la hoja de ginkgo biloba, en cambio, se retrotrae a un pasado reciente en que los extractos concentrados y los suplementos dietarios fueron los promotores de su fama y difusión actual.

Los extractos de hojas se han utilizado para estimular la circulación sanguínea, mejorar la memoria, tratar la demencia, reducir los riesgos cardiovasculares, y tratar algunos trastornos auditivos como el tinnitus, entre otros.

La literatura científica NO respalda los usos clínicos de la hoja de ginkgo biloba natural, verde, seca, cruda, en infusión, tinturas o en extractos de baja concentración.

| Foto: IStock


Extractos concentrados

Los estudios científicos con algunos resultados apreciables corresponden a estudios contemporáneo sobre extractos concentrados unas 50 veces (50:1).

El extracto patentado EGb761® realizado por W. Schwabe Co. de Alemania ha sido tomada como un estándar para el uso terapéutico farmacológico y existen cientos de análisis bien catalogados de este producto concentrado de hoja de ginkgo.

El extracto estándar de hoja de ginkgo biloba, EGb761® contiene 2 componentes bioactivos principales, glucósidos flavonoides (24 %) y lactonas de terpeno (6 %), y tres tipos de ácidos ginkgólico.

Para qué se usa

Los estudios científicos actuales sobre el uso del Ginkgo biloba en medicina se refieren al uso de extractos de hoja seca concentrados estandarizados, tal es el caso del medicamento herbal EGb761® procesado por Willmar Schwabe Pharmaceuticals en Alemania desde el año 1964.

El extracto de Ginkgo biloba EGb761® ha sido popular en Europa a fin del siglo pasado y posteriormente difundido en Estados Unidos y otras partes del mundo por sus presuntas propiedades neuroprotectoras y su capacidad para ayudar a los problemas circulatorios.

Se supone que el extracto de ginkgo biloba contribuye con el transporte de oxigeno en el torrente sanguíneo, esto serviría para ayudar a resolver problemas circulatorios periféricos o microcirculación, y por ende ayudaría a tratar la insuficiencia cerebral, la deficiencia cognitiva, enfermedad de Alzheimer, confusión mental, vértigo, tinnitus y serviría en pacientes sanos para tonificar el cerebro, estimular la memoria, y reducir el letargo, entre otros.

La bibliografía que se ha escrito sobre el EGb761®, y extractos similares, es realmente extensa, miles de páginas referidas a estos extractos que dicen y desdicen acciones posibles conforme se avanza con estudios clínicos mejor diseñados y más abarcativos.

Citaremos algunas acciones que han sido estudiadas bajo cierto rigor científico sobre el uso de los extractos concentrados.

Acción antioxidante

Estudios en laboratorio y con animales sugieren que el G. biloba, por la concentración de tanino en la hoja, posee una potentes actividad de eliminación de radicales libres con efecto antioxidante en ratas. Es de suponer que en un futuro próximo se prueben diversos extractos en estudios clínicos doble ciego que certifiquen el bienestar para la salud. Yao et al. (2005), Brunetti y col. (2006), Yuan et al. (2010), Erdogan et al. (2006), Qaâdan et al. (2010 y 2011), Liu et al. (2009c).

Acción neuroprotectora, enfermedad de Alzheimer y demencia

Al analizar los cientos de estudios del EGb761® sobre la acción neuroprotectora, tratamiento de Alzheimer y demencia, encontramos importante heterogeneidad para la mayoría de los resultados finales.

Siempre analizando los estudios clínicos, en apariencia bien diseñados, encontramos que algunos afirman una rotunda acción positiva, mientras que otros no denotan cambios con el placebo; y como en el caso de la ciencia no se trata de mayorías para definir un resultado final, hasta que no existan estudios clínicos amplios, minuciosos con evidencia definitiva, NO se puede garantizar buenos resultados del EGb761® para ésta acción.
Hofferberth, (1994), Kanowski et al., (1996, 1997), Le Bars et al., (1997), Winker, (1997), Dekosky et al. (2008), Ihl y col. (2011), Weinmann y col. (2010), Kasper y Schubert (2009), Napryeyenko y col. (2009), Yancheva y col. (2009), Ihl et al. (2010), Birks y Grimley Evans (2009), Janssen y col. (2010), Fu y Li (2011), O’Brien y Burns (2011).

Demencia: Para establecer si existen beneficios del ginkgo para ser usado en la demencia se requieren más estudios de alta calidad.

Alzheimer: Según la (segunda) declaración de consenso revisada de "British Association for Psychopharmacology" Noviembre 18, 2010: Hasta que no haya más evidencia, NO se pueden recomendar otros medicamentos, incluidas las estatinas, los antiinflamatorios, la vitamina E y el ginkgo biloba, para el tratamiento o la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Acción sobre las enfermedades cardiovasculares

En las ultimas dos décadas hay una creciente evidencia del papel potencial de los extractos concentrados de Ginkgo biloba en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Estudios in vitro y modelos animales han demostrado que los extractos ejercen su acción a través de diversos mecanismos que aun se discuten. Existen, además, ensayos clínicos algo contradictorios en donde se han probado extractos para el tratamiento de la insuficiencia arterial-venosa y en la prevención de la trombosis. El conjunto de ensayos denota una falta de evidencias concretas para evaluar esta acción y los presuntas interacciones con otros medicamentos. Witte et al. (1992), Deng et al. (2009), Kuller y col. (2010), Siegel y col. (2007), Kotil et al. (2008), Patel y Hamadeh (2009).

Acción sobre las enfermedades arteriales periféricas y claudicación intermitente

Se ha demostrado en ensayos clínicos que los extractos de Ginkgo biloba GB-8, EGb761®, tienen efectos beneficiosos para ayudar a sobrellevar la insuficiencia arterial moderada y la enfermedad arterial oclusiva periférica. Drabaek y col. (1996), Peters y col. (1998), Koltermann et al. (2007), Wang y col. (2007b).

Gardner et al. (2008). afirmó que los datos que él obtuvo NO respaldaron el uso de ginkgo biloba como terapia efectiva para la enfermedad arterial periférica.

En cuanto a pacientes que padecen claudicación intermitente existen contradicciones de dos estudios: Pittler y Ernst (2000) y Nicolaï et al. (2010).

Acción para tratar la enfermedad de Parkinson

Pruebas con animales demostraron parcialmente que extractos de ginkgo biloba podrían tener un efecto positivo sobre la enfermedad de Parkinson, y es de esperar que pruebas clínicas corroboren esta acción para los extractos de ginkgo.

Kim et al. (2004), Koutsilieri and Riederer (2007), Rojas et al. (2009), Zhang et al. (2009a).

Acción cognitiva, nootrópica (para estimular la memoria y ciertas funciones mentales)

Ensayos con animales usando diversos extractos de ginkgo biloba y el estándar EGb761® sugieren una posible efecto protector de la memoria y mejoría de las funciones cerebrales, mientras que estudios y ensayos clínicos utilizando estándares iguales de ginkgo son poco alentadores, o denotan una mejoría poco aprensible de los pacientes. Es necesario que se realicen más estudios de calidad que den definitivamente una respuesta clara a las posibilidades de los extractos de ginkgo biloba para esta acción. Mientras tanto, aconsejamos ver los siguientes ensayos y revisiones.

Pruebas con animales: Stoll et al. (1996), Yang et al. (2007), Duan y Yuan (2008), Oliveira y col. (2009), Satvat y Mallet (2009), Blecharz-Klin et al. (2009), Yoshitake et al. (2010), Walesiuk y Braszko (2010).

Ensayos clínicos y revisiones: Grässel (1992), Kennedy et al. (2000), (Nathan et al. 2002), Solomon et al. (2002), Dartigues et al. (2007), Elsabagh et al. 2005), Cieza y col. (2003), Wang y col. (2010a), (Zhang et al. 2011).

Acción Otoprotectora y tratamiento del fenómeno Tinnitus o acúfenos

Según una revisión realizada por Holstein en el 2001 sobre 19 ensayos clínicos que investigaron los efectos del extracto de Ginkgo biloba EGb761® para tratar la Tinnitus, se encontró que 8 estudios, donde la tinnitus tenía como mayor causa la insuficiencia cerebrovascular o trastornos laberínticos de génesis variable, resultaron que el uso de EGb761® fue significativamente superiores tratamiento con placebo o fármacos de referencia aplicados por períodos de 1-3 meses. Holstein (2001).

Hilton y Stuart en el año 2004, y Smith y col. en el año 2005, publicaron revisiones de los estudios en contra a la primera del 2001, Descubrieron que el número de casos con resultados positivos, además de ser escasos, eran técnicamente defectuosos y no fueron publicados en revistas respetadas, denotando que NO era evidencia confiable de que ginkgo biloba fuera eficaz para tratar el tinnitus.

En un artículo del año 2011, Canis et al., un estudio retrospectivo de 94 pacientes encontró que la administración ginkgo biloba por un período continuo de 4 meses NO mostró una eficacia significativa en el tratamiento del tinnitus subagudo. Hilton and Stuart (2004), Smith et al. (2005), Canis et al. (2011).

Mas estudios: Reisser y Weidauer (2001), Burschka et al. (2001), Drew 2001, Morgenstern y Biermann (2002), Huang et al. (2007), Kaptan et al. (2008), Emir et al. (2009), Seo et al. (2009), Nevado et al. (2010), y Yang et al. (2011).

Acción para tratar el síndrome de Vértigo

Según tres estudios clínicos analizados, el EGb761® fue eficaz en el tratamiento de síndromes vertiginosos. Los tres estudios utilizaron diferentes dosis, tiempos de análisis e incluso combinaciones de medicamentos. Haguenauer y col. (1986), Cesarani et al. (1998), Hamann (2007).

Acción antihiperlipidémica / antihipercolesterolémica

Se descubrió que el extracto de ginkgo biloba disminuye el contenido de colesterol total, los niveles de colesterol de lipoproteína de baja densidad y aumentó los niveles de colesterol de lipoproteína de alta densidad en plasma de rata en comparación con los del grupo de hiperlipidemia inducida por la dieta. Xie et al. (2009b), Zhang et al. (2009b).

Aunque solo hay escasas pruebas in vitro y en animales, es de esperar que estos estudios iniciales devengan en un futuro prometedor para tratar la colesterolémica y la hiperlipidémica.

Acción para tratar la Osteoporosis y la Sarcopenia (escasez muscular)

Tres estudios sorprendentes proponen resultados que dan solución a afecciones que durante mucho tiempo no encontraban tratamiento. Es de esperar que no se tarde en que se confirme o rechacen estas propuestas. Bidon y col. (2009), Lucinda et al. (2010a), Lucinda et al. (2010b).

Acción protectora del nervio óptico y oftálmica

En un estudio parcial con animales se demostró que el extracto de ginkgo biloba protege los nervios ópticos de las lesiones. Se descubrió que la ginexina (extracto de ginkgo biloba) aumenta la supervivencia de la célula del ganglio retiniano en el modelo de lesión por aplastamiento del nervio óptico de ratas. (Kang et al. 2003). (Xie et al. 2009a). Ma y col. (2009) (Ma et al. 2010). (Wu et al. 2008).

Ensayos clínicos para evaluar el efecto del extracto de Ginkgo biloba, realizados por Quaranta y col. en el 2003, sobre 27 pacientes con daño bilateral en el campo visual resultante del glaucoma de tensión normal, denotaron una mejora significativa en los índices de los campos visuales. Quaranta et al. (2003 ).

Russo y col. en estudios clínicos realizado en el 2009, encontraron que los pacientes con conjuntivitis alérgica tratados con extracto de ginkgo biloba más solución oftálmica de ácido hialurónico (GB-HA) mostraron una disminución significativa en la aparición de síntomas clínicos como hiperemia conjuntival, secreción conjuntival y quemosis. Russo y col. (2009)

Acción antiinflamatoria

Estudios de diversos extractos de ginkgo biloba realizados in vitro y con animales afirman una posible acción antiinflamatoria que deberá ser estudiada en profundidad antes de afirmar los beneficios para enfermedades inflamatorias relacionadas. Kim et al. (1997), Wadsworth et al. (2001), Kwak et al. (2002), Son et al. (2005), Lim et al. (2006), Weng et al. (2008), Kwon et al. (2009), Bao et al. (2010), THaines et al. (2011).

Acción antidiabética

Unos pocos estudios in vitro indican una acción positiva para tratar la diabetes en un futuro, pero faltan pruebas para evaluar esta posible acción. Schneider et al. (2009), Li y col. (2010a y 2010b), Zhou et al. (2011).

Acción para tratar el Vitiligo

Parsad y col. (2003), Szczurko y col. (2011).

Acción Antifertilidad y sobre el comportamiento sexual

Shiao y Chan (2009) Chan (2005), Chan (2006), Hsuuw et al. (2009), Fernandes et al. (2010), Yeh et al. (2008), Yeh y col. (2010), Meston y col. (2008).

Acción hepatoprotectora

Zhang et al. (2007), Keles et al. (2008), Taki et al. (2009), Chávez-Morales et al. (2010), Zhou et al. (2010b), Yapar et al. (2010).

Acción para tratar el Síndrome Premenstrual

Ozgoli y col. (2009).

Acción Hipolipidémica y Antiobesidad

Gu y col. (2009), Bustanji et al. (2011).

Acción protectora renal

Zhou y col. (2005), Gulec et al. (2006), Zhong et al. (2007), Wang et al. (2009a), Tang et al. (2009).

Acción antimutagénica

Vilar y col. (2009), Hsu y col. (2009), Wang et al. (2010b).

Acción antihipertensiva y tratamiento para la migraña

Pinto Mda y col. (2009), D’Andrea et al. (2009), Brinkley y col. (2010), Usai et al. (2010), Esposito y Carotenuto (2011).

Acción anticancerígena

Chan y Hsuuw (2007), Zhang et al. (2008), Rajaraman et al. (2009), Jiang et al. (2009), Koltermann et al. (2009), Feng et al. (2009), Estudios de Hao et al. (2009b), Zhou et al. (2010a), Kang et al. (2010), Biggs et al. (2010).

| Foto: IStock


Cómo se usa

Sobre el uso tradicional del ginkgo biloba solo se encuentran dosis para los frutos, mientras que para el uso de la hoja no se encuentran dosis mínimas o máximas estudiadas dado que el uso de la hoja se convierte en popular de la mano de los extractos concentrados.

La concentración de los extractos es de alrededor de 50 veces en 1 (50:1) es decir que para consumir el equivalente de una pastilla de 240 miligramos de extracto hace falta 12 gramos de hoja seca, eso sería a grandes rasgos, todas las hojas que se pueden agarrar con las dos manos abiertas.

Vía oral (adultos)

En cuanto a los extractos concentrados de Ginkgo biloba EGb761® o similares estandarizados, existen dosis de referencia, aunque como siempre aclaramos, es el medico responsable quien debe indicar y ajustar la dosis.
Según las pruebas clínicas encontradas apuntamos las siguientes dosis para los extractos estándares:

  • Problemas cognitivos, demencia y deterioro de la memoria: 120 a 240 mg. al día en 3 o 4 tomas
  • Trastorno de ansiedad: 240 a 360 mg. diarios.
  • Glaucoma de tensión normal: 120 a 160 mg. al día.
  • Claudicación intermitente, vértigo: extracto estandarizado de 120 a 320 mg. por día.
  • Para mejorar la función cognitiva y el estado de ánimo: 120 a 240 mg. al día.
  • Vitiligo: 120 mg. por día.

Preocupación sobre el uso del Ginkgo biloba

Algunos estudios que tratan efectos secundarios: Liu et al. (2004), DeKosky et al. (2008; Snitz et al. (2009), He et al. (2009), Leistner y Drewke (2010), Zehra et al. (2010).

Hojas

En apariencia los extractos estandarizados de hoja de ginkgo son bien tolerados cuando se usan a las dosis recomendadas, no obstante, existen registros de numerosos casos donde los extractos resultaron sospechosos de efectos colaterales, como hemorragias, hipertensión, convulsiones, posible riesgo de sangrado gastrointestinal, desordenes cerebrovasculares, y diarrea, entre otros.

En general, hay una falta de evidencia concreta, tanto de algunas de las acciones y beneficios como de los efectos colaterales y la interacción medicamentosa.

Algunos autores (Joanne Barnes, Linda A Anderson and J David Phillipson) afirman que, en vista de la falta de pruebas concluyentes sobre los beneficios y los riesgos posibles, "es extremadamente improbable que el equilibrio beneficio-daño esté a favor de los pacientes".

Dicha esta recomendación, es preciso que sea un responsable de la salud calificado quién indique el uso de hoja de ginkgo biloba y sus extractos, analizando minuciosamente cada caso en particular.

Semilla

Las semillas de ginkgo biloba son comestibles pero consideradas toxicas en alta dosis, en Japón la intoxicación con semillas de Ginkgo se llama "sitotoxismo gin-nan". No son muchos los casos reportados pero el 27% de las intoxicaciones con semillas resultaron letales. Los síntomas de intoxicación son convulsiones epileptiforme, parálisis de las piernas, y si la dosis es muy elevada pueden provocar la muerte.

Al igual que ocurre con el uso de las hojas o extractos, deberá ser un profesional de la salud quien analice minuciosamente el riesgo-beneficio del consumo de semillas de ginkgo biloba.

Uso contraindicado

Por las acciones farmacológicas documentadas, el ginkgo biloba y sus extractos debe ser controlados por un profesional de salud y considerada un medicamento pese al estimulo publicitario de autotratamiento.

Es muy importante que tener en cuenta que dadas las acciones farmacológicas registradas del ginkgo biloba y sus extractos, debe considerarse que la acciones químicas de sus hojas interfieran con otros medicamentos administrados simultáneamente, particularmente aquellos con efectos similares (anticoagulantes y antiplaquetarios), o de efecto antagónico.

El ginkgo y los extractos NO deben usarse durante el embarazo y la lactancia. En vista de los usos previstos del ginkgo y las acciones farmacológicas documentadas, no es adecuado para el autotratamiento.

Fuentes consultadas:

Edible Medicinal and Non-Medicinal Plants, T.K. Lim.

Ginkgo Biloba A Global Treasure. Terumitsu Hori, Robert W. Ridge, Walter Tulecke, Peter Del Tredici, Jocelyne Tremouillaux-Guiller, Hiroshi Tobe. ISBN: 978-4-431-68418-3.

Ginkgo biloba, Medicinal and Aromatic Plants, Industrial Profiles. Ed. Teris A.van Beek ISBN: 0-203-30494-2.

Herbal Medicine: Expanded Commission E.

Herbal Medicines, Joanne Barnes, Linda A Anderson and J David Phillipson ISBN: 978 0 85369 623 0.

Herbs & Natural Supplements - Lesley Braun, Marc Cohen.

Herbs & Natural Supplements - Lesley Braun, Marc Cohen.

Medicinal plant Monograph - Cassandra L. Quave - 4.2013.

U.S. Food and Drug Administration (FDA).

Comparte tu opinión