Cuáles son los usos y beneficios del aceite de oliva extra virgen

El aceite de oliva extra virgen es un aderezo muy popular en todo el mundo.

Esto no solo se debe a que es un ingrediente clave en la dieta mediterránea, sino también a sus propiedades saludables. Aquí veremos todos sus beneficios y cómo se diferencia de los otros tipos de aceites de oliva.

Cuáles son los usos y beneficios del aceite de oliva extra virgen
Recipiente con aceite de oliva extra virgen junto a ramas de olivo y aceitunas negras. | Foto: GETTY IMAGES

Distintos tipos de aceite de oliva

El aceite de oliva es un aceite vegetal que se obtiene de la aceituna u oliva, fruto del olivo (Olea europaea).

Históricamente, este aderezo ha estado ligado a la región mediterránea. Actualmente, España, Grecia e Italia acaparan las tres cuartas partes de la producción mundial. El aceite de oliva se diferencia en:

  • Aceite de oliva extra virgen: es el aceite de oliva con mayor calidad, y existen normas específicas que cumplir para elaborarlo. Se utilizan aceitunas de buena calidad que se someten a procedimientos mecánicos (sin refinamiento). El resultado es un aceite de color verde intenso, fuerte y agradable sabor y olor, y mayor concentración de vitaminas y minerales que los otros tipos de aceite de oliva. Su nivel de acidez debe ser inferior a 0.8%.
  • Aceite de oliva virgen: al igual que en el caso anterior, no se usan productos químicos para obtenerlo. Las normas de su producción no son tan estricticas, por lo que tiene un sabor menos intenso. Además, su nivel de acidez debe ser menor o igual a 2%.
  • Aceite de oliva: es una mezcla de aceite de oliva virgen (entre 20 y 25%) y aceite de oliva refinado (entre 75 y 80%). Este último se obtiene mediante el uso de productos químicos y altas temperaturas para desodorizarlo, decolorarlo y reducir su acidez. Es de menor calidad que los aceites anteriores, con un sabor más neutro y color más claro.

Beneficios del aceite de oliva extra virgen

Las propiedades del aceite de oliva extra virgen dependen en gran medida de la variedad de aceituna que se utiliza para su producción, los métodos de procesamiento y las formas del almacenamiento.

La mayoría de sus propiedades deriva del alto contenido de ácido oleico que posee (llegando en algunos casos a representar el 75%).

Además, al estar menos procesado, el aceite de oliva extra virgen es más rico en vitaminas solubles en grasa, como la A, D, K, y, especialmente, E. Gracias a esta rica composición nutritiva, su consumo se vincula a diferentes beneficios para la salud:

Ayuda a controlar los niveles de colesterol

El aceite de oliva extra virgen posee grasas monoinsaturadas que ayudan a disminuir los triglicéridos en sangre y las lipoproteínas de baja densidad, comúnmente llamadas "colesterol malo", a la vez que incrementa la presencia de lipoproteínas de alta densidad, mejor conocidas como "colesterol bueno".

Contra la diabetes

Existe evidencia que muestra que el ácido oleico del aceite de oliva extra virgen tiene efectos beneficiosos sobre el metabolismo de la glucosa y de las grasas en pacientes con diabetes tipo 2.

Consumir este aceite también se asocia a un mejor control de los niveles de azúcar en sangre.

Cuida la piel

Por su calidad antioxidante y riqueza en ácidos grasos esenciales, especialmente el ácido oleico, el aceite de oliva extra virgen contribuye al cuidado de la piel, favoreciendo la hidratación, conservación y elasticidad cutánea.

Se puede usar para realizar suaves masajes y así tonificar la piel, disminuir la presencia de estrías, y combatir la resequedad. Incluso se lo usa para tener cabello y uñas fuertes y saludables.

Digestivo

Gracias a que es rico en grasas saludables, el aceite de oliva extra virgen puede funcionar como un lubricante natural.

Esto promueve un correcto funcionamiento del proceso digestivo, a la vez que protege las paredes estomacales e intestinales.

Su consumo regular también se vincula a un menor riesgo de problemas gastrointestinales, como gastritis, irritación, o estreñimiento.

Propiedades antioxidantes

El aceite de oliva extra virgen posee ciertos compuestos, como la vitamina E o el ácido oleico, que tienen potentes efectos antioxidantes.

Estos son útiles para reducir el impacto de los radicales libres, moléculas inestables que afectan a las estructuras celulares sanas y promueven la aparición de enfermedades.

Protección contra infecciones

Aunque la evidencia disponible aún es escasa, el consumo de aceite de oliva extra virgen suele asociarse a la prevención de infecciones provocadas por bacterias, como Escherichia coli o Salmonella.

Precauciones

A pesar de sus beneficios, no debemos olvidar que el aceite de oliva está compuesto aproximadamente en un 90% por grasas. Aunque en su mayoría son saludables, su aporte calórico es muy elevado.

Por ello, los expertos advierten que consumir aceite de oliva en exceso puede aumentar el riesgo de sobrepeso si no se complementa su consumo con una dieta saludable y ejercicio regular.

Lo ideal es utilizar el aceite de oliva para condimentar, sin embargo, también puedes usarlo para cocinar, aunque cuando lo hagas, procura no calentarlo demasiado o evitar que humee. Tampoco se recomienda su reutilización.

Recuerda protegerlo de la luz solar, preferentemente en lugares oscuros y frescos, y mantenerlo bien cerrado, para que no se ponga rancio.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión