Acacia

Acacia

¿Qué es?:

La acacia es la goma que exuda del árbol de acacia. Es una fibra vegetal que puede disolverse en el agua.

Como medicina, la acacia se ingiere para tratar los niveles de colesterol alto, el síndrome de colon irritable (SCI), y para perder peso. También se la usa para eliminar las toxinas del cuerpo y como prebiótico para estimular las bacterias «buenas» en los intestinos.

Como medicina, la goma arábiga se toma por vía oral para reducir los niveles de colesterol. Se la aplica también en la piel para disminuir la inflamación (enrojecimiento).

En la industria manufacturera, la acacia se utiliza como un ingrediente farmacéutico en los medicamentos para la garganta o para la inflamación del estómago y como agente formador de finas películas usadas en las máscaras para la limpieza facial.

No se debe confundir el acai, el aromo o la acacia dulce (Acacia farnesiana).

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Colesterol alto. La ingesta de acacia no parece disminuir los niveles de colesterol.

¿Cómo funciona?:

La acacia es una fuente de fibra vegetal. Tiende a causar saciedad, por eso podría detener el hambre más rápidamente que otro tratamiento. Podría causar pérdida de peso y bajar los niveles de colesterol.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La acacia ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en adultos en cantidades comúnmente presentes en los alimentos.

La acacia ES POSIBLEMENTE SEGURA si se ingiere en cantidades recomendadas para fines médicos. Se han usado de manera segura en dosis de hasta 30 gramos durante 6 semanas. Sin embargo, puede causar efectos adversos menores, incluidos gases, distensión abdominal, náuseas y heces blandas.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información acerca del uso de la acacia durante el embarazo y la lactancia. Sea precavido y evite su uso.

Asma: Las personas con asma podrían ser sensibles al polen de la acacia.

Alergias cruzadas: Las personas con alergias conocidas a otras plantas, como centeno o corteza de quillalla, podría reaccionar a la acacia.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Amoxicilina (Amoxil, Trimox)

La acacia puede impedir que el cuerpo absorba el antibiótico amoxicilina (Amoxil, Trimox). Para evitar esta interacción, tome la acacia por lo menos cuatro horas antes o 4 horas después de tomar amoxicilina (Amoxil, Trimox).

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La dosis apropiada de acacia depende de muchos factores tales como la edad de la persona, el estado de salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el uso de acacia. Tenga en cuenta que los productos naturales no son siempre necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones en las etiquetas de los productos y consulte con su farmacéutico, doctor u otro proveedor de salud médica antes de usarlos.

Otros nombres:

Acacia arabica, Acacia senegal, Acacia verek, Arbre à Gomme Arabique, Bum Senegal, Bomme Arabique, Bomme de Senegal, Bummae Momosae, Gomme Acacia, Gomme Arabique, Gomme d’Acacia, Gomme Sénégal, Gommier Blanc, Gum Acacia, Gum Arabic, Khadir, Kher, Kumatia, Mimosa senegal, Senegalia senegal.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión