Lavanda para aliviar el dolor de cabeza

Lavanda para aliviar el dolor de cabeza
| Foto: THINKSTOCK

Natural Medicines, empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa, refiere que la lavanda es originaria del Mediterráneo, de la Península Arábiga, de Rusia y de África. A través de la historia ha sido utilizada con fines cosméticos y medicinales y en tiempos modernos se cultiva en el mundo entero. Los aceites perfumados de sus flores son empleados tanto en aromaterapia como en la elaboración de panes y pasteles, velas, cosméticos, detergentes, jaleas, aceites para masajes, perfumes, champús, jabones y té.

Por su parte la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, indica que tradicionalmente, el aceite esencial de lavanda se inhalaba para aliviar dolores de cabeza, ansiedad, y estrés.

Si bien, no hay evidencia científica contundente sobre la eficacia de la lavanda para los síntomas de dolores de cabeza, se sabe que los herbolarios utilizan partes de la flor de lavanda y aceite derivado de la planta para aliviarla. Según la Universidad de Maryland Medical Center, en Estados Unidos, el olor de la lavanda es tranquilizante y reduce la inflamación de las venas del sistema vascular que rodean el cerebro.

Un ensayo clínico controlado con placebo realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Mashhad en Irán, mostró la eficacia de la inhalación de aceite esencial de lavanda. Los participantes fueron instruidos a frotar 2 o 3 gotas de aceite esencial de lavanda en su labio superior al sentir los primeros signos de dolor de cabeza e inhalar el aroma durante 15 minutos. Luego se les pidió anotar la severidad de su dolor de cabeza.

Los resultados indican que la inhalación de aceite esencial de lavanda ante los primeros síntomas de una migraña reduce la severidad del dolor de cabeza y los síntomas asociados con la migraña.

La inhalación es la manera más sencilla y también la más recomendable para sacar provecho a las propiedades de la lavanda. Se puede inhalar de un pañuelo, de la almohada en que descansamos o a través de vaporizadores.

Para el dolor de cabeza también se puede preparar una infusión de lavanda. Tan solo pon a calentar la cantidad de agua que vas a utilizar. Una vez que alcance el punto de ebullición retira del fuego y vierte dentro una taza en la que previamente has depositado la planta seca (una cucharada pequeña, aproximadamente 2 o 3 gramos) o la hierba fresca (un puñado de hojas o flores). Tapa inmediatamente y deja reposar entre 5 y 10 minutos. Este paso es fundamental para evitar que se evaporen las sustancias activas y pierda sus propiedades. Cuela y bebe.

También te puede interesar:

Comparte tu opinión